El mejor abono para tus geranios: una guía casera y ecológica

Abono casero para geranios

Hacer abono casero para geranios es más sencillo de lo que parece. Estas hermosas plantas no requieren grandes cuidados y son ideales para regalar debido a su belleza y facilidad de mantenimiento. Si deseas fortalecer tus geranios con un abono perfecto, te explicaremos cómo utilizar productos orgánicos de forma ecológica, natural y elaborada en la comodidad de tu hogar.

¿Cómo preparar abono para geranios?

Podemos aprovechar los residuos orgánicos vegetales que utilizamos en nuestro día a día para hacer abono orgánico. Por ejemplo, las cáscaras de frutos secos, la piel de las frutas y los tallos de ciertas verduras son excelentes opciones. Además, el café, las cáscaras de huevo y los ajos secos no solo aportan nutrientes beneficiosos, sino que también ayudan a prevenir plagas de insectos como la cochinilla algodonosa. Incluso puedes utilizar virutas de madera, hojas y malas hierbas de tu propio jardín. De esta manera, generarás más abono y reducirás la cantidad de residuos.

Abono casero para geranios

¿Cómo abonar geranios?

Para empezar, necesitarás un contenedor de compost específico o cualquier recipiente accesible, como un envase de plástico o una caja de fruta. Asegúrate de hacer agujeros en el recipiente para permitir que la materia orgánica respire, lo cual es vital para obtener un abono de calidad. Luego, añade compost en el recipiente a resguardo de la lluvia y coloca una capa de restos vegetales secos, como fibra de coco, cada vez que agregues fruta. Rocía ligeramente con agua y mantén el recipiente cubierto.

Abono casero para geranios

Antes de aplicar el abono, asegúrate de remover la tierra para lograr un buen drenaje. Luego, coloca el abono casero alrededor de la planta, formando un círculo, sin alcanzar mucha profundidad. Es preferible colocarlo justo por encima de las raíces.

Further reading:  Cuidados del geranio en invierno: mantén tus plantas protegidas y florecientes

Cuidados de los geranios

Después de aplicar el abono, riega abundantemente tus geranios. Es recomendable abonar regularmente sin manipular demasiado la planta para evitar dañar su estructura. Recuerda no encharcar la tierra ni mojar las hojas, ya que esto puede causar oxidación.

Abono casero para geranios

Exceso de abono en geranios

Si has seguido nuestros consejos y no has abonado directamente en las raíces, no debes preocuparte por un exceso de calcio que pueda perjudicar a la planta. Siguiendo el círculo alrededor de la planta, permitirás una mejor absorción y a un ritmo apropiado. Si ves hojas amarillas o la muerte de la planta, es posible que hayas excedido el abonado. En caso contrario, tu planta estará en buen estado.

Ahora que conoces los secretos para hacer abono casero para geranios, ¿quieres compartir algún consejo extra? ¡Compártelo en los comentarios! Y si quieres explorar más consejos sobre jardinería, visita Una Planta.

YouTube video
El mejor abono para tus geranios: una guía casera y ecológica