Guía completa para el cultivo del Zapallo Calabacín: desde la siembra hasta la cosecha

Advertisement

¡Descubre todo lo que necesitas saber sobre el cultivo del Zapallo Calabacín! En esta guía, aprenderás sobre la siembra, cosecha, crecimiento y cuidado de esta deliciosa variedad de calabaza. Te explicaremos cuándo y cómo sembrar las semillas, cómo se desarrolla el Zapallo Calabacín, los cuidados que requiere, los requisitos del suelo, las asociaciones con otros vegetales, cómo cosecharlo y las plagas o enfermedades que pueda enfrentar. También te daremos algunos remedios caseros y orgánicos para prevenir o controlar posibles problemas.

El proceso de siembra, cosecha y crecimiento del Zapallo Calabacín

El camino desde la semilla hasta obtener un Zapallo Calabacín se compone de una serie de etapas simples pero cruciales. A continuación, te mostraremos paso a paso las actividades que debes realizar, los cuidados necesarios y consejos para que tu cultivo sea todo un éxito.

La semilla del Zapallo Calabacín: germinación y siembra

Las semillas de Zapallo Calabacín, al igual que las de otros tipos de calabazas, son conocidas por su forma ovalada y puntiaguda, y su color blanco o grisáceo, dependiendo de la variedad. Obtener las semillas es tan fácil como abrir un calabacín maduro. Sin embargo, para obtener semillas de zapallitos de tronco, es necesario dejar que la fruta madure en la planta y luego extraer las semillas. Para conservarlas, es importante secarlas y guardarlas en recipientes libres de humedad. De esta manera, su tasa de germinación se mantendrá intacta por hasta 4 años. Es posible que la tasa de germinación disminuya a un 70% u 80% en el primer año después de la fecha de vencimiento.

Further reading:  Citronela: descubre las maravillas de esta planta medicinal

A medida que pasa el tiempo, el porcentaje de semillas viables irá disminuyendo y puede resultar más difícil activarlas. En este caso, se recomienda remojar las semillas antes de sembrarlas.

Semillas orgánicas viables de Zapallo Calabacín.
Semillas secas y conservadas de la temporada anterior.

Cómo sembrar las semillas del Zapallo Calabacín

La siembra de las semillas de Zapallo Calabacín suele ser sencilla y no presenta problemas de falta de germinación. A diferencia de otras hortalizas como las lechugas, el kale, las espinacas o el apio, la siembra de Zapallo Calabacín se realiza directamente en la tierra, sin necesidad de utilizar almácigos. Esto se debe a varias razones:

  • Las semillas de Zapallo Calabacín tienen una alta tasa de germinación, por lo que no es necesario controlar nada en los almácigos.
  • El tiempo de germinación es corto, por lo que los resultados se ven rápidamente.
  • Con un riego abundante inicial, y pocas veces un segundo riego antes de la germinación, es suficiente.
  • Los brotes de Zapallo Calabacín no suelen ser afectados por insectos u otros animales.

En el caso de no poder sembrar directamente en la tierra, se recomienda utilizar un recipiente grande (aproximadamente 1 litro) con la misma calidad de tierra que se utilizará en el lugar definitivo.

Cuándo sembrar las semillas del Zapallo Calabacín

En Uruguay, la siembra de las semillas de Zapallo Calabacín se realiza después de que pase el invierno y las temperaturas frías. Por lo tanto, los meses ideales para sembrar son desde septiembre hasta noviembre. Dado que el tiempo de desarrollo de las semillas hasta que alcanzan una altura de 10 cm es de solo 3 o 4 semanas, no es necesario realizar una siembra temprana en invernaderos.

Si el clima de primavera es frío, se puede esperar hasta finales de septiembre o principios de octubre para realizar la siembra y evitar el problema principal para el desarrollo de la planta: el frío.

Further reading:  15 Plantas Que Cuelgan del Sol y Crean un Efecto en Cascada en Macetas y Camas Elevadas.

El Zapallo Calabacín y su familia, las cucurbitáceas

El Zapallo Calabacín pertenece a la familia de las cucurbitáceas, que se caracterizan por contener cucurbitacinas, compuestos químicos producidos en algunos tejidos de la planta. Estas sustancias se concentran principalmente en las raíces y los frutos, y en menor medida en tallos y hojas. Otros miembros de esta familia son el melón, el pepino, los zapallitos de tronco, la sandía, la esponja vegetal y el zucchini.

Advertisement

El cultivo del Zapallo Calabacín suele ser similar al de otras especies de cucurbitáceas, como el Zapallito de Tronco o el pepino.

Polinización y desarrollo del Zapallo

En pocas semanas, la planta de Zapallo Calabacín crecerá rápidamente: sus guías se alargarán, aparecerán los zarcillos y trepará por diversas superficies. Las hojas irán aumentando de tamaño hasta el punto de que puedan obstruir la llegada de luz solar a los frutos en crecimiento. En este caso, se pueden cortar algunas hojas para permitir que el sol alcance los calabacines en desarrollo sin dañar la planta. Lo más importante en el cultivo del Zapallo Calabacín es tener paciencia y permitir que la planta desarrolle sus partes más fuertes.

¡No pasará mucho tiempo hasta que aparezca la primera flor! Las guías de la planta tendrán flores hembra y flores macho. Las flores hembra ya contienen los frutos en formación, mientras que las flores macho se encargan de la polinización.

Cultivo de Zapallo Calabacín: flor macho.
Flor macho del Zapallo Calabacín.

Es normal que en las primeras semanas de vida de la planta aparezcan solo flores hembra o solo flores macho. La planta se adaptará y se polinizará automáticamente. Para ayudar en el proceso de polinización, se recomienda plantar varias semillas de la misma especie. De esta manera, cuando una planta tenga muchas flores hembra, es probable que otra tenga muchas flores macho. Esto aumentará las posibilidades de producción.

Further reading:  Verificación Policial Ezeiza: ¡Obtén tu turno rápidamente y sin complicaciones!

Cosecha y crecimiento en el cultivo del Zapallo Calabacín

Una vez que las flores han sido polinizadas y los calabacines comienzan a superar los 10 cm de tamaño, ya puedes estar tranquilo. Las guías de la planta son resistentes y soportarán el peso de los frutos. Sin embargo, es importante dejar suficiente espacio en el suelo para que el Zapallo Calabacín se desarrolle. Si tienes un espacio limitado, puedes guiar las guías de la planta utilizando alambrados, troncos o techos, ya que pueden crecer varios metros.

Si se rompe alguna guía, no te preocupes, la planta no morirá. En ocasiones, la parte rota puede desarrollar nuevas raíces. Lo que siempre sucederá es que la guía principal seguirá creciendo y desarrollará nuevas ramificaciones. Es bastante común que las guías de Zapallo Calabacín se dañen debido a su naturaleza rastrera.

Los calabacines están listos para ser cosechados cuando su piel adquiere un color amarillo. ¡No te apresures a arrancarlos de la planta! Estos frutos no se pudren con facilidad y su sabor puede mejorar mientras se encuentran en la planta.

Así que, si tienes espacio disponible y no has tenido tiempo de preparar plantines de tomates o morrones, ¡aprovecha la temporada de verano con calabacines!


¡Espero que esta guía te haya sido útil para comenzar tu propio cultivo de Zapallo Calabacín! Si deseas obtener más información y consejos sobre el cultivo de diferentes plantas, te invitamos a visitar Una Planta. ¡Buena suerte con tu cultivo!

Advertisement