El Endrino: Descubre los Secretos de este Arbusto Misterioso

Advertisement

El endrino es un arbusto único y misterioso que posee frutos con propiedades antioxidantes y astringentes. Si bien su nombre puede resultar desconocido para muchos, este arbusto caducifolio, de hasta dos metros de altura y con ramas espinosas, es común en la mitad norte de la península Ibérica y en algunas áreas de Baleares. Su presencia se destaca en los márgenes de bosques, setos y prados algo húmedos, formando agrupaciones densas y enigmáticas.

Un tesoro silvestre para los sentidos

El endrino florece en marzo y abril, mostrando sus hermosas flores blancas que nos recuerdan su parentesco con el cerezo. Pero es en los frutos del endrino, conocidos como endrinas, donde se encuentran sus verdaderos secretos. Estos frutos, carnosos y de color azul grisáceo, maduran a finales de verano o en otoño. Además de utilizarse en la elaboración del famoso licor de pacharán, las endrinas se emplean en la preparación de deliciosas mermeladas, confituras y batidos, entre otras recetas.

Un regalo de la naturaleza para la salud

Pero el endrino no solo ofrece un festín para el paladar, sino que también posee propiedades medicinales sorprendentes. Las endrinas son frutos cargados de sacarosa, pectina, antocianinas, carotenoides, ácidos orgánicos y taninos, convirtiéndolos en auténticos antioxidantes, astringentes, antidiarreicos y antihemorrágicos naturales.

Los frutos del endrino son especialmente útiles para aliviar problemas de diarrea. Pueden consumirse frescos, mezclados en el yogur, en zumo con limón, o bien deshidratados. Su consumo regular contribuye a frenar la acción de los radicales libres en el organismo, gracias a su poder antioxidante.

Further reading:  Las mejores plantas para resistir el sol en tu jardín

Asimismo, las flores y las hojas del endrino contienen vitamina C, glucósidos y flavonoides. A diferencia de los frutos, las flores y las hojas son ligeramente laxantes, además de diuréticas y vitamínicas.

Usos medicinales del endrino

El endrino ofrece una amplia gama de aplicaciones medicinales. Las flores pueden tomarse en infusión en ayunas como laxante suave, apto incluso para los niños. Asimismo, mezcladas con otras plantas diuréticas como la fumaria, pueden prepararse en forma de infusión diurética.

Advertisement

Por otro lado, la corteza y las hojas del endrino se utilizan en decocción, preferiblemente junto a otras plantas medicinales como la bardana o la travalera, para brindar apoyo en casos de diabetes.

Además, esta maravillosa planta puede utilizarse de forma tópica. La decocción de la corteza, y también de los frutos, se aplica como astringente en heridas, rasguños y contusiones. Incluso puede utilizarse en forma de gargarismos o colutorio para frenar el sangrado bucal, y combatir la gingivitis y la faringitis.

Un dulce remedio para la diarrea

Si alguna vez te encuentras con un episodio de diarrea, el endrino puede ser tu aliado secreto. Con sus propiedades astringentes, puedes preparar un jarabe dulce y eficaz para frenar la diarrea. Para ello, necesitarás medio kilo de endrinas y otro tanto de azúcar. Simplemente caliéntalos juntos en agua, deja que hiervan durante un cuarto de hora y filtra el líquido resultante a través de un paño. El jarabe, de intenso color rojo, puede tomarse solo o mezclado con agua para aliviar los síntomas de la diarrea.

El endrino, ese misterioso arbusto cargado de antioxidantes y astringencia, es un verdadero enigma de la naturaleza. Ahora que conoces sus secretos, ¡no dudes en explorar sus maravillosas propiedades y disfrutar de sus beneficios! Descubre más sobre esta planta en Una Planta.

Advertisement