Delicias del bosque en tu terraza

Advertisement

¿Sabías que puedes cultivar frutos del bosque en tu propia terraza? Estos pequeños tesoros son cada vez más populares en jardines y balcones debido a su adaptabilidad para crecer en macetas y contenedores. Además de su valor ornamental, estas bayas comestibles son muy apreciadas en la cocina. Aunque pertenecen a especies distintas, comparten características como su porte arbustivo y la necesidad de terrenos húmedos y temperaturas suaves. ¡Imagina la delicia de cosechar tus propias bayas frescas en casa!

Cultivo en contenedores

Para tener éxito en el cultivo de frutos del bosque, es importante imitar las condiciones naturales y proporcionarles un hábitat fresco y húmedo. Asegúrate de regar la tierra regularmente y mantener un buen drenaje. Puedes proteger las raíces de las plantas colocando paja o corteza de pino alrededor de la base. Elige macetas amplias y profundas para asegurar que las raíces se mantengan frescas.

Ubicación y cuidados

Es fundamental ubicar las plantas en un lugar protegido del viento y evitar la exposición directa al sol en las zonas más cálidas. Si vives en una región mediterránea, es recomendable proporcionar sombra a las plantas durante el verano. Además, el cultivo en macetas permite mover las plantas a lugares más adecuados según la temporada.

Plantar y recolectar

El riego abundante es necesario desde que las plantas comienzan a florecer y fructificar. Una vez que los frutos han madurado, se recomienda reducir los riegos para que las plantas descansen y se fortalezcan. Para un buen desarrollo, las plantas de frutos del bosque requieren fertilizantes específicos para frutales. La recolección de las bayas debe hacerse a mano y de forma selectiva, teniendo en cuenta la madurez, el color y el tamaño de los frutos.

Further reading:  Plantas Resistentes al Frío y al Sol: Las Supervivientes

Tipos de frutos del bosque para cultivar en macetas

  • Grosella roja (Ribes rubrum): Este arbusto no espinoso puede alcanzar hasta dos metros de altura. Sus bayas rojas intensas son ideales para hacer confituras y licores. Requiere un sustrato ácido, fresco y bien drenado, así como protección contra el viento.

    Advertisement
  • Arándano (Vaccinium myrtillus, Vaccinium corymbosum): Este arbusto pequeño y denso de hoja caduca produce bayas dulces de color negro azulado. Pueden utilizarse para mermeladas, jaleas y licores. Requiere un sustrato muy ácido y protección contra el viento.

  • Frambuesa (Rubus idaeus): Esta planta resistente puede cultivarse fácilmente en macetas. Sus frutos se pueden consumir frescos, en postres o en confituras y licores. Necesita un suelo suelto y bien drenado, protección contra el viento y las heladas tardías.

  • Mora o zarzamora (Rubus fruticosus): Este arbusto vigoroso produce frutos abundantes y sin espinas. Las moras se recolectan al final de la primavera y a mediados del verano. Se pueden comer crudas o utilizar para hacer confituras. Necesita un suelo humífero y bien drenado, exposición al sol y soporte para crecer horizontalmente.

  • Grosella negra, zarzaparrilla o casis (Ribes nigrum): Este arbusto frondoso y sin espinas desprende un fuerte olor. Sus frutos se recolectan en racimos durante el verano y el otoño, y se utilizan en confituras y licores. Requiere pleno sol, riego abundante y poda después de la recolección.

¡Imagina la satisfacción de disfrutar de tus propios frutos del bosque cultivados en la comodidad de tu terraza! Ahora tienes todo lo que necesitas para comenzar tu aventura en el mundo de las bayas. Recuerda tener en cuenta las necesidades específicas de cada planta y proporcionarles el cuidado adecuado. ¡Una planta es tu mejor aliado en esta emocionante experiencia!

Advertisement