Cómo evitar que las hojas de tu anturio se quemen o se pongan marrones

Advertisement

Si tienes un anturio en casa y notas que las hojas están quemadas o tienen manchas marrones, no te preocupes, ¡no es algo grave! Las hojas marrones son un problema común en los anturios y pueden indicar que necesitas hacer algunos ajustes en tu cuidado. Pero en la mayoría de los casos, solucionar este problema es simple y no significa que tu planta esté muriendo.

Aquí te presento algunas razones comunes por las cuales las hojas de tu anturio pueden volverse marrones y qué puedes hacer al respecto.

Quemaduras del sol

Los anturios crecen mejor cuando reciben luz solar indirecta. Sin embargo, si reciben demasiada exposición directa, las hojas pueden quemarse. Sabrás si esto es un problema cuando todas las hojas se vuelvan amarillas y marrones al mismo tiempo.

Para solucionarlo, mueve tu planta a un lugar menos soleado de tu hogar o utiliza cortinas translúcidas para filtrar parte de la luz solar.

Deficiencia de nutrientes

Los anturios necesitan nutrientes como el nitrógeno, el fósforo y el potasio para crecer saludables. Si las hojas se vuelven marrones, puede ser un indicio de que la planta no está recibiendo los nutrientes que necesita.

Para evitar este problema, muchos dueños de anturios utilizan fertilizantes de liberación controlada. Si las hojas de tu planta ya están marrones, puedes utilizar un fertilizante líquido durante unas semanas para ayudarla a recuperarse. Recuerda diluir el fertilizante líquido al 25% de la concentración recomendada.

Edad del anturio

Las hojas del anturio no permanecerán saludables para siempre. Es natural que se vuelvan marrones y se caigan en algún momento de su ciclo de vida. No te preocupes por esta razón, es algo normal.

Further reading:  Cultivar Anturio en Agua: ¡El Secreto para Plantas Hermosas y sin Esfuerzo!
Advertisement

Si quieres mejorar la apariencia de tu anturio, puedes quitar las hojas muertas o moribundas utilizando tijeras limpias y esterilizadas.

Pudrición de la raíz

El riego inadecuado puede causar la pudrición de la raíz en tu anturio, lo cual puede hacer que las hojas se vuelvan marrones. Si notas que las raíces están oscurecidas, blandas o viscosas, es importante actuar rápidamente.

La mejor solución es replantar el anturio en tierra fresca para macetas y eliminar las partes enfermas de la planta con tijeras limpias. Asegúrate de proporcionar la cantidad correcta de agua a tu anturio, generalmente se recomienda utilizar seis cubos de hielo o media taza de agua una vez a la semana.

Si la salud de tu planta empeora rápidamente, es recomendable verificar si las raíces están podridas. En caso afirmativo, deberás recortar la podredumbre y replantar el anturio para ayudarlo a recuperarse.

Recuerda, tener un anturio con hojas quemadas o marrones no siempre es motivo de preocupación. Siguiendo estos consejos, podrás mantener tu planta saludable y hermosa.

Una planta: Unaplanta.com

Advertisement