Descubre cómo cultivar Amarílis en casa

Advertisement

Los antiguos poetas romanos y griegos tenían un nombre especial para las chicas del campo: Amarílis. Esta palabra, que proviene de un verbo del griego clásico que significa «brillar, resplandecer», se usaba para representar la belleza de las pastoras y campesinas. En este artículo, te invitamos a descubrir más sobre esta planta inspiradora.

Amarílis: lo que debes saber

Fue inspirado por la creatividad de los poetas griegos y romanos que, en el siglo XVIII, el botánico Carlos Linneo decidió llamar Amarílis a un tipo de planta recién descubierta. Desde entonces, más de 100 plantas se han clasificado como Amarílis, aunque algunas de ellas se han trasladado a otros géneros cercanos.

En general, hoy en día solo se consideran Amarílis verdaderas a las especies Amaryllis belladonna y Amaryllis paradisicola, que son originarias del continente africano. Sin embargo, otras flores que alguna vez formaron parte de este grupo aún se conocen como Amarílis.

Un buen ejemplo es el lirio o flor de la emperatriz, que ahora pertenece al género Hippeastrum. Sin embargo, muchas personas aún se refieren a él como un legítimo Amarílis. La principal diferencia entre estos dos tipos de plantas es su ubicación geográfica, ya que los lirios son originarios de América Central y del Sur.

Further reading:  ¡Descubre qué hacer con los bulbos de amarilis después de florecer!

Amarílis: conoce los principales tipos

La confusión en los nombres tiene sentido, ya que ambos se parecen mucho, siendo plantas bulbosas, perennes y que pueden cultivarse en macetas y jardines. Conocida en algunos lugares como lirio, tulipa brasileña o flor de la emperatriz, cada una de sus variaciones tiene una característica especial. ¡Descúbrelas!

Amarílis blanca

Amarílis: descubra como cultivar essa flor em casa

Con un tono uniforme, la planta presenta detalles suaves de verde y amarillo en su centro. Esta especie es muy solicitada para ser utilizada en ramos de novia.

Amarílis amarilla

Amarílis Amarilla

Si estás buscando una flor que alegre cualquier ambiente, esta es la planta ideal para tu decoración. Los tonos amarillos pueden variar entre intensos y suaves, con pequeños puntos rojizos en los pétalos, pero esto no es una regla.

Amarílis rosa

Amarílis Rosa

Entre las variedades de Amarílis se encuentra la versión rosa, una planta encantadora con manchas que van desde el rosa intenso hasta el rosa claro en pétalos blancos y con un centro verde.

Amarílis azul

Amarílis Azul

Esta es una especie extremadamente rara, la Worsleya procera, un Amarílis azul del bosque atlántico brasileño que desafortunadamente está en peligro de extinción.

Amarílis: aprende a cultivarla en macetas

Si quieres tener una de estas flores en casa, debes seguir algunos cuidados. ¡Acompáñanos en esta lista!

1. Atención a la luminosidad

El primer punto que debes tener en cuenta es la exposición al sol. Para garantizar el mejor desarrollo de la planta, es ideal dejarla expuesta al sol durante aproximadamente 3 horas al día, preferiblemente en períodos donde la fuente de luz solar es más suave, como al comienzo de la mañana o al final de la tarde.

Further reading:  Descubre las maravillas de la Amarilis
Advertisement

2. Elige el mejor sustrato para la planta

Flor Roja en Maceta

Una buena mezcla para plantar Amarílis es combinar sustrato para plántulas y material de drenaje en partes iguales. Si vas a plantar en una maceta, no olvides elegir modelos con agujeros en la base para que el agua pueda drenar. De esta manera, será más fácil proporcionar los nutrientes necesarios para un buen desarrollo de la planta.

3. Cuidado con el riego de la Amarílis

La planta requiere atención especial con el riego. Los suelos demasiado húmedos o los riegos frecuentes pueden pudrir las raíces. Por lo tanto, asegúrate de tener un sustrato con buen drenaje e hidrata solo cuando la tierra esté completamente seca.

4. Multiplica tus Amarílis

¿Quieres multiplicar la belleza de la Amarílis por toda la casa? El secreto para una buena propagación está en los bulbos, que se asemejan a una cebolla pero no son comestibles. Después de que se desarrollen por debajo del sustrato, simplemente sepáralos y replántalos en otra maceta una vez que las primeras hojas se desprendan.

¡Cuidado si tienes perros o gatos!

Aunque no es una planta venenosa para las mascotas, el polen de las flores puede ser peligroso para los gatos y los perros. Por lo tanto, cuando la flor se abra por completo, corta las hojas con polen. Esto protegerá a los animales y contribuirá a una vida más larga de las plantas.

En resumen, las Amarílis son plantas fáciles de cultivar tanto en macetas como en jardines. Son muy resistentes y requieren pocos cuidados. Lo más importante es no exagerar ni con el agua ni con el sol, así la planta florecerá durante muchos años.

Further reading:  Cuidado y características de la Amarilis: una belleza invernal

¿Te gustó aprender más sobre estas plantas? Recuerda contar con equipos específicos de jardinería, ya que esto será fundamental para que la flor crezca hermosa y saludable.

¡Descubre más sobre Amarílis en Una Planta!

Advertisement