Descubre los secretos del agua de lavanda: propiedades y beneficios

Introducción

¿Recuerdas cuando hablamos de los beneficios del aceite esencial de lavanda para el cabello? Resulta que la lavanda es una planta tan versátil que no solo podemos aprovechar sus beneficios a través del aceite esencial. También podemos encontrar en el mercado el agua de lavanda. En este artículo, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre esta maravillosa agua.

Propiedades de la lavanda

La lavanda es una planta medicinal con una amplia variedad de propiedades beneficiosas para nuestra salud. Además de calmar dolores, regenerar células y reducir la inflamación, la lavanda también puede ayudarnos en el proceso de cicatrización y actuar como un sedante natural. Estas propiedades hacen que la lavanda sea utilizada en diferentes tratamientos, desde quemaduras y heridas hasta el cuidado natural de la piel. Y en ocasiones, también se presenta en forma de agua de lavanda.

El poder de la aromaterapia

Una de las propiedades más destacadas de la lavanda es su capacidad para calmar nuestra mente. Las personas con ansiedad suelen recurrir a ella en busca de paz y tranquilidad. Además, la industria cosmética la utiliza para crear perfumes y aguas de colonia. Entre ellas, el agua de colonia de lavanda es especialmente popular.

Beneficios del agua de lavanda

El agua de lavanda ofrece una amplia gama de beneficios y ventajas. Actúa como un poderoso antiinflamatorio, relajante y antirreumático, todo en un solo producto. Además, su fragancia la convierte en un excelente perfume para el cuerpo, la ropa de cama y las toallas. Incluso puede utilizarse como perfume para productos textiles. Por eso, es bueno tener siempre a mano agua de lavanda.

Further reading:  Aceite Esencial Quimiotipado Lavanda Pranarôm: El secreto de la aromaterapia de calidad

Una aliada para la piel

El agua de lavanda no solo puede utilizarse para el cuerpo, sino también para lavar la cara. El agua de lavanda para la cara proporciona una serie de beneficios, desde limpiar los poros hasta brindar una mayor serenidad y fragancia. Además, ayuda a reducir la inflamación, dejando un rostro más radiante. Lo mejor de todo es que es 100% natural, ¿te gustaría aprender a hacerla tú mismo?

Cómo hacer tu propio agua floral de lavanda

Si deseas hacer tu propio agua floral de lavanda, necesitarás flores frescas de lavanda. Una vez que las tengas, separa las flores de las ramas y colócalas en una bandeja. Agrega unas gotas de aceite vegetal de oliva o almendra para macerarlas. Después de una hora, coloca las flores maceradas en una bolsita y esta en una cacerola con agua destilada. Hierve el agua y luego retírala del fuego. Repite este proceso varias veces y, finalmente, cuela el agua de lavanda casero con un embudo y un mortero. ¡Ya tienes tu propio agua de lavanda!

Ahora que conoces todos los beneficios del agua de lavanda, ¿por qué no pruebas a utilizarla? Recuerda que también puedes visitar Una Planta para obtener más información sobre productos naturales y cuidados para tu piel. ¿Has leído nuestro artículo sobre el agua micelar? ¡Te encantará!

Imagen de lavanda

Video sobre la lavanda