Arándanos: Naturaleza Azul en tu Jardín

¡Descubre el encanto de los arándanos! Estas pequeñas delicias de color azul no solo te regalarán dulces frutos, sino que también agregarán un toque decorativo a tu jardín. Con flores delicadas, ramas coloridas en invierno y un follaje otoñal pintado en tonos rojizos, los arándanos son arbustos ornamentals de gran atractivo. Variedades como ‘Goldtraube’, ‘Sunshine Blue’, ‘Bluecrop’ y ‘Northland’ destacan por su belleza.

Cultivar arándanos: Condiciones y Cuidados Esenciales

El cultivo de los arándanos no es complicado siempre y cuando se les brinden las condiciones adecuadas. Estas plantas son nativas de zonas boscosas con climas templados y fríos, por lo que requieren sustratos ácidos y ricos, con un pH de 4,5-5,5. Si el suelo es alcalino, deberá ser completamente reemplazado. Aunque son resistentes al frío, no toleran altas temperaturas, ya que los frutos y las hojas pueden quemarse a más de 30º.

Horas de Frío para una Floración Exitosa

Los arándanos azules necesitan acumular una cierta cantidad de horas de frío para florecer adecuadamente. Esto varía desde 100 hasta 1.200 horas anuales por debajo de 7ºC. Si vives en una zona cálida, busca variedades que requieran menos horas de frío, como las Vaccinium ashei o las Vaccinium corymbosum conocidas como ‘del Sur’.

El Arte de Plantar Arándanos

Lo ideal es plantar los arándanos en otoño, pero puedes hacerlo en cualquier época del año, ya que se presentan con cepellón. Es fundamental preparar bien el terreno donde se desarrollarán las plantas. Asegúrate de que el sustrato sea ligero, ácido y rico en materia orgánica. Si no dispones de jardín o tu suelo no es ácido, siempre puedes optar por el cultivo en contenedor. El arándano ‘Sunshine Blue’ es especialmente adecuado para huertos urbanos debido a su tamaño compacto, pero cualquier variedad servirá, ya que no tienen un sistema radicular muy desarrollado.

Further reading:  Descubre la Maravilla de las Plantas de Peonía

Sitúa tus plantas a pleno sol, aunque si vives en una región cálida, es recomendable brindarles algo de sombra. Después de plantar, cubre el área alrededor de los arándanos con un acolchado vegetal abundante, como corteza de pino. Además de ser estético, este acolchado ayudará a mantener la humedad del suelo y a controlar el crecimiento de malas hierbas. Los arándanos azules tienen raíces superficiales y requieren riegos frecuentes para mantener el sustrato húmedo, evitando el encharcamiento.

Los arándanos se cosechan entre junio y septiembre, dependiendo de la especie y la variedad.

La Poda: Clave para una Planta Productiva

La poda es esencial para mantener un arándano siempre joven y productivo. A finales del invierno, cuando el arbusto está desnudo de hojas y comienzan a surgir nuevos brotes, es necesario eliminar las ramas cruzadas, débiles, enfermas y muertas. Esto proporcionará una mejor aireación y prevenirá enfermedades.

Luego, según la cantidad total de ramas, deberás podar algunas de las más antiguas (de 5 a 6 años) que ya no produzcan buenos frutos. Córtalas a unos 30 centímetros de altura para que surjan nuevas ramas, las cuales no darán frutos el primer año, pero sí en los siguientes. Este proceso rejuvenecerá la planta y garantizará una buena cosecha.

Recuerda que la poda requiere un seguimiento personalizado, adaptado a las necesidades y preferencias de cada planta. Si deseas menos frutos pero de mayor tamaño, puedes realizar una poda más severa o eliminar algunas flores en primavera.

Tres Especies de Arándanos Azules

  • Arándano Azul (Vaccinium corymbosum): Esta especie es ampliamente conocida por sus frutos azules. Cuenta con numerosas variedades de maduración temprana, media y tardía. Además de los frutos, destaca por su floración blanca o rosada en corimbos y su colorido follaje otoñal. Es nativa de Estados Unidos y muy apreciada en jardinería.

  • Arándano Azul ‘Ojo de Conejo’ (Vaccinium ashei): Originario del sureste de Estados Unidos, este arándano se cultiva comercialmente en todo el mundo. Tolera el calor húmedo y prospera en regiones con inviernos suaves (zonas 8-10). Una vez establecido, puede resistir ciertos períodos de sequía. Es importante plantarlo cerca de otras variedades para garantizar la polinización, ya que no es autofértil.

  • Arándano o Mirtillo (Vaccinium myrtillus): Consulta más información en la columna de la derecha.

Further reading:  Plantas que aman la sombra

Agradecemos la colaboración de Lurberry, un vivero ecológico de plantas de pequeños frutos, en la creación de este artículo.

¡Para más información sobre el mundo de la jardinería, visita Una Planta!