Plantas de exterior resistentes al calor y de bajo mantenimiento

Advertisement

¡Descubre las plantas de exterior que necesitan menos riego y son altamente resistentes al calor! Cuando llega el verano, mantener nuestro jardín hidratado puede ser todo un desafío. Las restricciones en el riego, las vacaciones o las épocas de sequía pueden dificultar el cuidado de nuestras plantas. Sin embargo, existen opciones que requieren poco mantenimiento y se adaptan perfectamente a estas condiciones.

Protección y elección de plantas

Una medida clave es proteger el suelo para reducir la evaporación del agua. Puedes utilizar un acolchado o plantas que actúen como barrera. Además, la instalación de riego por goteo puede resultar muy beneficiosa. Sin embargo, lo más importante es elegir plantas que requieran poco riego o que no dependan del agua para su crecimiento.

Riego ecológico

El riego ecológico es una excelente forma de ahorrar agua. Se puede realizar a través de distintas técnicas, como el riego por goteo enterrado o en superficie. Estas evitan daños en las hojas y minimizan la pérdida por evaporación. Un riego profundo y espaciado estimula el desarrollo de raíces verticales, lo que mejora la resistencia de la planta en periodos de sequía.

Además, el riego individualizado y adaptado al clima permite ajustar la programación según la humedad del suelo, especie y condiciones atmosféricas. Otra opción viable es el uso de compuestos de lenta liberación, como los hidrogeles, que proporcionan agua y nutrientes de forma constante.

Plantas mediterráneas, aliadas perfectas

Las plantas mediterráneas son ideales para el verano, ya que han desarrollado adaptaciones eficientes para soportar la sequía estival. Algunas se protegen de la evaporación mediante una capa blanca o plateada en sus hojas, mientras que otras almacenan agua en sus tallos o hojas crasas.

Further reading:  Una Planta Mágica de la Pampa: El Ombú
Advertisement

Estas plantas, en su mayoría, tienen raíces largas que alcanzan las capas más profundas de suelo, donde la humedad es mayor. En algunos casos, incluso dejan de crecer cuando escasea el agua. El exceso de riego y abono puede ser perjudicial para estas especies, ya que acelera su crecimiento natural y afecta su forma y valor ornamental.

Si deseas proteger las plantas pequeñas del sol directo, colócalas a la sombra de árboles caducifolios que refrescan el ambiente y regulan la evaporación. Además, puedes utilizar toldos y velas para crear áreas sombreadas en tu jardín.

¡Descubre algunas de las plantas de exterior que requieren poco riego o no necesitan agua para crecer en Una Planta!

¡Cuida tu jardín y disfruta de plantas hermosas y resistentes al calor!

Advertisement