Plantando Olivos en Otoño: Un Trabajo Diferente Pero Fascinante

Advertisement

El otoño es la estación ideal para plantar un olivo. Estos días, hemos estado llevando a cabo esta labor y decidimos capturar algunas fotos para ilustrarla. Plantar olivos no es una tarea común que realizamos año tras año. Hay que tener en cuenta que los olivos son árboles centenarios, y podemos estar trabajando en olivares plantados hace varias generaciones, incluso cientos de años atrás.

Preparando el Terreno para la Plantación

El primer paso es preparar el terreno. Según los libros, se recomienda subsolar el suelo y abonarlo previamente. Sin embargo, en nuestro caso, aprovecharemos el trabajo de marqueo para subsolar y no abonaremos la parcela, ya que ha estado en barbecho durante varios años. Para aquellos que no estamos familiarizados con el campo, barbecho significa que la tierra no ha sido sembrada, subsolar es arar profundamente y marquear consiste en marcar el lugar donde será plantado cada olivo.

Eligiendo el Espaciado y Marcando los Olivos

Hemos optado por un marco triangular de plantación, con lados de 8 metros cada uno. Esto significa que los olivos se ubican en los vértices de un triángulo equilátero de 8 metros por lado. La elección del marco de plantación es crucial, ya que no se puede cambiar más adelante sin tener que arrancar el árbol. Utilizamos medidas precisas, en este caso 8 metros, para ubicarnos en el terreno. Varios de nosotros marcamos puntos en la línea que luego trazaremos con el tractor y un implemento especial, ayudándonos con varas largas para que el conductor «apunte». El tractor pasa y marca en el suelo la línea de árboles. Luego, hacemos lo mismo con los otros lados del triángulo, y en los puntos donde se cruzan esas líneas es donde plantaremos los olivos.

Further reading:  El poder del humus de cáscara de arroz: ¡duplica tus cultivos de forma orgánica!

Imagen del Marqueo

Abriendo los Hoyos de Plantación

Advertisement

Una vez que hemos terminado el marqueo, se ven las líneas sobre el terreno y procedemos a abrir los hoyos donde plantaremos cada árbol. Para este trabajo, utilizamos un ahoyador, que es una barrena movida por el tractor, algo parecido a un taladro de gran tamaño.

Hoyos de Plantación

Plantación y Elección de las Variedades

Una vez que los hoyos están abiertos, lo ideal es que llueva. Sin embargo, este otoño ha sido muy seco, por lo que decidimos plantar y luego regar. Hemos elegido la variedad Picual, ya que es la que mejor se adapta a nuestra zona de cultivo. Además de la elección de la planta, también debemos seleccionar los accesorios adecuados, como tutores y protectores. El tutor sirve para guiar el crecimiento del olivo, y el protector actúa como escudo contra conejos y liebres. El proceso es sencillo: colocamos el olivo dentro del hoyo, lo rodeamos de tierra suelta y fresca del interior del hoyo, clavamos el tutor a un lado y cubrimos las raíces con la azada, dejando espacio para regar posteriormente. Finalmente, colocamos el protector.

Plantación y Protección
Plantación y Protección
Plantación y Protección

¡Acompáñanos en Esta Nueva Plantación!

Quiero compartir más imágenes del proceso, así que a continuación encontrarás una galería de fotos. A medida que realicemos más trabajos en esta nueva plantación, iré publicando fotos y comentarios en el blog para que podamos ver el crecimiento de los olivos juntos. Eso sí, tendrás que tener paciencia, esto no ocurre de un día para otro.

Por último, me gustaría mencionar que, aunque vendemos Olivar de Plata por internet, también somos agricultores y llevamos a cabo este tipo de trabajos. Si estás interesado/a en plantar tu propio olivar, puedes ver cómo trabajamos en el apartado de asesoría olivarera de nuestra página web Una Planta y ponerte en contacto con nosotros de varias formas que encontrarás en la web.

Advertisement