Cuidando de la Amarilis: Descubre sus Características

Advertisement

Si eres amante de las plantas elegantes y vistosas, la Amarilis es perfecta para ti. Originaria de Centroamérica y Sudamérica, esta planta bulbosa es un verdadero atractivo en cualquier espacio interior.

Características generales

  • Nombre común: Amarilis
  • Nombre científico: Hippeastrum x ackermannii
  • Familia: Amarilidáceas
  • Ubicación: Interior
  • Floración: Verano-otoño
  • Luz: Luminoso
  • Temperatura mínima: 3-7 ºC
  • Temperatura ideal: 13-18 ºC
  • Riego: Moderado, evitar encharcamientos
  • Abono: Fertilizante para plantas con flor

Descripción de la planta Amarilis

La Amarilis es una planta bulbosa de elegancia incomparable, compuesta por un gran bulbo que da lugar a uno o dos tallos florales antes de que aparezcan las hojas. Los tallos de las flores son gruesos y en la parte superior se despliegan tres o cuatro flores en forma de trompeta, generalmente de color rojo, aunque también existen variedades con flores blancas, rosas y tonos rojo-blanquecinos.

Cultivo de la planta Amarilis

Si eres un amante de la jardinería, puedes adquirir un bulbo de Amarilis y cultivarlo en tierra. Asegúrate de enterrar solo la mitad inferior del bulbo, dejando la otra mitad visible al aire. En poco tiempo, los tallos florales comenzarán a brotar. Después de la floración, la planta desarrollará hojas alargadas y arqueadas.

Cultivo de la planta Amarilis

Luz y temperatura para la planta Amarilis

Cuando la planta se encuentra en flor, no necesita un lugar demasiado luminoso. Puedes colocarla en cualquier rincón de la casa. Sin embargo, si la ubicas en un lugar fresco, prolongarás la duración de la floración. Al adquirir una Amarilis, procura elegir un ejemplar con el mayor número de flores cerradas, ya que esto garantizará una floración más duradera.

Further reading:  ¡Descubre la belleza de la Amarilis, la flor del invierno!
Advertisement

Riego y abono de la planta bulbosa Amarilis

Durante la floración, es importante mantener la tierra húmeda sin llegar al punto de encharcamiento. Después de la floración, asegúrate de abonar periódicamente la Amarilis para estimular un crecimiento vigoroso de las hojas.

Consejos para cultivar una Amarilis

Un Amarilis bien cuidado puede sorprenderte con su floración durante más de un mes. Transcurrido este tiempo, te aconsejamos trasplantar el bulbo a una maceta más grande y colocarlo en un rincón del balcón. Si mimas a la planta con buen abono y riegos regulares, durante el siguiente invierno, el bulbo habrá crecido y florecerá nuevamente, año tras año. Recuerda evitar mover la planta con frecuencia para no hacer caer los capullos de flor.

¡Descubre la belleza de la Amarilis y dale vida a tus espacios con su esplendor floral! Para más información sobre el mundo de las plantas, visita Una Planta.

Advertisement