Cómo mantener el anturio en perfecto estado

Advertisement

¡Atrévete a descubrir el maravilloso mundo del Anthurium! Esta planta puede parecer común al principio, pero a medida que te adentras en su diversidad, es muy probable que te enamores de este género botánico. Sin embargo, cuando sus hojas se vuelven marrones, es normal que entres en pánico. Pero ¡no te preocupes! A continuación, te explicaremos por qué ocurre esto y qué medidas puedes tomar para que recupere su belleza natural.

Evita la exposición directa al sol

El anturio teme al sol directo. A pesar de que requiere mucha luz, sus hojas no están diseñadas para soportar los rayos solares de forma directa o incluso los que atraviesan las ventanas. Esto se debe a que, en su hábitat natural, estas plantas crecen a la sombra de árboles, palmeras y trepadoras más grandes. Si notas manchas amarillas o marrones en las hojas expuestas a la luz, es una señal de que tu anturio se está quemando. Para evitar que empeore, simplemente cambia su ubicación.

Elige la tierra y el agua adecuadas

El anturio no es una planta difícil de cuidar, pero si no seleccionas la tierra y el agua adecuadas, su salud puede deteriorarse rápidamente. Esta planta crece en tierras ácidas, con un pH entre 4 y 6. Si la plantas en tierra neutra o alcalina, o si la riegas con agua alcalina, las hojas se volverán marrones con el tiempo. Estas plantas necesitan hierro para crecer y realizar la fotosíntesis correctamente, pero en los suelos alcalinos, este nutriente se vuelve inaccesible. Por eso, es crucial plantar el anturio en tierra ácida que contenga turba rubia y/o fibra de coco. También puedes utilizar sustrato específico para plantas ácidas. Además, riega con agua de lluvia siempre que sea posible o con agua con un pH bajo.

Further reading:  El Encanto del Anthurium Blanco

Asegúrate de que tenga suficiente espacio

A menudo, no se le da la importancia necesaria al espacio que una planta necesita para crecer. Si tus anturios tienen hojas marrones sin una razón aparente, es posible que necesiten un cambio de maceta. No asumas que solo necesitan trasplante si las raíces sobresalen por los agujeros de la maceta. En realidad, es recomendable trasplantarlos incluso cuando los adquieres y parece que la maceta se queda pequeña para ellos. Planta el anturio en una maceta con agujeros en la base y utiliza sustrato ácido o fibra de coco.

Advertisement

Controla el riego adecuadamente

El exceso o la falta de agua también pueden causar que las hojas del anturio se vuelvan marrones. Si riegas en exceso, las hojas empezarán a ponerse amarillas y luego marrones. En cambio, si la planta está sedienta, las primeras hojas dañadas serán las nuevas, que se volverán amarillas y luego marrones rápidamente. Para solucionar cada situación, aplica las siguientes recomendaciones:

  • Para el exceso de riego: aplica un fungicida sistémico y trasplanta el anturio a una maceta con tierra nueva. No riegues durante 3 o 4 días.
  • Para la falta de riego: sumerge la maceta en agua durante aproximadamente 30 minutos y riega con mayor frecuencia a partir de entonces.

Recuerda que en verano se recomienda regar hasta 3 veces por semana y en las demás estaciones entre 1 y 2 veces por semana.

No olvides el abono

El anturio necesita nutrientes para crecer y producir sus flores. Si ha pasado mucho tiempo en la misma maceta, es posible que sus hojas se vuelvan marrones. Además de asegurarte de que la planta está en un recipiente adecuado, debes abonarla durante la primavera y el verano. Utiliza un abono líquido para plantas ácidas y sigue las indicaciones de uso para evitar sobredosis.

Further reading:  Razones por las que las hojas de tus Anturios se ponen amarillas (y cómo solucionarlo)

¡Esperamos que estos consejos te sean útiles para mantener tu anturio siempre hermoso! Recuerda que, si necesitas más información sobre plantas y jardinería, puedes visitar Una Planta, donde encontrarás todo lo que necesitas para cuidar tus plantas con amor y experticia.

Advertisement