Cómo cultivar lechugas en cajones de forma sencilla

Advertisement

¡Hola a todos! En este artículo les enseñaré cómo cultivar lechugas en cajones de forma sencilla y sin complicaciones. Los cajones son una excelente opción para cultivar lechugas en casa de manera práctica y efectiva. A continuación, les mostraré el paso a paso para que puedan tener sus propias lechugas frescas y deliciosas.

Cómo cultivar lechugas en cajones de forma sencilla
Cómo cultivar lechugas en cajones de forma sencilla

Materiales necesarios

  • Cajón de madera (puede ser reciclado o comprado)
  • Tierra negra
  • Perlita
  • Turba (opcional)
  • Plástico o nylon (para forrar el cajón)
  • Semillas de lechuga

Paso 1: Preparar el cajón

Lo primero que debemos hacer es preparar el cajón para el cultivo de las lechugas. Si el cajón es nuevo o está en buen estado, simplemente debemos forrarlo con plástico o nylon para evitar que la tierra se escape por los agujeros. Si el cajón es reciclado, es importante limpiarlo bien y reparar cualquier daño antes de proceder.

Paso 2: Preparar la tierra

Para preparar la tierra, necesitaremos una mezcla de tierra negra, perlita y turba. La proporción recomendada es de aproximadamente 5 partes de tierra negra, 1 parte de perlita y media parte de turba. Sin embargo, si no cuentas con turba, puedes utilizar solo tierra negra y perlita.

Advertisement

Paso 3: Sembrar las semillas

Una vez que tengamos el cajón y la tierra preparada, procedemos a sembrar las semillas de lechuga. Recuerda dejar un espacio de aproximadamente 15 centímetros entre las semillas para que tengan espacio suficiente para crecer.

Further reading:  Arranca el curso de huerta orgánica con Miradas Biológicas

Paso 4: Cuidados y riego

Es importante mantener la tierra siempre húmeda para favorecer el crecimiento de las lechugas. Riega regularmente todas las semillas y asegúrate de proporcionarles suficiente luz solar para un crecimiento óptimo.

Paso 5: Cosecha

Cuando las lechugas hayan crecido lo suficiente y cuenten con 2 o 3 hojas, podrás comenzar a cosecharlas. Puedes cortar las hojas según tus necesidades, ya sea para una ensalada fresca o para añadir a tus platos favoritos.

¡Y eso es todo! Siguiendo estos sencillos pasos, podr

Advertisement