Cómo Distinguir entre Arbustos de Fresa Macho y Hembra

Advertisement

¡Descubre el emocionante mundo de la diferenciación de los arbustos de fresa! No necesitas ser un experto para poder distinguir entre los arbustos masculinos y femeninos. Aquí te mostraremos cómo hacerlo de manera sencilla y efectiva.

¿Existen Arbustos de Fresa Masculinos y Femeninos?

Es común que los jardineros se enfrenten a la decepción de obtener malos frutos de fresas aparentemente saludables. Pero antes de culpar al vendedor, debemos considerar la posibilidad de que haya una sobrepoblación de arbustos masculinos en el huerto. Por eso es primordial aprender cómo distinguir entre los dos.

Desde un punto de vista científico, no hay variedades masculinas y femeninas de fresas. La fresa es una planta monoica con flores hermafroditas. La principal diferencia radica en la formación de estolones en las rosetas.

¿Es Posible Distinguir las Fresas Masculinas de las Femeninas?

¡Por supuesto que es posible y necesario distinguir entre las fresas masculinas y femeninas! El exceso de arbustos masculinos puede afectar negativamente el rendimiento, mientras que tener un jardín equilibrado y saludable es el sueño de todo jardinero.

Durante la floración, es más fácil distinguir los arbustos masculinos de los femeninos. También puedes fijarte en el tamaño de los estolones cuando compras plántulas jóvenes. Los estolones grandes suelen ser señal de arbustos masculinos. En cambio, en los arbustos femeninos, los estolones solo se observan después de la primera fructificación.

Further reading:  Arbustos eternos para el jardín: El toque perfecto de belleza natural

¿Para Qué Sirven los Arbustos de Fresa Masculinos?

Aunque las fresas pueden autopolinizarse, la presencia de arbustos masculinos es importante para obtener una mayor cantidad de frutos. Sin embargo, no conviene fomentar en exceso la reproducción de arbustos masculinos. La proporción óptima, según la experiencia práctica, es de 10 arbustos femeninos por cada arbusto masculino.

Es importante tener en cuenta que los arbustos masculinos son estériles y no son útiles como cultivo fructífero. Además, su presencia tiene algunas desventajas:

  1. Ocupan espacio que podría utilizarse para plantar variedades fructíferas.
  2. Las flores estériles consumen nutrientes y agua del suelo, necesarios para el crecimiento de las fresas.
  3. Un exceso de arbustos masculinos puede provocar un engrosamiento de las plantaciones y hacer que las bayas sean más pequeñas.

Estos problemas pueden afectar la circulación del aire, provocar enfermedades o daños por plagas. Por eso es importante controlar la cantidad de arbustos masculinos en el jardín.

¿Cómo Afecta el Suelo a los Arbustos de Fresa?

Incluso si eliminamos por completo los arbustos masculinos del jardín, las variedades de fresa seguirán dando frutos. Sin embargo, la cosecha será significativamente menor.

Los arbustos masculinos ayudan a la polinización, pero su dominio puede tener el efecto contrario. Es por eso que los jardineros eliminan las flores estériles del jardín. Antes de hacerlo, es fundamental saber cómo distinguir los arbustos de fresa masculinos de los femeninos. Una vez que los hayas identificado, podrás eliminar las plantas no deseadas.

Advertisement

La eliminación de los arbustos masculinos se realiza manualmente, con movimientos suaves para evitar dañar las raíces de las plantas vecinas. Después de removerlos, se cubren los agujeros con tierra y se riegan las plantas cercanas. No es necesario fertilizar nada.

Further reading:  Seis arbustos encantadores para crear privacidad en tus espacios al aire libre

Los arbustos masculinos eliminados no deben ser desechados de inmediato, ya que aún pueden producir plantas femeninas y saludables. Además, los jardineros novatos suelen cometer errores al adelgazar y eliminar las plantas, por lo que es conveniente revisar las plantaciones nuevamente para asegurarse del género.

En cuanto a los arbustos masculinos, se pueden plantar en una cama separada. El suelo para su trasplante debe estar preparado previamente y enriquecido con compost u otros nutrientes. También es recomendable tratar el suelo con agentes biológicos activos para proteger a las plantas de plagas.

Una vez que hayas distinguido correctamente los arbustos masculinos y femeninos, puedes trasplantar los primeros a una cama aparte, manteniendo una distancia de 10-15 cm entre ellos. Recuerda recortar los estolones si se trata de una variedad valiosa.

El trasplante se realiza a finales de agosto o principios de septiembre, para que las fresas tengan al menos un mes para adaptarse antes de la llegada de las primeras heladas. Con un buen cuidado, las fresas prosperarán y te brindarán una excelente cosecha.

Conclusión

Distinguir entre arbustos de fresa masculinos y femeninos es una tarea sencilla una vez que conoces las características distintivas. Este conocimiento te ayudará a controlar la reproducción y a aumentar el rendimiento de tu cultivo. ¡No hay nada más satisfactorio que disfrutar de deliciosas fresas cultivadas con amor y conocimiento!

Descubre más sobre el mundo de las fresas en Una Planta.

Advertisement