Descubre 11 formas divertidas de aprender sobre plantas

En la actualidad, los niños estudian ciencias naturales desde los primeros años de escolarización, donde adquieren conocimientos básicos sobre el entorno y los seres vivos. Uno de los temas que deben aprender es sobre las plantas: sus partes, características, propiedades, necesidades y funciones. Sin embargo, esto puede resultar tedioso para los más pequeños. ¡Pero no te preocupes! Existen formas lúdicas y divertidas de aprender sobre las plantas. ¿Quieres descubrir cómo? ¡Sigue leyendo!

La importancia de aprender de manera práctica

Resulta contradictorio estudiar ciencias naturales únicamente desde un punto de vista teórico. Es fundamental que los niños estén en contacto con la naturaleza para poder comprender todo lo que ocurre en ella. Por ello, se recomienda que los más pequeños aprendan estos contenidos de manera práctica, a través de la experimentación, la exploración, la manipulación y la observación del entorno.

De esta forma, ellos mismos serán los protagonistas de su propio aprendizaje, adquiriendo conocimientos de forma significativa y fomentando su curiosidad y descubrimiento del mundo en el que viven. Además, retendrán y afianzarán con mayor facilidad los conceptos básicos relacionados con las ciencias naturales. ¡Y esto es fundamental para su desarrollo futuro y el cuidado responsable del planeta!

Further reading:  Crea tu propio oasis mediterráneo en el jardín

Actividades lúdicas para aprender sobre las plantas

A continuación, te proponemos algunas actividades divertidas para llevar a cabo con los más pequeños de la casa y que aprendan sobre las plantas y el respeto hacia el medioambiente.

1. Vídeos educativos sobre las plantas

Una forma muy entretenida y diferente de aprender es utilizando vídeos. A través de la plataforma educativa Smile and Learn, podrás encontrar un vídeo educativo con ilustraciones llamativas y una explicación clara y sencilla sobre las partes y funciones de las plantas. ¡La información visual facilitará su comprensión y retención en la memoria!

2. Manualidades con hojas secas

¿Qué te parece hacer manualidades con hojas secas o pétalos de flores? Invita a los niños a dar un paseo por el campo y recoger hojas y flores caídas de los árboles. Luego, aprovechen estos recursos naturales para realizar diversas manualidades, como collages, adornos, cuadros o marcos para fotos. De esta manera, los más pequeños desarrollarán su creatividad experimentando con los olores y texturas de la naturaleza.

3. Plantar legumbres en algodón

A través de la plantación de una legumbre en algodón, los niños podrán entender mejor el proceso de germinación de una planta y adquirir hábitos de cuidado. Solo necesitarán un vaso o envase de yogur, trozos de algodón húmedo y una legumbre. Podrán observar cómo la planta crece día tras día.

4. Ventajas de hacer semilleros

Los semilleros permiten ahorrar semillas y garantizar la germinación y calidad de las plantas. Además, permiten siembras adelantadas y un manejo más controlado de las malas hierbas. ¡Los niños podrán estar más atentos a la evolución del sembradío!

5. Cómo obtener las semillas

Es importante saber cómo obtener las semillas de las frutas y verduras que consumimos en casa. Podemos separarlas de la pulpa, secarlas y almacenarlas en frascos de vidrio etiquetados. ¡Un banco de semillas en casa o en la escuela fomentará la conciencia ecológica y la preservación de la vida en el planeta!

Further reading:  Mantenimiento preventivo para plantas eléctricas de emergencia: Cómo alargar la vida útil de tu equipo

6. Crear macetas con materiales reciclables

Reciclar es divertido y beneficioso para el medioambiente. Invita a los niños a crear macetas hermosas y originales utilizando cualquier recipiente reciclable, decorado con pinturas, cintas o pegatinas. No olvides hacer pequeños agujeros en la parte inferior para el drenaje del agua. Esta actividad les permitirá aprender sobre las condiciones que requieren las plantas para sobrevivir y crecer.

7. Construir y cuidar tu propio jardín en miniatura

Los terrarios son pequeños jardines en miniatura ideales para que los niños se diviertan durante varias horas. Solo necesitarán un recipiente de cristal o envase transparente como base. Luego, deberán añadir tierra y plantar correctamente cada una de las plantas. ¡No olvides enseñarles acerca de las necesidades de sol y riego para el cuidado del terrario!

8. Cultivar y consumir germinados

Los germinados son alimentos ricos en vitaminas y minerales. Aportan carbohidratos, proteínas y clorofila, la cual tiene propiedades antianémicas, antioxidantes y desintoxicantes. ¡Consumir brotes fortalece el sistema inmunitario, depura el organismo y previene el envejecimiento! Aprender a prepararlos en casa será un proceso sencillo y mágico para los niños.

9. Aprendamos sobre capilaridad

El agua tiene la capacidad de disolver otras sustancias y la capilaridad es esencial para la alimentación de las plantas. Podrán advertir cómo funciona a través de un interesante experimento con un tallo de apio en un envase con agua teñida. En 24 horas, el agua ascenderá tiñendo la flor. ¡Es fascinante!

10. Cómo funciona el fototropismo

Las plantas buscan la luz para crecer. Podrán demostrarlo con un experimento sencillo: introducir un germinado en una caja de cartón con una ventanilla. Dentro de la caja, podrán oponer obstáculos que harán que la planta se curve y busque la fuente de luz. ¡Será increíble observar cómo la planta se adapta para crecer y desarrollarse!

Further reading:  5 Ideas Innovadoras para Embellecer las Fachadas de tu Casa

11. Huerto reutilizable en la cocina

¿Te gustaría tener alimentos frescos en tu cocina? ¡Es más fácil de lo que crees! Si usas cilantro, perejil o cebollín, corta los tallos de tal manera que puedas resembrarlos con sus raíces pequeñas. Ponlos en un envase con agua en una ventana soleada. En pocos días, los tallos comenzarán a brotar y podrás utilizarlos en tus comidas. ¡Será una experiencia gratificante y deliciosa!

Aprender sobre plantas es cultivar la vida

Permitir que los niños se relacionen con las plantas, aprendiendo a producirlas y consumirlas, fomentará su espíritu científico, la conciencia ecológica y una vida más saludable. La existencia en el planeta depende de la conservación de la naturaleza y un consumo racional de sus recursos. Las plantas nos enseñan que todo tiene su tiempo, que el cuidado diario brinda frutos y que comer lo que cultivamos nos hace más autónomos y responsables. ¿Te animas a poner en práctica alguna de estas actividades con los niños? ¡Les encantará aprender cosas maravillosas sobre las plantas mientras se divierten!

Te podría interesar… Una Planta