Cómo cultivar y cuidar un crisantemo: Consejos para tener una hermosa flor en casa

Advertisement

Si te encanta la jardinería y deseas adornar tu balcón, terraza, patio o jardín con una hermosa flor, el crisantemo es una excelente opción. En Japón, los crisantemos son considerados la «flor imperial» y su belleza y diversidad de matices los hacen muy queridos por los amantes de la jardinería.

A diferencia de otras plantas, los crisantemos requieren pocos cuidados, lo que los convierte en una elección perfecta para quienes no tienen mucha experiencia en jardinería. En este artículo, te mostraremos cómo cultivar y cuidar un crisantemo en casa.

¿Cuándo es el momento adecuado para cultivar crisantemos?

Antes de comenzar a cultivar crisantemos, es importante tener en cuenta que no toleran las heladas. Por lo tanto, es recomendable plantarlos al final del invierno o al comienzo de la primavera. Durante el invierno, puedes aprovechar para reproducir nuevas plantas a través de esquejes o protegerlos en un espacio adecuado. Esto les permitirá sobrevivir mejor a las bajas temperaturas y lucirán fantásticos en primavera.

En otoño, cuando las temperaturas comiencen a bajar, es importante proteger los crisantemos. Puedes trasplantarlos a una zona de interior con una maceta o a un pequeño invernadero. A medida que el invierno llegue a su fin, riégalos abundantemente para anunciarles la llegada del calor. Estos riegos estimularán el crecimiento de nuevos tallos, lo que te permitirá seleccionar esquejes para obtener nuevos crisantemos.

Lo que debes saber sobre la plantación de crisantemos

Aunque los crisantemos pueden ser plantados en macetas y mantenerlos dentro de casa, es recomendable plantarlos en el jardín o en un huerto. Antes de plantarlos, debes asegurarte de que la temperatura esté entre los 12 y 17 grados, ya que se sienten cómodos en ese rango.

Further reading:  Crisantemo Blanco: Descubre su Significado, Cuidados y Usos

En cuanto al terreno, evita plantarlos en suelos demasiado sueltos o arcillosos. Si tu tierra presenta estas características, es recomendable removerla con un rastrillo y combinarla con abono natural. Además, asegúrate de que el suelo tenga un buen drenaje para evitar encharcar las raíces de los crisantemos.

La luz también es un factor clave a tener en cuenta. Si los plantas en el jardín, elige una zona donde reciban luz solar solo hasta la media tarde. De esta manera, se sentirán más cómodos y florecerán mejor.

Para plantar los crisantemos, primero cava un agujero de unos 15 centímetros de profundidad. Es importante que el agujero sea lo suficientemente profundo para permitir que los tallos iniciales crezcan adecuadamente. Luego, planta cuidadosamente el crisantemo asegurándote de que las raíces se puedan extender de manera natural. Si deseas que tus crisantemos se desarrollen al máximo, deja una distancia de al menos 40 centímetros entre cada planta. Esto les permitirá crecer hasta 1,5 metros de altura.

¿Cómo cuidar un crisantemo?

Una vez que hayas plantado los crisantemos y compactado el suelo, es importante regarlos por la mañana, preferiblemente antes de que salga el sol. Evita regarlos por la noche, ya que el exceso de humedad puede atraer hongos.

Advertisement

Si deseas promover un crecimiento más rápido, poda los crisantemos una vez cada dos meses durante los primeros ocho meses. También es recomendable abonarlos al menos una vez al mes hasta que tengan su primera floración, que suele ocurrir a principios de otoño. Si los plantas cerca de esta estación, continúa abonándolos hasta la próxima estación.

Further reading:  El crisantemo y la espada: un viaje revelador a la cultura japonesa

Durante el invierno, esparce serrín alrededor de las plantas para protegerlas de las heladas. Evita regarlos en invierno, ya que esto podría dañar sus raíces. Si el invierno en tu zona es extremadamente frío, puedes utilizar láminas especiales para plantas de jardín o simplemente llevar las macetas al interior de tu hogar si los tienes en un patio, terraza o balcón.

Durante el verano, abona los crisantemos dos veces al mes y evita regarlos cuando el sol esté en su punto más alto. Regarlos en ese momento puede hacer que se sequen por completo.

Si después de un año tus crisantemos no han florecido, es posible que les falte luz. Recuerda que cuando se habla de evitar la luz solar directa, no significa que estén en completa penumbra. En ese caso, suspende el riego durante un par de días para estimular su deseo de reproducirse.

La reproducción de crisantemos a través de esquejes es fácil de lograr, especialmente en primavera. No olvides controlar las plagas y enfermedades. En caso de encontrar hongos, podrás aplicar remedios caseros como el sulfato de cobre.

¡Disfruta del proceso de cultivar y cuidar tus crisantemos en casa! Son una hermosa adición a cualquier jardín y te brindarán la satisfacción de ver florecer una planta que has cuidado con amor y dedicación.

Crisantemos en maceta

Video tutorial de cómo cultivar y cuidar crisantemos en casa:

Cómo cultivar y cuidar un crisantemo en casa

Recuerda que si necesitas más información sobre jardinería y plantas, puedes visitar Una Planta, una excelente fuente de consejos y recomendaciones. ¡Buena suerte con tus crisantemos!

Advertisement