Disfruta del encanto del Amarilis para despedir el año

En el mes de diciembre, cuando el año llega a su fin, los bulbos de amarilis (Hippeastrum) florecen con elegancia, llenando nuestros hogares de color y vida. Estas plantas bulbosas, que se cultivan especialmente para esta época del año, se convierten en una alternativa encantadora para adornar nuestras casas durante las fiestas navideñas. Con tan solo una planta, puedes crear un foco de atención impresionante, y si las agrupas en macetas alineadas, el resultado será aún más espectacular.

Para que los bulbos de amarilis florezcan en pleno invierno, necesitan un ambiente cálido y suave, similar a la temperatura primaveral (15-18ºC) que estimula su crecimiento al aire libre. Las varas florales, que son huecas y fuertes, emergen antes que las largas y estrechas hojas características de estas plantas bulbosas. Cada vara se corona con dos o más flores de colores vibrantes, simples o dobles, que pueden durar varias semanas.

Los Hippeastrum pertenecen a la familia de las Amarilidáceas, la cual incluye otras flores bulbosas conocidas como agapantos, narcisos, azucenas y alliums. Originarias de las regiones tropicales y subtropicales de América, desde México hasta Brasil y Argentina, estas plantas han sido cultivadas en Europa desde principios del siglo XIX.

Colores, tamaños y formas

El género Hippeastrum cuenta con aproximadamente 75 especies diferentes, lo que garantiza una amplia variedad de colores y formas. Además de los clásicos tonos rojos, rosados y blancos, se han desarrollado constantemente nuevos colores como alilados, verdosos, asalmonados, anaranjados y otros con delicados matices o rayas en contraste.

En cuanto a las formas, existen variaciones en el tamaño de la corola. En el grupo Galaxy, por ejemplo, las corolas suelen superar los 16 centímetros de diámetro, mientras que en el grupo Diamond tienen entre 12 y 16 centímetros. Por su parte, el grupo Colibrí presenta flores de menos de 12 centímetros. Además, cada uno de estos grupos cuenta con una versión de flores dobles.

Further reading:  La Espectacular Amaryllis belladonna

Por otro lado, el grupo Spider produce flores de alrededor de 10 centímetros de diámetro, formadas por múltiples pétalos largos y estrechos que les dan un aspecto plumoso. El grupo Butterfly, en cambio, se distingue por la forma ligeramente ovalada de los pétalos, que suelen ser rayados. Y finalmente, el grupo Trumpet se caracteriza por tener pétalos alargados y estrechos.

Cómo cuidar los Amarilis en interiores

Si deseas disfrutar de la belleza de los amarilis en tu hogar, debes tener en cuenta algunos cuidados básicos para su mantenimiento.

  1. Cuándo comprarlos: En los centros de jardinería, podrás encontrar bulbos de amarilis ya plantados en pequeñas macetas a partir de mediados de noviembre. Asegúrate de que estén bien enraizados y no se suelten fácilmente del sustrato. Observa que estén compactos y sin manchas ni heridas, y que la yema floral sea claramente visible en la parte superior del bulbo. Recuerda que cuanto más grande sea el bulbo, más varas podrá emitir.

  2. Dónde colocarlos: Busca un lugar fresco y luminoso en tu hogar para ubicar los amarilis, evitando la luz solar directa. También toleran cierto grado de sombra. Una vez que las varas comiencen a crecer, gira regularmente las macetas para evitar que se inclinen hacia la luz. Las temperaturas frescas ayudarán a que las flores duren más tiempo.

  3. Cuánto regarlos: Comienza regando los bulbos de amarilis de manera moderada y ve aumentando gradualmente la cantidad de agua a medida que las varas crezcan. El sustrato no debe secarse por completo, pero el exceso de agua puede ser perjudicial para la planta.

  4. No los fertilices: Los bulbos de amarilis contienen todos los nutrientes necesarios para su desarrollo, por lo que no es necesario agregar fertilizante adicional.

  5. Después de la floración: Una vez que las flores se hayan marchitado, corta las varas y continúa regando los bulbos de forma regular. Algunos expertos recomiendan diluir un fertilizante líquido equilibrado en el agua cada 7-10 días. Cuando las hojas comiencen a ponerse amarillas, los bulbos necesitarán un período de descanso. En ese momento, deja que el sustrato se seque y trasládalos a un lugar fresco y oscuro en sus macetas. A mediados de octubre, es hora de comenzar a despertarlos nuevamente: renueva la capa superior del sustrato y comienza a regarlos de a poco. Recuerda que es recomendable trasplantar los bulbos cada dos o tres años para renovar completamente la tierra.

Further reading:  ¡Descubre la belleza de la Amarilis, la flor del invierno!

Si deseas disfrutar del encanto y la belleza del Amarilis durante la temporada navideña, no dudes en adquirir estos bulbos de flores exquisitas. ¡Visita Una Planta para obtener más información y encontrar variedades de amarilis que te enamorarán!