Cultiva en casa una buganvilla y date ese placer floral!

Advertisement

¿Te gustaría disfrutar de la hermosa floración de una buganvilla en tu propio hogar? ¡No necesitas un jardín grande para cultivar esta encantadora planta! En este artículo, te mostraremos cómo cultivar buganvillas en macetas y en el suelo del jardín, para que puedas deleitarte con su belleza durante toda la temporada.

Buganvillas en macetas: una explosión de color en tu terraza

En los centros de jardinería, podrás encontrar buganvillas especialmente adaptadas para el cultivo en macetas. Estas variedades compactas son perfectas para embellecer tu terraza con un estallido de flores de colores vibrantes. Algunas variedades populares son la ‘Sanderiana’ de Bougainvillea glabra, con flores magenta, y las ‘Gold’, ‘Zahira’, ‘Lateritia’ y ‘Albicans’, que ofrecen colores amarillos, rosas, naranjas y blancos respectivamente.

Además, encontrarás buganvillas en formatos que se adaptan a diferentes estilos de jardinería. Algunas están enredadas en obeliscos de varias alturas, ideales para destacar en un rincón del patio. Otras se presentan como columnas de color con varios ejemplares agrupados, mientras que algunas han sido podadas en forma de copas esféricas. Estas formas requieren un mantenimiento adecuado, pero sin duda añadirán un toque especial a tu espacio verde.

Buganvillas en el suelo del jardín: trepadoras majestuosas

Si vives en zonas más cálidas, como el Mediterráneo, el norte de España o las Islas Canarias, puedes permitirte cultivar buganvillas en el suelo del jardín. Estas plantas trepadoras pueden alcanzar hasta ocho metros de altura, adornando muros, pérgolas y arcos con su espléndida floración. Sin embargo, es importante proporcionarles algún apoyo para evitar que el viento o su propio peso las derriben. También puedes aprovechar su crecimiento para formar setos formales o libres que deslumbrarán con su abundancia de flores.

Further reading:  Conoce los Secretos de la Buganvilla
Advertisement

Cuidados sencillos para buganvillas agradecidas

Las buganvillas son plantas que te darán mucho a cambio de poco esfuerzo. Aquí te dejamos algunas pautas para cuidarlas adecuadamente:

  • Exposición: Les encanta el sol, así que asegúrate de proporcionarles una ubicación soleada para que florezcan en abundancia.
  • Sustrato: Utiliza un sustrato con buen drenaje y una adecuada retención de humedad. Evita los sustratos arcillosos, ya que retienen demasiada agua.
  • Riego: No necesitan riegos frecuentes, pero no las dejes sin agua por mucho tiempo. Riégalas cuando el sustrato esté ligeramente húmedo, pero evita el encharcamiento.
  • Abono: Aporta abono orgánico al comienzo de la primavera y en el otoño para proporcionarles los nutrientes necesarios.
  • Plagas y enfermedades: Con las condiciones de cultivo adecuadas, las buganvillas son resistentes a plagas y enfermedades.

Si sigues estos consejos básicos, podrás disfrutar de la compañía de una hermosa buganvilla tanto en macetas como en tu jardín.

Atrévete a llenar tu hogar de color y fragancia con una buganvilla. ¿Qué estás esperando? ¡Cultiva una buganvilla y dale un toque especial a tu espacio verde! Para obtener más información sobre el cuidado de las buganvillas, visita Una Planta, donde encontrarás consejos y más sobre estas maravillosas plantas.

Advertisement