La increíble boda de Simoneta Gómez Acebo que causó envidia en Letizia: la primera Borbón en casarse con una tiara de la reina Victoria Eugenia

Advertisement

¡Ah, las bodas reales! Siempre desbordan elegancia y glamour. Hoy quiero contarte sobre una boda que marcó un hito en la familia Borbón. Fue el 12 de septiembre de 1990, en la hermosa catedral de Palma. La protagonista de esta historia es Simoneta Gómez Acebo, hija de doña Pilar de Borbón, duquesa de Badajoz. Y su prometido era José Miguel Fernández Sastrón, nieto del famoso empresario Pepín Fernández y un apasionado de la música. Debo decirte que esta boda despertó una enorme expectación, ¡todos estaban ansiosos por verla!

Un sueño hecho realidad

La ceremonia fue un despliegue de majestuosidad. Asistieron todos los miembros de la familia real, incluyendo los reyes Juan Carlos y Sofía, y los condes de Barcelona, padres del rey. Los novios se dieron el «sí, quiero» frente a 800 invitados emocionados. Él tenía 31 años, ella 22, y Simoneta lucía un espectacular vestido de novia diseñado por Gianfranco Ferré, para Dior. La novia deslumbraba con una diadema de perlas y brillantes, conocida como «la Rusa», que había pertenecido a la reina María Cristina, madre de Alfonso XIII. Hoy en día, la diadema es una de las favoritas de doña Letizia.

Un camino hacia el altar lleno de emoción

El camino hacia el altar fue un momento lleno de magia. Simoneta hizo el recorrido a pie, acompañada de su padre, Luis Gómez Acebo y Duque de Estrada, vizconde la Torre. Años después, Simoneta recordaría con emoción la influencia de su padre en la elección de su vestido de novia. Miles de personas se agolparon alrededor de la catedral, aplaudiendo a los invitados famosos, como Kyril de Bulgaria, los duques de Alba, el empresario Plácido Arango y los barones Thyssen.

Further reading:  Descubre tu refugio rural en Ribadesella

Celebración y momentos inolvidables

Después de la ceremonia, se celebró una sesión de fotos en el salón gótico del palacio de La Almudaina. El banquete nupcial tuvo lugar en uno de los salones del Palacio de Congresos del Pueblo Español, un lugar diseñado por Juan Cabrera. Las mesas estaban decoradas con velas blancas y verdes, creando una atmósfera mágica. A pesar del estrés del momento, Cabrera sufrió un ictus y tuvo que ser hospitalizado, pero aseguró que todo salió perfecto.

Una historia con altibajos

La historia de amor de Simoneta y José Miguel dio fruto a tres hijos: Luis Juan, Pablo y María de las Mercedes. Sin embargo, este matrimonio no resistió las pruebas del tiempo. En 2009, comenzaron a vivir separados y finalmente se separaron en 2012. Aunque su historia de amor no tuvo un final feliz, esta boda fue un acontecimiento especial que reunió a todos los miembros de los Borbones en suelo español, con el rey Juan Carlos en el trono. Además, significó la recuperación de joyas familiares como la tiara Rusa, que Simoneta lució con orgullo. Además, Palma era el lugar de vacaciones favorito de los primos Borbón, lo que hacía este día aún más significativo.

Advertisement

Historias de antaño

Es importante recordar que los Borbones tuvieron que casarse en el exilio, desde Roma hasta Estoril. Los hijos de Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg se casaron después de la proclamación de la República. Cada uno de los hijos eligió su propio camino en el amor. Alfonso se casó por primera vez en 1933 en Suiza, lo que lo apartó del trono. Jaime contrajo matrimonio en 1935 con Emanuela de Dampierre, Beatriz hizo lo mismo con Alejandro de Torlonia, príncipe de Civitella Cesi, y Juan, padre de don Juan Carlos, se casó el 12 de octubre del mismo año con María de las Mercedes de Borbón y Orléans. María Cristina, por su parte, contrajo matrimonio en 1940 con el conde Marone Cinzano en Roma. Cabe mencionar que el infante Gonzalo falleció trágicamente a los 20 años debido a complicaciones de un accidente automovilístico en Austria. Este enlace es un recordatorio de las hermosas tradiciones familiares.

Further reading:  Déjame contarte sobre el fascinante Camiño dos Faros

Ahora que has conocido todos los detalles de esta boda real, ¿no es fascinante cómo la historia se entrelaza con la elegancia y la emotividad? Si quieres conocer más sobre estas historias, te invito a visitar Una Planta, donde encontrarás más contenido interesante. ¡Te aseguro que no te arrepentirás de sumergirte en estas apasionantes historias reales!

Advertisement