Cómo propagar geranios: consejos y trucos para hacer esquejes

Advertisement

Los geranios son unas plantas realmente fáciles de reproducir, a diferencia de muchas otras variedades. Una de las técnicas más populares en el mundo de la jardinería para multiplicarlos es a través de esquejes. Pero, ¿sabes cuál es la forma más adecuada de hacerlo? ¿Qué trucos debes tener en cuenta?

¿Qué es un esqueje? ¿Cuándo es el mejor momento para hacerlo?

Un esqueje es un trozo del tallo, de la raíz o de la hoja de una planta que se corta y se introduce en una maceta con sustrato o en el suelo, con el fin de que desarrolle nuevas raíces y continúe creciendo. Sin embargo, no todas las plantas son aptas para esta técnica.

En el caso de los geranios, los esquejes tienen una gran capacidad para enraizar con facilidad. Esto significa que puedes realizarlos prácticamente en cualquier momento del año, aunque el proceso es más rápido desde la primavera hasta el otoño. Durante el invierno, es conveniente evitar hacer esquejes, ya que apenas emitirán raíces hasta la llegada de la primavera.

El primer paso para realizar esta técnica es cortar fragmentos de tallo con hojas, preferiblemente sin flores, y dejar solo un par de hojas en la parte superior. Luego, debes reducir la longitud del esqueje, ya que con alrededor de 10 centímetros será suficiente.

¿Qué herramientas necesitas para realizar estos pasos? En el caso de los geranios, una tijera de poda de mano será suficiente para cortar el tallo, ya que son plantas de tallo blando.

Further reading:  Una Guía Completa para Cuidar tus Geranios

Pasos para hacer esquejes de geranios: en agua o en tierra

El siguiente paso es elegir cómo prefieres hacer los esquejes: en agua o en tierra. Si optas por el método del agua, es importante que el recipiente contenga suficiente agua para cubrir la mayor parte de los tallos de geranio, dejando las hojas fuera del agua. Coloca los esquejes en el agua y sujétalos con una cuerda para que queden a la misma altura y no se caigan. Asegúrate de colocar bien las hojas para que no se doblen.

Advertisement

Si prefieres hacer los esquejes en tierra, debes plantarlos en una maceta con sustrato, fibra de coco o compost. Lo importante es utilizar un sustrato esponjoso, suelto y que retenga mucha humedad. Recuerda regar abundantemente y colocarlos en un lugar húmedo y luminoso, pero evitando la luz directa del sol.

Tanto en el caso de los esquejes en agua como en tierra, en unas semanas podrás ver cómo salen las raíces y tu geranio se empieza a desarrollar. ¡Pronto tendrás una nueva planta lista para disfrutar!

Recuerda que los geranios son plantas resistentes y agradecidas, por lo que es muy probable que los esquejes tengan un alto porcentaje de éxito. Además, propagar tus propias plantas es una forma económica y gratificante de aumentar tu jardín. ¡Anímate a probar esta técnica y disfruta de tus geranios en abundancia!

Si deseas obtener más información sobre el cultivo y cuidado de geranios, te recomiendo visitar Una Planta, un portal especializado en jardinería y plantas. ¡Allí encontrarás todo lo que necesitas saber para tener un jardín exuberante!

Advertisement