Las Primeras Flores Siempre Llevan el Color del Sol

Advertisement

Las primeras flores del año son como pequeños rayos de sol que iluminan nuestros jardines. No se sabe a ciencia cierta por qué, pero siempre se presentan en un vibrante color amarillo, como si estuvieran invocando a la luz.

El Misterio de las Flores Amarillas

El amarillo tiene algo especial que atrae nuestra mirada y nos llena de alegría. Cuentan las historias que las flores amarillas son el brindis de la naturaleza al sol, un regalo que nos hace falta durante los días más oscuros del invierno. Por eso, muchas de las flores que brotan temprano en la primavera son de este radiante color.

Imagínate un hermoso jardín adornado con las flores amarillas del jazmín amarillo. Esta planta es tan generosa que se adapta perfectamente a cualquier espacio, incluso a una acogedora terraza. Sus ramas largas cuelgan delicadamente, creando un efecto de cuento de hadas. Durante semanas, las flores amarillas se multiplican, llenando el aire con su dulce aroma.

La Forsitia: Un Conjunto Incomparable

Otra de las estrellas de la temporada es la forsitia. Si tienes la suerte de contar con un amplio espacio en tu jardín, no puedes dejar pasar la oportunidad de tener uno de estos arbustos. Sus flores amarillas y vibrantes forman un conjunto incomparablemente hermoso. Después de la floración, es recomendable podarla antes de que salgan las hojas. Aunque esto puede resultar un poco complicado, ya que las hojas empiezan a aparecer mientras aún hay flores, se puede realizar una poda parcial dejando solo un tercio de la floración. Así, el próximo año volverá a lucir igual de bonita.

Further reading:  Descubre árboles ideales para cultivar en el interior de tu hogar
Advertisement

Los Narcisos: Siempre Radiantes

Y finalmente, llegan los narcisos. Estas hermosas flores amarillas son igual de hermosas y radiantes que sus compañeras de primavera. Son plantas bulbosas extremadamente agradecidas, ya que rebrotan con la misma fuerza año tras año. A diferencia de los tulipanes o los jacintos, no es necesario desenterrar los bulbos en invierno y se multiplican con facilidad. Un conjunto de narcisos florecerá durante toda la vida, acompañados de otras flores madrugadoras como los muscaris, las vincas y las enormes calas.

¡Celebremos la Luz de la Primavera!

Así que, cuando veas esas primeras flores amarillas asomándose en tu jardín, recuerda que están brindando al sol y llenando nuestros días de luz. Disfruta de la magia que nos regalan y deja que su resplandor te acompañe en esta temporada llena de vida.

Para obtener más información sobre las maravillosas flores de la primavera, puedes visitar Una Planta.

Advertisement