Las moras: Descubre sus variedades y beneficios

Advertisement

¿Quién no ha disfrutado de la emoción de recolectar moras durante un paseo de verano? Estas deliciosas frutas, con su característico color negro púrpura, nos han deleitado desde nuestra niñez. Pero, ¿sabías que no todas las moras son iguales? En este artículo, te invitamos a descubrir las distintas variedades de estas frutas y sus propiedades únicas.

Las moras de los árboles de Morera

Las moras de los árboles de Morera, pertenecientes a la familia Moraceae, se encuentran en diversas variedades. Entre ellas, destacan la morera blanca (Morus alba) y la morera negra (Morus nigra). Cada una de estas variedades produce moras con características diferentes en términos de color, forma, textura y sabor. Es importante distinguirlas de las moras de la zarzamora (Rubus ulmifolius), que provienen de un arbusto caducifolio de la familia de las rosáceas.

La zarzamora: una deliciosa opción

La zarzamora (Rubus fruticosus) es una planta silvestre con ramas espinosas y flexibles que se extiende por toda la Península Ibérica. Sus frutos, las moras, comienzan siendo verdes y se vuelven rojos antes de madurar por completo y adquirir su característico color negro-violáceo. Cada mora es en realidad una infrutescencia compuesta por múltiples frutos pequeños. Esta planta se encuentra en bosques, riberas de arroyos y otros terrenos fértiles.

Morus alba y Morus nigra: árboles de morera

Tanto el Morus alba (morera blanca) como el Morus nigra (morera negra) son árboles que se caracterizan por su forma globosa y pueden alcanzar alturas considerables. Las hojas de estos árboles son acorazonadas y dentadas, siendo una importante fuente de alimento para las orugas de los gusanos de seda. Las moras de la morera blanca suelen ser blancas o rosadas al madurar, mientras que las de la morera negra son más sabrosas y dulces, con un intenso color negro púrpura. Estos árboles son originarios del suroeste de Asia y se han introducido en Europa principalmente para la cría de gusanos de seda.

Further reading:  La Diferencia Fundamental entre Árboles y Arbustos
Advertisement

Usos y consumo de las moras

Las moras no solo son deliciosas, también son alimentos muy saludables. Se pueden consumir directamente o utilizar para elaborar confituras, productos de repostería, jarabes e incluso bebidas alcohólicas mediante fermentación. La zarzamora, por su parte, se utiliza en la fabricación de mermeladas, licores, té casero y jugos naturales. Además, los frutos de la zarzamora y de la morera son empleados en cosmética y en la industria textil debido a sus propiedades astringentes y a su capacidad para proporcionar colores intensos.

Propiedades medicinales y terapéuticas

Las moras tienen numerosas propiedades beneficiosas para la salud. Se ha comprobado que son ideales para dietas hipocalóricas, control de peso, problemas de estreñimiento y afecciones bucofaríngeas. También son recomendables para personas con problemas cardiovasculares, hipertensión o diabetes, ya que ayudan a regular los niveles de glucosa en sangre. Además, las moras tienen propiedades anticancerígenas, antiinflamatorias y antienvejecimiento. Asimismo, se utilizan en el tratamiento de infecciones renales y heridas de la piel, gracias a sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

Es importante tener en cuenta que las moras también pueden tener efectos secundarios y contraindicaciones. Se recomienda evitar su consumo durante el embarazo y tener precaución en caso de diabetes. Como siempre, es fundamental seguir las indicaciones médicas en cuanto a su uso terapéutico.

Ahora que conoces la diversidad de las moras y sus beneficios, ¡anímate a disfrutar de estas deliciosas frutas en todas sus variedades y aprovechar sus propiedades saludables!

Una Planta

Advertisement