Araucaria, Pehuén

Advertisement

Este árbol nativo es conocido por los nombres comunes de Araucaria, Pehuén, Pewén, Piñonero, Pino araucaria y Monkey-puzzle tree. Su nombre científico es Araucaria araucana (Molina) K. Koch y pertenece a la familia Araucariaceae o de las araucariáceas.

Vista de un bosque de araucarias en la parte alta de la cordillera de Nahuelbuta

Descripción general

La araucaria o pehuén (Araucaria araucana) es un árbol siempreverde, capaz de crecer hasta 50 m de altura, posee un tronco cilíndrico y muy recto, de hasta más de 2 m de diámetro.

Presenta una copa de aspecto piramidal, similar a un paraguas, con un patrón de ramificación relativamente regular, con 3 a 7 ramas por verticilo, de disposición perpendicular al tronco, o bien ligeramente arqueadas hacia arriba. Las ramas alcanzan el suelo cuando los árboles son jóvenes, y hacia la adultez, las ramas inferiores se van desprendiendo, lo que determina que la copa se inicie a gran altura del fuste. Exhiben una copa abierta con ramas angostas, en la que la nieve no puede acumularse.

Hojas y follaje

Las ramas, de aspecto cilíndrico, se hallan densamente cubiertas de hojas dispuestas de manera muy imbricadas o naciendo cada una de manera comprimida cercanas entre sí. Son perennes, no presentan pecíolo (son sésiles), de textura muy rígidas, duras, coriáceas, de forma lanceoladas (como puntas de lanza) y provistas de un mucrón o espinita terminal. La base de la hoja es muy ancha y pegada a la rama o tallo.

El tamaño de las hojas alcanza aproximadamente 3 a 4 cm de largo, por 1,5 a 2 cm de ancho. Su color es verde oscuro, lustroso, y presentan estomas en ambas caras. Las hojas se disponen de manera helicoidal o espiralada, cubriendo totalmente el tallo.

En ejemplares plantados en ciudades de Chile, se suele confundir con la especie Araucaria angustifolia, proveniente del sur de Brasil y noreste de Argentina. La diferencia más notoria está precisamente en las hojas que quedan pegadas al tallo. Si estas hojas que quedan pegadas, en su mayoría se presentan hacia arriba, se trata de Araucaria araucana. Por el contrario, si la mayoría de las hojas remanentes al tallo principal o tronco se presentan hacia abajo, se trata de Araucaria angustifolia, llamado Pino de Paraná.

Further reading:  La Historia y Cualidades del Pimiento: Un Viajero en el Desierto

Flores, frutos y semillas

Se trata de una especie dioica, es decir hay ejemplares con flores masculinas y ejemplares con flores femeninas que son quienes producen frutos. Las flores masculinas son conos amentiformes cilíndricos, de ubicación terminal en las ramas. Son de color castaño oscuro, de 8 a 12 cm de largo y 4 a 5 cm de diámetro, con numerosas escamas punzantes, espiraladas, densamente imbricadas que al abrir liberan abundante polen. Terminan en un apéndice aplanado. Los amentos masculinos aparecen entre agosto y septiembre. En condiciones naturales, sólo los árboles del estrato dominante participan en la reproducción.

Las flores femeninas son conos esféricos de color verde, de unos 15 a 20 cm de diámetro, compuestos por numerosas escamas coriáceas y punzantes. Estos conos femeninos se localizan en los extremos de las ramas nuevas y comienzan a desarrollarse hacia fines de noviembre.

La polinización es anemófila. Luego de la fertilización, que ocurre en enero, el cono se lignifica y endurece, para luego abrirse y diseminar las semillas 16 a 18 meses después, dentro del ciclo reproductivo que dura dos años.

Cada cono libera entre 120 y 200 semillas, comúnmente llamadas «piñones», tienen un tamaño de 4 a 5 cm de largo por 1,5 cm de ancho, de forma oblonga a cuneiforme, algo comprimidas, de color siena, carecen de alas y presentan un ligero apéndice apical. Se trata de una semilla pesada, con 200 a 300 semillas por kilo, en promedio 3,8 g por semilla.

En la diseminación natural de las semillas interviene principalmente la gravedad. La mayor parte de las semillas se concentran en el área directa bajo la copa, con una distancia máxima de dispersión de 11 a 15 m del fuste. Agentes como aves, destacando los loros Enicognathus leptorhynchus y Microsittase ferruginea minor y algunas especies de roedores, contribuyen a dispersar las semillas al transportarlas hacia áreas alejadas del árbol madre.

Madera y corteza

La madera de Araucaria araucana presenta un duramen de color amarillo ocre, homogéneo y lustroso, con suaves vetas de color castaño. El veteado es liso, con angostos anillos de crecimiento, notorios y a menudo ondulados. Es una madera semipesada, con una densidad de 670 kg/m3, presentando una notable resistencia mecánica. Una vez seca, es dimensionalmente muy estable y posee una resistencia moderada al ataque de hongos.

Further reading:  Descubre los secretos de la Araucaria, el tesoro natural de Chile

Su corteza es muy rugosa y gruesa, con un espesor de 10 a 14 cm, llegando a constituir hasta un 25% del volumen del fuste. Se presenta agrietada profundamente con un patrón de placas de corcho poligonales, de diversos tamaños y color gris oscuro a rojizo, las que reciben el nombre de «choros». Este tipo de corteza densa es de difícil inflamabilidad, desarrollada como adaptación a una intensa actividad volcánica en la región donde crece en forma natural.

Advertisement

Aspectos ecológicos

Araucaria araucana crece en la Cordillera de los Andes en suelos desarrollados sobre rocas volcánicas andesítica y basálticas cuaternarias, cubiertas en gran parte por cenizas y escorias volcánicas de buen drenaje. Las condiciones climáticas son rigurosas, con clima de hielo por efecto de altura, temperaturas invernales de -5 a -10°C, mientras que la máxima absoluta puede alcanzar los 30°C, con cortas estaciones de crecimiento.

En la Cordillera de Nahuelbuta en Chile, crece sobre suelos desarrollados in situ sobre rocas metamórficas o graníticas. Las condiciones climáticas en general son más moderadas que en los Andes, con un clima templado-cálido con 4 meses secos y fuerte influencia mediterránea, predominando las precipitaciones pluviales. Esta distribución de la especie en diferentes condiciones edafoclimáticas permite pensar en la posibilidad de dos razas ecológicas o ecotipos de la especie.

Regeneración

La semilla de Araucaria araucana presenta germinación semi-hipógea y se caracteriza por una corta viabilidad, de 90 a 120 días. La mayoría de las plántulas crece directamente bajo los árboles hembra adultos. Araucaria presenta regeneración vegetativa a partir de raíces superficiales y rebrotes de tocón. La regeneración natural de araucaria se caracteriza por una baja capacidad de competencia. Sólo logra ventajas frente a las especies competidoras si sobrevive a los disturbios y/o coloniza prontamente áreas devastadas. La regeneración artificial de la especie a partir de semillas alcanza una capacidad germinativa de 56% sin tratamiento alguno, mientras que con un tratamiento de estratificación en tierra vegetal a 4ºC por 120 días, se logra una capacidad germinativa de un 90%.

Further reading:  El Impacto del Alerce en su Entorno | Un Vistazo al Reino de los Árboles

Crecimiento y desarrollo

Araucaria araucana es una especie de lento crecimiento y gran longevidad, pudiendo superar los 1000 años. En rodales naturales mixtos con Nothofagus pumilio presenta incrementos en altura entre 5 y 8,2 cm anuales, y en diámetro del orden de 2,34 a 2,7 mm anuales. El incremento volumétrico de la especie es generalmente entre 1 y 2,28 m3/há/año.

Distribución natural

Araucaria araucana es una especie endémica de los bosques templados de América del Sur, y presenta su distribución natural restringida a dos áreas discontinuas. El área principal se ubica en la Cordillera de los Andes, donde conforma bosques desde los 800-900 y hasta los 1700 m s.n.m. En Argentina, Araucaria araucana se presenta como individuos o grupos de árboles aislados hacia la estepa patagónica. Una segunda área de desarrollo natural se presenta en la Cordillera Costera de Nahuelbuta, en Chile.

Usos

La madera de Araucaria araucana es de excelente calidad y ha sido muy cotizada para labores de construcción y carpintería en general. También posee gran valor ornamental. Las semillas o «piñones» constituyen una importante fuente de alimentación para los indígenas pehuenches, que habitan la alta cordillera en los bosques de Araucarias o Pehuenes. Las semillas poseen gran valor alimenticio, debido a su contenido de hidratos de carbono, de alto contenido energético. A la resina del tronco se le atribuyen propiedades medicinales, para curar úlceras de la piel.

Conservación

Araucaria araucana se encuentra clasificada como Vulnerable según la clasificación del Ministerio de Medioambiente de Chile y está protegida por ser declarado «Monumento Natural» de Chile desde 1976. También está incluida en el Apéndice I de CITES. En Chile, un 48.4% de las 253,715 ha de bosques de araucaria están protegidas en Parques Nacionales.

Sinónimos de la especie

En el pasado, esta especie ha sido llamada por la ciencia con los siguientes nombres científicos, hoy obsoletos:

  • Dombeya chilensis Lam.
  • Araucaria imbricata Pavón
  • Columbea quadrifaria Salisb.
  • Araucaria chilensis Mirb.
  • Araucaria dombeyi Rich.

Galería de fotos

Galería de fotos

Advertisement