La arlita: mejora tus suelos y potencia tus plantas

La arlita: mejora tus suelos y potencia tus plantas
Advertisement

La arlita, también conocida como ripiolita, arcilla expandida o leca (Light Expanded Clay Aggregate en inglés), es un material cerámico ligero que se utiliza en diversas aplicaciones, como enmiendas de terreno, sistemas hidropónicos y jardinería en general.


Figura 1 – Bola de Arlita

Este artilugio natural destaca por su resistencia, su durabilidad garantizada, su inalterabilidad en el tiempo, su resistencia a los productos químicos, así como a las heladas y altas temperaturas, lo que la convierte en una excelente opción para la jardinería.

Composición

La arlita utilizada en jardinería está compuesta exclusivamente por arcilla expandida. Durante el proceso de fabricación, se eliminan los metales que podrían afectar al equilibrio de pH y electro-conductividad de las plantas. Además, es posible agregar colorantes (normalmente ferrosos) para darle un aspecto diferente a la arlita utilizada en la construcción, sin que ello afecte a su calidad.

Arlita utilizada en jardinería
Figura 2 – Arlita utilizada en jardinería

Características

La arlita presenta varias características que la hacen ideal para su uso en jardinería:

  • Alta aireación: Su porosidad previene el apelmazamiento y la asfixia de los sustratos, permitiendo que las raíces respiren mejor.
  • Retención de humedad: Gracias a su gran porosidad, la arlita retiene líquidos en sus poros, manteniendo la humedad necesaria para el crecimiento de las plantas.
  • Ligereza: La granulometría de la arlita puede variar, pero en general, cuanto más grande sea el tamaño del grano, menor será su densidad. Esta densidad es hasta cinco veces inferior a la de la arcilla común sin expandir.
  • Estabilidad y neutralidad química: La arlita no altera el pH del sustrato resultante.
  • Biologicamente inerte: No contiene sustancias orgánicas y no se descompone, lo que la convierte en un material libre de plagas, enfermedades y malezas.
Further reading:  Banano Acuático (Nymphoides aquatica): Todo sobre sus características y cultivo

Aplicaciones en la jardinería

Drenaje y aireación de sustratos

Cerca del 98% del oxígeno que las plantas necesitan para crecer lo obtienen a través de sus raíces. En suelos anegados por exceso de riego o con una estructura muy compacta, las plantas sufren y su crecimiento se ve afectado. Los signos de necrosis, como el amarronamiento de las hojas y su caída, son los primeros síntomas de esta condición. Sin embargo, si utilizamos arlita en la mezcla de sustratos, podemos prevenir este problema. La alta porosidad de la arlita genera múltiples espacios que facilitan el intercambio de gases y el drenaje del agua, creando un ambiente saludable para el desarrollo de las raíces y, por ende, el crecimiento de las plantas.

Advertisement

Mezcla de sustratos con arlita
Figura 3 – Mezcla de sustratos con arlita

También se puede utilizar la arlita en el fondo de macetas y contenedores como base, lo que permite que el exceso de agua se drene fácilmente, evitando el encharcamiento de las plantas.

Mulching o acolchado

En jardinería, la arlita se utiliza como una capa superficial en la tierra para evitar el crecimiento de malas hierbas y proteger las plantas de las heladas. Además, su apariencia decorativa la convierte en un elemento ideal para jardines ornamentales.

Medio de cultivo hidropónico

La arlita es un sustrato inerte química y biológicamente, lo que la hace perfecta para su uso en cultivos hidropónicos.

Arlita en cultivos hidropónicos
Figura 4 – Arlita en cultivos hidropónicos

Enmiendas de suelo

La arlita se utiliza principalmente como material de relleno debido a su relación entre peso y capacidad resistente. En el caso de las enmiendas de suelo, se utiliza para mejorar la aireación y la retención de agua.

Further reading:  Casas de dos plantas con terraza: El equilibrio perfecto entre estilo y funcionalidad

Enmienda de suelo con arlita
Figura 5 – Enmienda de suelo con arlita

Otras aplicaciones

Además de la jardinería, la arlita también se utiliza en la construcción para crear morteros ligeros, como relleno, material ignífugo, aislamiento térmico y acústico. También se emplea en la depuración de aguas como filtro, en fondos de acuarios y terrarios, entre otras aplicaciones.

En definitiva, la arlita es un aliado esencial para mejorar la calidad de los suelos y potenciar el crecimiento de las plantas en tu jardín. ¡No dudes en adquirirla y obtener más información sobre su uso en Una Planta!

Haz clic sobre la imagen para ver más información.

Advertisement