Descubre los secretos para cuidar un Anthurium

Advertisement

Cómo cuidar un anthurium

Pocas plantas son tan hermosas y llamativas como el Anthurium, y saber cómo cuidar de él te permitirá disfrutar de su encanto. Este exótico ejemplar de bajo mantenimiento se originó en las selvas colombianas, pero se encuentra naturalmente en diversas partes de América. Aunque a menudo se confunde, las vistosas brácteas rojas del Anthurium no son flores, sino hojas protectoras. Sin embargo, si aprendes cómo cuidar adecuadamente de esta planta, podrás disfrutar de su vibrante color durante todo el año.

7 aspectos clave para cuidar un Anthurium

Aunque el Anthurium es relativamente nuevo en el mundo de las plantas de interior, ha ganado rápidamente popularidad por su follaje exuberante y su forma de hoja en corazón, que agrega un toque exótico a cualquier espacio. Además, su variedad de colores, que va desde el rosa hasta el blanco y el naranja, lo convierte en una opción versátil para cualquier paleta de colores.

Además de su esplendor, el Anthurium también es beneficioso para nuestra salud, ya que tiene la capacidad de purificar el aire. Y lo mejor de todo es que cuidar de él no es complicado.

1. Luminosidad, clave para la floración

El Anthurium requiere buena luminosidad para florecer. Ubícalo en un lugar con luz indirecta cerca de una ventana. Sin embargo, evita exponerlo directamente al sol, ya que esto podría dañar sus hojas.

Further reading:  Cuidados del Anturio: Evita hojas amarillentas y manchas marrones

2. Temperatura, un factor a tener en cuenta

Dado que es una planta tropical, el Anthurium necesita una temperatura cálida y constante. Mantenlo en un espacio con una temperatura entre 20 y 25 grados. Asegúrate de protegerlo de corrientes de aire y fuentes de calor artificial.

3. Humedad ambiental, crucial para su bienestar

El Anthurium es originario de selvas tropicales, por lo que necesita humedad en el ambiente para mantener sus hojas sanas. Rocía sus hojas con agua no calcárea para proporcionarle la humedad que necesita. En climas secos o durante el invierno, crea un microclima húmedo colocando agua en el plato inferior de la maceta, asegurándote de que la base de la maceta no esté en contacto directo con el agua.

Advertisement

4. Riego, regular pero controlado

El riego es una tarea importante en el cuidado del Anthurium. Aunque es una planta tropical, no tolera el exceso de agua en sus raíces. Riégalo una vez a la semana en invierno y dos o tres veces a la semana en verano. Asegúrate de que el sustrato esté ligeramente seco antes de regar nuevamente.

5. Abonado, solo en primavera y verano

Si quieres que tu Anthurium crezca más durante los meses de sol, puedes utilizar un abono líquido específico para plantas verdes cada dos semanas en primavera y verano.

6. Limpieza de hojas, clave para su salud

Mantener las hojas limpias de polvo es importante para que realicen correctamente la fotosíntesis. Límpialas con agua no calcárea para garantizar el mejor rendimiento de la planta.

7. Trasplante, un paso importante

El Anthurium necesita ser trasplantado cada dos años para mantener un crecimiento saludable. Utiliza un sustrato específico para plantas verdes y asegúrate de proporcionar un buen drenaje.

Further reading:  El Encanto del Anturio Blanco: Cuidados y Significado

Ahora que conoces los secretos para cuidar un Anthurium, ¡solo queda disfrutar de su increíble belleza sin pedir mucho a cambio! No dudes en visitar Una Planta para descubrir más consejos sobre jardinería y plantas.

Advertisement