Jardín: ¡Descubre la fascinante belleza de las Achiras!

Advertisement

¡Aún hay tiempo para disfrutar de estas maravillosas plantas que cautivan la mirada y seducen a todos con el encanto de sus flores llamativas!

En esta ocasión, hemos contactado al vivero V.A. (Vélez Ancaten) de Plaza Huincul para adentrarnos en el mundo de esta especie y aprender más sobre sus cuidados y características. Las Achiras son verdaderas rarezas de la naturaleza, reconocidas como unas de las flores más hermosas y ornamentales que merecen un lugar destacado en cualquier jardín.

Una planta con muchas caras

La planta de achira, también conocida como Canna indica, tiene al menos 26 nombres diferentes. Estas variedades son híbridos logrados a través del cruce de diferentes especies de Achira, como la Canna fláccida, indica, coccinea y glauca, todas agrupadas bajo el nombre de Canna generalis. Pertenece a la familia de las cannáceas y es una planta perenne.

Se trata de una planta herbácea y rizomatosa. Sus tallos pueden alcanzar alturas de 0.40 a 2.5 metros y están cubiertos por vainas envolventes de hojas. Los peciolos, que son los apéndices que unen las hojas al tallo, son generalmente oblongos u ovales, de 0 a 70 cm de largo y de 5 a 30 cm de ancho. Sus hojas son grandes y llamativas, de color verde y en ciertas épocas pueden adquirir tonalidades rojo-purpúra.

Achiras
Algunas Achiras presentan colores sólidos, mientras que otras tienen pintitas.

Cuidados y recomendaciones

La Achira requiere de exposición solar y debe ser protegida del frío y el viento. Le encantan los riegos abundantes en verano, pero en primavera y otoño es recomendable moderarlos, y en invierno deben ser aislados. Sus flores despliegan una amplia paleta de colores, desde lisos hasta combinaciones únicas en las que la naturaleza salpica mágicamente sus pétalos. La floración comienza en verano y se despide con la llegada de las heladas.

Further reading:  Cinta o malamadre: Una planta llena de encanto y fácil de cuidar

Esta planta se adapta a distintos tipos de terrenos, aunque prefiere aquellos que sean sueltos, fértiles y con buen drenaje, con una profundidad de más de 30 cm. Puede cultivarse en cualquier tipo de suelo, pero no prospera en terrenos con exceso de humedad. Requiere de al menos seis horas diarias de luz solar directa para florecer.

En primavera, es recomendable realizar riegos semanales, aumentando a 3 o 4 veces por semana durante su período de crecimiento. Durante su plena floración, se recomienda regar cada 2 días, evitando mojar las flores y las hojas. En otoño, el riego se reduce, y aún más en invierno.

Advertisement

Achiras rojas
Las Achiras rojas destacan por su impresionante tonalidad.

Poda y propagación

La poda de las flores marchitas estimula la floración. Además, es necesario cortar completamente las hojas y los tallos cuando se marchitan con las primeras heladas, ya que brotarán nuevamente en primavera. Las flores se agrupan en inflorescencias, es decir, nacen juntas y unidas en un mismo tallo. Pueden ser de colores rojizos, naranjas, amarillos o rosas, y su vida se extiende desde mediados de primavera hasta casi el final del otoño.

La Achira es una planta de exterior que se desarrolla en regiones donde la temperatura no desciende por debajo de los -10ºC. El mejor momento para plantarla o trasplantar sus rizomas es a finales de invierno o principios de primavera. Se deben plantar a una distancia de 30 a 50 cm entre sí y a una profundidad de aproximadamente 10 cm.

Esta planta se propaga fácilmente debido a su adaptabilidad y su resistencia a plagas y enfermedades, características típicas de las cannáceas. El rizoma tiende a salir a la superficie, y su manejo agronómico es similar al de las papas. En Colombia, también es conocida como chisgua o risgua.

Further reading:  Los Principales Enemigos de Nuestras Plantas del Jardín: ¿Qué Sabes sobre los Hongos?

Las Achiras son una opción encantadora para añadir color y belleza a tu jardín. Si estás buscando una planta versátil, resistente y de gran atractivo estético, no dudes en descubrir las maravillas que las Achiras pueden ofrecerte.

¡Para obtener más información sobre el cuidado y cultivo de las Achiras, visita Una Planta!

Advertisement