Othonna Capensis: Descubre los secretos para cuidar la suculenta «Colar de Rubí»

La Othonna Capensis, también conocida como «Colar de Rubí», es una planta originaria de Sudáfrica que está cautivando a personas de todo el mundo como una de las plantas de la familia de las suculentas. En Japón, se la conoce como «Sigetu» y aquí, en el Sítio Kolibri, forma parte de nuestra colección Laris.

¿Te preguntas cómo cuidar de una Othonna Capensis? ¿Cuál es la mejor manera de mantener tu Colar de Rubí en perfecto estado? La buena noticia es que no es difícil cuidar de esta planta en casa, y solo necesitas seguir algunos cuidados básicos para que tu pequeña planta se mantenga saludable. ¡Veamos cuáles son estos cuidados!

Colgante y con flores

Lo primero que debes saber sobre esta planta es que es una planta colgante que puede producir pequeñas flores amarillas varias veces al año. La forma en que las hojas crecen hace que se extienda por donde se encuentre o que caiga desde la maceta. ¡En la naturaleza, es una planta que se esparce por el suelo! Debido a su similitud con las plantas del género «Senecio», como el famoso «Golfinho», las Othonna Capensis y las suculentas de este género son bastante parecidas.

Riego moderado

La mejor manera de regar una Othonna Capensis es basándose en la humedad del suelo: si está seco, riégala generosamente. Luego, espera a que el suelo se seque por completo. Así es, el Colar de Rubí no tolera el exceso de agua y necesita períodos sin riego. Al igual que la mayoría de las suculentas, absorbe mucha agua y puede dañar sus raíces si se riega con demasiada frecuencia.

Further reading:  Soñar con plantas: Más allá de la superficie

Mucha luz y poco sol

La Othonna Capensis adora la luz abundante y necesita estar bien iluminada, pero no tolera la luz solar directa y el calor intenso. Por lo tanto, lo ideal es colocarla en un lugar sombreado, lejos de la luz solar directa. Sin embargo, la luz solar de la mañana temprano o del atardecer es bienvenida. Ten en cuenta que el Colar de Rubí crecerá hacia la luz, por lo que si se encuentra en lugares con mucha sombra, puede adoptar formas extrañas. Un espacio exterior cubierto es perfecto para esta planta. Durante los meses más calurosos, es posible que su crecimiento se reduzca, aunque es poco probable que entre en estado de hibernación en el clima brasileño.

Fertilizante ocasional

Si deseas utilizar fertilizante en tu Colar de Rubí, puedes aplicarlo una o dos veces al año, solo para ayudar a obtener nutrientes adicionales. No es necesario hacerlo con frecuencia. Puedes utilizar un fertilizante común para suculentas.

Poda anual

Una vez al año, probablemente querrás podar tu suculenta Colar de Rubí, especialmente las partes del tallo que hayan perdido las hojas, o para darle la forma deseada. Utiliza unas tijeras y «recorta» las puntas de la planta si así lo prefieres.

Ahora tienes todo lo que necesitas para cuidar de tu Othonna Capensis. ¡Buena suerte y que tu hogar se llene de las buenas vibraciones que las plantas nos proporcionan!

Othonna Capensis

Fuente: Una Planta

YouTube video
Othonna Capensis: Descubre los secretos para cuidar la suculenta «Colar de Rubí»