Cómo Cuidar Suculentas: Una Guía Completa

Advertisement

Las suculentas, con sus formas llamativas y peculiares, son plantas resistentes que no requieren muchos cuidados. Son ideales para aquellos que se están iniciando en el mundo de la jardinería y el cuidado de las plantas. En esta guía, te ofreceremos consejos clave para que aprendas a cuidar estas bonitas plantas con éxito.

Cómo Cuidar Suculentas: Una Guía Completa
Cómo Cuidar Suculentas: Una Guía Completa

Luz y Ubicación

La mayoría de las suculentas provienen de ambientes desérticos, donde están expuestas a altas temperaturas y una gran intensidad de los rayos solares. A pesar de esto, no es recomendable exponerlas directamente al sol en casa, ya que podrían deshidratarse y quemarse. Lo ideal es ubicarlas en zonas luminosas, protegidas de las horas más intensas del sol.

Si las hojas de tus suculentas se resecan o adoptan tonos marrones o rojizos, es indicativo de que están recibiendo demasiado sol directo. En este caso, deberías cambiarlas de ubicación.

Riego

Las suculentas son capaces de almacenar una gran cantidad de agua en sus hojas y tallos, por lo que no necesitan ser regadas con frecuencia. Regarlas con exceso puede pudrir las raíces y llevar a la muerte de la planta.

En general, es suficiente regar las suculentas cada 10 o 15 días, excepto en los meses más cálidos, cuando deberás regarlas una vez a la semana. Si tienes suculentas colgantes o aéreas, lo mejor es regarlas por inmersión, permitiéndoles escoger el agua que necesitan sin sufrir excesos de humedad.

Evita regar tus suculentas con atomizador o pulverizador, a menos que sean suculentas tropicales que requieran específicamente esta técnica. El exceso de humedad en sus hojas puede favorecer la aparición de hongos.

Further reading:  El secreto para que tu monstera deliciosa crezca con hojas más grandes y hermosas

Sustrato y Abono

A la hora de elegir el sustrato para tus suculentas, es importante que ofrezca un buen drenaje. Te recomendamos utilizar sustrato específico para cactus o plantas

Advertisement
crasas, o una mezcla de sustrato universal con sustrato para cactus.

En cuanto al abono, es recomendable utilizarlo de forma moderada. Presta atención a las dosis y frecuencia indicadas en el envase, y ajusta según las necesidades de la especie que tengas. Un exceso de abono puede perjudicar fácilmente a estas plantas.

Propagación de Suculentas

Las suculentas son muy fáciles de propagar debido a los hijuelos que tienden a producirse alrededor de la planta madre. Para reproducirlas, sigue estos pasos:

  1. Separa los hijuelos de la planta madre solo una vez que hayan desarrollado algunas raíces.
  2. Utiliza unas tijeras de poda afiladas o incluso un tenedor para separarlos. Asegúrate de desinfectar las herramientas antes de usarlas.
  3. Si los hijuelos sufren heridas al separarlos, déjalos secar durante dos o tres días antes de plantarlos nuevamente.
  4. Planta los hijuelos en tierra en un nuevo lugar, asegurándote de cubrir bien sus raíces y el principio de su tallo o base.

Existen otras formas de reproducir suculentas. Si deseas conocerlas, déjanos un comentario y nos encargaremos de traerte un vídeo exclusivo sobre ello.

Ahora que conoces todos los cuidados necesarios para las suculentas, ¡estás listo para tener éxito en su cultivo! Si esta guía te ha sido útil, no olvides darle a «Me gusta». Para más información sobre jardinería, ecología y medio ambiente, visita Una Planta. ¡Hasta la próxima, amantes de la naturaleza!

Advertisement