Cultivar buganvilla: ¡El secreto para tener color en tu hogar!

Advertisement

¿Quieres darle vida y color a tu terraza? La buganvilla es la planta perfecta para ello, especialmente en primavera y verano. Sus llamativas y vistosas flores rosas la convierten en la planta más deseada en esta época del año. Además, su característica trepadora la hace aún más especial.

Aunque es originaria de Brasil, la buganvilla es muy común en la zona del mediterráneo. Seguro que has visto esta planta adornando muchas terrazas y balcones. Si te gustaría cultivarla en tu hogar, te explicamos cómo hacerlo. ¡Y también te revelaremos un truco para que siempre esté florecida!

Cultivar buganvilla en casa

Cuando pensamos en la buganvilla, solemos imaginar una enorme planta de exterior. Pero si no tienes jardín o terraza, o simplemente quieres tenerla en el interior de tu hogar, puedes plantarla en una maceta. Aunque no alcanzará el mismo tamaño que en el exterior, lucirá hermosa y llena de flores si la cuidas adecuadamente.

Para tener una buganvilla en maceta, es importante que las temperaturas de tu hogar sean lo suficientemente cálidas para que la planta se desarrolle adecuadamente. Además, es fundamental ubicarla en un lugar donde reciba la mayor cantidad de sol posible, preferiblemente orientada hacia el sur. Asegúrate de que el sustrato tenga un buen drenaje y riega de manera equilibrada: dos veces por semana en verano y una vez en invierno.

Further reading:  Secretos para lucir espectacular con un vestido buganvilla

Cómo plantar buganvilla en una maceta

El proceso de plantar una buganvilla en una maceta es sencillo, pero requiere ciertos cuidados. Aquí te explicamos los pasos a seguir:

Escoge la maceta adecuada

Selecciona una maceta con agujeros de drenaje y lo suficientemente grande para permitir el crecimiento de la planta. Una maceta de terracota porosa suele ser una buena opción. Te recomendamos que la maceta tenga al menos 40-50 cm de diámetro y 30-40 cm de profundidad, y que sea resistente para soportar el peso de la buganvilla.

Aplica hormonas

Aplica una pequeña cantidad de hormona de enraizamiento en el extremo inferior del tallo.

Prepara el recipiente

Llena el recipiente con un sustrato húmedo pero bien drenado, mezclado con humus de lombriz. Si deseas mejorar la ventilación, puedes agregar perlita o vermiculita.

Colocación

Haz un agujero en la tierra y coloca el extremo del tallo en él. Presiona el sustrato alrededor para fijarlo correctamente, acomoda la planta y cúbrelo con una bolsa de plástico transparente para crear un ambiente cálido y húmedo.

Durante esta fase inicial, asegúrate de que el sustrato no esté encharcado, pero sí lo suficientemente húmedo. Después de 4 a 6 semanas, comenzarás a notar el crecimiento de la planta.

Cuidados de la buganvilla

La buganvilla no requiere cuidados complicados. Es una planta resistente tanto para interior como exterior, excepto durante los meses más fríos del invierno. Aquí te dejamos algunos consejos para cuidarla y hacer que crezca y perdure en tu hogar:

El riego: no excesivo

La buganvilla no necesita gran cantidad de agua. En invierno, es ideal regarla con agua de lluvia. Si la tienes en el interior, riega solo cuando notes que el sustrato está seco. En verano, un riego semanal si está en el suelo y dos veces por semana si está en maceta serán suficientes. Al regar, enfócate en mojar únicamente las raíces y no las hojas.

Further reading:  Descubre las Mejores Ofertas en Villas Ereza Las Buganvillas, Playa Blanca, España

Suelo pobre para sustrato

La buganvilla no tolera el exceso de abono, ya que está acostumbrada a crecer en suelos pobres. Si deseas darle un cuidado adicional, puedes agregar fertilizante universal cada dos semanas durante la primavera y el verano.

Poda en febrero y marzo

Es importante realizar una poda de limpieza cada año, preferiblemente en febrero o marzo. Elimina las ramas en mal estado o demasiado largas. Ten en cuenta que la planta tiene espinas, por lo que es necesario recortar con precaución.

Evita el trasplante

Aunque la buganvilla no requiere muchos cuidados, es sensible y delicada cuando se trata de trasplantes. Si aún así deseas trasplantarla, hazlo en primavera. Utiliza una maceta de barro, coloca bolas de arcilla en la parte inferior para mantener las raíces aireadas y asegurar un poco de reserva de agua durante la época seca. Rellena la maceta con una mezcla de humus de lombriz. Voltea la planta con cuidado para no dañar las raíces, retira lentamente el cepellón y colócalo sobre la mezcla, añadiendo más sustrato sin mover la planta.

Luz indispensable

Como ya mencionamos, la buganvilla necesita mucha luz. Asegúrate de ubicarla correctamente, especialmente orientada hacia el sur.

Eliminar insectos

Los principales insectos que atacan la buganvilla suelen ser pulgones y cochinillas. Para el control de pulgones, puedes utilizar un insecticida sistémico polivalente en dos tratamientos espaciados en 7-10 días. Para eliminar las cochinillas, es más complicado ya que son difíciles de erradicar. Primero, trata con jabón potásico para eliminar los insectos más débiles y luego, después de 12-24 horas, utiliza un producto específico para cochinillas, como el anticochinillas de Masso Garden.

Further reading:  Un labial de otoño imprescindible según Rocío Osorno

Flores de buganvilla: cómo mantenerlas y aumentarlas

En climas cálidos y sin heladas, la buganvilla florece prácticamente durante todo el año. Las plantas más saludables pueden mantenerse en floración de 3 a 5 semanas. Para asegurar una buena floración, es imprescindible tener en cuenta tres factores: luz, riego y temperatura.

Luz

La buganvilla necesita al menos seis horas de luz directa al día para florecer adecuadamente. Si la tienes dentro de casa, colócala cerca de una ventana.

Riego

Como mencionamos anteriormente, riega de manera regular, asegurándote de que el suelo esté húmedo pero no excesivamente mojado.

Temperatura

La buganvilla requiere una temperatura cálida, alrededor de 20-25°C durante el día y 15°C durante la noche.

Proliferación

Si deseas aumentar la floración de la buganvilla, puedes utilizar un abono líquido foliar alto en potasio, como el abono líquido para flores de Masso Garden. Recuerda que cuanta más luz solar directa reciba la planta, mayor será su floración.

¡Eso es todo! Ahora que conoces los secretos para cultivar y cuidar una buganvilla en tu hogar, anímate a darle vida y color a tus espacios. Si te ha gustado este artículo, déjanos tu opinión en los comentarios o compártelo en tus redes sociales. Y recuerda, si necesitas más consejos o productos para el cuidado de tus plantas, visita Una Planta, nuestra tienda online especializada.

Advertisement