Crea tu propia Kokedama en casa: Una técnica japonesa de jardinería única

Advertisement

¡Bienvenido a una nueva aventura en el mundo de la jardinería! Esta vez te enseñaremos a hacer tu propia Kokedama, una técnica ancestral japonesa que transformó la forma de apreciar la belleza de las plantas. Aunque sus orígenes se remontan a la época antigua de Japón, donde los ricos dominaban el arte del bonsái y los menos afortunados admiraban su esplendor, hoy en día, la Kokedama ha conquistado el corazón de muchos aficionados y se ha convertido en una práctica que cada día gana más seguidores.

Crea tu propia Kokedama en casa: Una técnica japonesa de jardinería única
Crea tu propia Kokedama en casa: Una técnica japonesa de jardinería única

Pasos para crear tu Kokedama

Antes de comenzar, asegúrate de tener a mano los siguientes materiales:

  • Musgo
  • Tierra (mejor si es una mezcla de turba y sustrato para bonsáis)
  • Arcilla
  • Arena de río fina
  • Fibra de coco (opcional)
  • Planta de crecimiento lento

La planta que elijas es fundamental para el éxito de tu Kokedama. Opta por aquellas de crecimiento lento y que no requieran amplios espacios para desarrollarse. Algunas opciones populares incluyen orquídeas, bonsáis, helechos, suculentas, entre otros.

Paso 1: Creando la bola de Kokedama

¡Comienza a dar forma a tu Kokedama! Mezcla la turba con el sustrato para bonsáis, agregando arena y arcilla para obtener la consistencia adecuada. En caso de que no dispongas de sustrato para bonsáis, mezcla 1 parte de sustrato, arcilla o tierra para plantas, y 3 partes de turba. Asegúrate de mantener la humedad en la tierra mientras trabajas en ella, esto garantizará la oxigenación adecuada. Si la tierra se seca, humedécela con un poco de agua mineral.

Further reading:  Descubriendo el Arte de las Kokedamas: Cuidados y Secretos

Modela la mezcla en una forma redonda, manteniendo un espacio en el centro para las raíces de la planta. Procura dejar varios centímetros de grosor en la base para mayor estabilidad.

Paso 2: Emplantando la planta

Recorta cuidadosamente las raíces de la planta para que quepa sin problemas en el agujero central de la bola de Kokedama. Asegúrate de colocarla bien centrada. A continuación, cubre la parte superior con más mezcla de tierra, asegurándote de que no queden raíces al aire.

Paso 3: Envuelve la bola con el musgo

Toma el cordel o cuerda fina y envuélvelo alrededor de la bola de forma similar a una telaraña para mantener todo en su lugar. Rocía el musgo con un poco de agua y cúbrelo con la cuerda ya colocada. Si lo deseas, puedes mezclar la fibra de coco con el musgo para una mayor retención de humedad y un toque decorativo.

Paso 4: Ubica tu Kokedama

Elige el lugar ideal para tu Kokedama, ya sea en el interior o en el exterior, dependiendo de las necesidades de la planta seleccionada. Puedes colocarla en un plato decorativo, entre piedras o incluso hacer una Kokedama colgante utilizando más hilo o cuerda. ¡Deja volar tu creatividad!

Cuidados diarios para tu Kokedama

El cuidado adecuado es esencial para que tu Kokedama se mantenga saludable y hermosa a lo largo del tiempo. Aquí tienes algunos consejos importantes a seguir:

  • Evita exponer la Kokedama a la luz directa del sol, ya que el musgo puede resecarse y afectar la salud de la planta.
  • No aprietes la bola de musgo, permite que el agua se escurra naturalmente y deja que la planta la utilice según sus necesidades.
  • Si vives en un clima seco, rocía las hojas de la planta con agua utilizando un spray cuando no esté expuesta al sol directo.
  • Para regar tu Kokedama, espera a que la bola esté suficientemente seca. Luego, puedes realizar un riego por inmersión sumergiendo la bola en un recipiente con agua durante 10-15 minutos. Asegúrate de que pueda drenar correctamente después del riego.
  • Controla posibles plagas y limpia las hojas regularmente para eliminar el polvo acumulado.
  • Realiza podas periódicas para mantener la salud y forma de tu planta.
  • Si alguna parte del entramado se rompe, puedes coserla con hilo o agregar más cuerda.
  • Mantén tu Kokedama fuera del alcance de mascotas curiosas para evitar problemas.
Further reading:  Cómo crear hermosas Kokedamas: Una nueva forma innovadora de emprender

¡Ahora que conoces todos los secretos para crear y cuidar tu propio Kokedama, es hora de disfrutar de esta belleza botánica! No olvides que la Kokedama es mucho más que una planta, es una obra de arte natural perfecta para embellecer cualquier ambiente. Una Planta te invita a sumergirte en este mundo verde y descubrir más consejos y técnicas exclusivas para convertirte en un experto jardinero.

¡Próximamente, más novedades y videos para ti! No olvides suscribirte y compartir tus recomendaciones. ¡Hasta pronto!

Kokedama

Advertisement