Cuidados y poda de la margarita amarilla euryops

Advertisement

La margarita amarilla euryops, conocida también como margaritero gris, es una planta que florece durante los meses más fríos del año, desde el otoño hasta la primavera. Además de ser resistente a la sequía y las heladas, no sufre de plagas y aguanta fuertes vientos. Es una opción ideal para cualquier jardín, balcón o terraza.

Sin embargo, para disfrutar al máximo de esta hermosa planta, es importante conocer los cuidados y la correcta poda de la margarita amarilla euryops. De esta manera, podremos asegurarnos de que esté sana y llena de flores.

¿Cuándo podar la margarita amarilla euryops?

La poda debe realizarse cuando la planta entra en su periodo de letargo, que ocurre durante el verano. En este momento, es posible podar la parte superior de la planta sin temor a dañarla. Lo ideal es hacerlo a finales de la primavera, aproximadamente en la primera semana de junio.

Al podarla, es importante recordar que la margarita amarilla euryops tiene una gran capacidad de rebrote. Por lo tanto, al cortar las ramas, estas volverán a crecer con fuerza y darán lugar a nuevas flores abundantes. Es recomendable podar todo el ejemplar, dejando un poco de parte verde en cada rama.

¿Cómo mantenerla con buen aspecto?

Si se realiza correctamente la poda en verano, no será necesario seguir podando durante el resto del año. La margarita amarilla euryops tiene un aspecto silvestre y natural, aunque algunos jardineros prefieren darle una forma más redondeada. Para lograr esto, se puede moldear la planta en forma de bola durante la poda de verano.

Further reading:  Las Mejores Plantas para Embellecer tu Exterior

Multiplicar la margarita euryops por esquejes

Una característica destacada de la margarita amarilla euryops es su facilidad para multiplicarse mediante esquejes. Para hacerlo, pueden aprovecharse los restos de la poda. Las ramas seleccionadas deben tener aproximadamente 20 centímetros de longitud.

Una vez seleccionadas las ramas, se deben eliminar las hojas inferiores para que la planta no tenga que esforzarse en mantenerlas. Después, se pela cuidadosamente la parte inferior de la rama y se sumerge en hormonas de enraizamiento. Estas hormonas, que se pueden adquirir en viveros y centros especializados, estimulan el crecimiento de las raíces.

Advertisement

A continuación, se coloca la rama en una maceta y se riega abundantemente. Es recomendable ubicar la maceta en un lugar semisombreado y regarla periódicamente durante el verano para mantener el sustrato húmedo. En cuestión de semanas, el esqueje habrá enraizado y estará listo para ser plantado en el jardín durante el otoño.

Plagas y enfermedades de la margarita amarilla

Aunque la margarita amarilla euryops es resistente y no suele tener problemas de plagas, puede ser atacada por pulgones. Estos insectos se pueden identificar fácilmente por las manchas pegajosas en las hojas y la presencia de insectos chupadores en las ramas. Para combatirlos, se recomienda fumigar con agua y jabón. También existen insecticidas específicos que no dañan la fauna y son ecológicos.

El oídio es otro problema al que puede enfrentarse la margarita amarilla euryops. Este hongo se manifiesta como una capa gris polvorienta en las ramas de la planta. En este caso, es necesario fumigar con un fungicida específico, que puede ser ecológico y no causará daño a insectos beneficiosos ni polinizadores.

Further reading:  Descubre árboles ideales para cultivar en el interior de tu hogar

La margarita amarilla euryops es una planta hermosa y resistente. Con los cuidados adecuados y la correcta poda, podremos disfrutar de su belleza durante todo el año. Recuerda que una planta sana, llena de flores y en perfecto estado puede alegrar cualquier jardín, balcón o terraza. ¡No dudes en incluirla en tu espacio verde!

Para más información sobre el cuidado de las plantas, visita Una Planta.

Advertisement