Los crisantemos: mucho más que una flor de cementerios

Advertisement

¡Descubre el fascinante mundo de los crisantemos!

Octubre ha llegado, y con ello nos despedimos de las cálidas temperaturas del verano para dar paso al otoño. Al igual que nosotros nos preparamos para el cambio de estación, las plantas también se preparan para enfrentar las bajas temperaturas. Mientras algunas plantas entran en hibernación y otras dejan caer sus hojas, hay una flor que florece en esta época del año: los crisantemos. Pero, ¿sabías que detrás de estas flores otoñales hay una historia llena de simbolismo?

Los crisantemos: un género lleno de variedad y color

Los crisantemos, pertenecientes al género Chrysanthemum, son originarios de Asia y abarcan alrededor de 30 especies. Aunque fueron introducidos en Europa en el siglo XVII, hoy en día son una planta muy común que se encuentra en parques, jardines, viveros y tiendas de plantas. ¡Seguramente te encuentres con ellos en tu barrio o en tu camino al trabajo!

Estas hermosas flores perennes tienen hojas verde-grisáceas y una amplia variedad de colores, que van desde el blanco, rojo, rosa, amarillo, naranja, e incluso morado o violeta. Pueden ser cultivadas tanto en macetas como directamente en tierra, y florecen durante el otoño.

En la cultura cristiana, especialmente en México y España, también se les conoce como «Flores de los muertos», ya que florecen alrededor de la festividad de Todos los Santos y los Fieles Difuntos (1 y 2 de noviembre), cuando tradicionalmente las personas visitan los cementerios.

Further reading:  Crisantemos: flores brillantes del otoño

Crisantemos

Cuidado de los crisantemos: sencillo y gratificante

Mantener nuestros crisantemos en buen estado es muy sencillo. Es importante mantener la tierra húmeda, por lo que se recomienda un riego frecuente pero sin encharcar las raíces. Además, es necesario evitar mojar las hojas y las flores. A estas plantas les gusta recibir luz, aunque es preferible que sea de forma indirecta para evitar quemaduras en las hojas. La temperatura ideal oscila entre los 10 y 15 grados.

Si los tenemos plantados directamente en tierra o en jardineras grandes, es recomendable darles el espacio que necesitan, evitando plantarlos muy cerca unos de otros. Como ocurre con todas las plantas con flores, es recomendable abonarlos de vez en cuando. Además, es importante quitar las flores y tallos secos para permitir el crecimiento de nuevos capullos y brotes.

Advertisement

La fascinante simbología y curiosidades de los crisantemos

Además de su asociación con la simbología funeraria, ya mencionada, los crisantemos tienen otras curiosidades y significados asociados a ellos.

En el Feng Shui, por ejemplo, los crisantemos simbolizan alegría y risas en el hogar. En Japón, son considerados una «planta sagrada» asociada a una vida larga. De hecho, en este país existe una festividad especial dedicada a esta flor, y la dinastía real japonesa es conocida como «el trono del crisantemo.

En Estados Unidos, los crisantemos también son muy populares y se asocian con la alegría. Tanto es así, que desde 1961, la ciudad de Chicago los ha elegido como su flor oficial.

Los crisantemos también poseen propiedades medicinales. En China es común preparar té de crisantemo, el cual se dice que tiene propiedades contra el catarro y los resfriados. Además, sus hojas se fríen y se secan para ser consumidas como aperitivo.

Further reading:  Los hermosos crisantemos: secretos para su cuidado y plantación

Conclusión: una flor llena de historia y significado

Ahora que has descubierto la historia y las curiosidades de los crisantemos, ¿te atreves a regalarlos o plantarlos en tu terraza o jardín? Si te gusta la idea de tener un jardín cuidado y lleno de belleza, recuerda que puedes contar con el equipo de jardinería de Una Planta. Ellos estarán encantados de asesorarte y darte presupuesto sin compromiso.

¡Embellece tu espacio con crisantemos y disfruta de la magia del otoño!

Advertisement