¿Cuántos melones se pueden recolectar de una planta de sandía en una parcela de seis acres?

¿Cuántos melones se pueden recolectar de una planta de sandía en una parcela de seis acres?
Advertisement

¡Descubre cuántos melones puedes cosechar de tu propia planta de sandía en una parcela de seis acres! Siempre es emocionante cultivar sandías caseras, ¿verdad? Pero seguro te preguntas cuántos frutos podrás obtener de cada planta. No te preocupes, aquí te lo explicaremos.

Rendimiento de la planta de sandía

El rendimiento de una planta de sandía varía según las condiciones de crecimiento y el cuidado que le brindes. Si haces todo correctamente, podrás recolectar al menos dos sandías grandes o cinco pequeñas de una sola planta. Sin embargo, recuerda que es mejor tener dos sandías grandes que una grande y una pequeña, como suele suceder al principio si eres un jardinero principiante. En condiciones óptimas, incluso podrías duplicar esa cantidad y obtener tres sandías grandes o hasta seis más modestas.

La historia de las sandías

Las sandías tienen su origen en África, donde inicialmente se cultivaban no solo como alimento, sino como una fuente de agua. Su gruesa cáscara permitía que se almacenaran durante mucho tiempo y se transportaran sin dañar los frutos, lo que solucionaba la sed de las personas. Sin embargo, debido a su procedencia de lugares cálidos, las sandías necesitan condiciones adecuadas para crecer correctamente.

Requisitos para el cultivo de sandías

Aunque las instrucciones de los paquetes de semillas de sandía indican un tiempo de cosecha promedio de 70 a 100 días, estudios han demostrado que se necesitan al menos 121 días para que maduren por completo. Esto se traduce en tres meses de clima cálido y soleado, con temperaturas diurnas que oscilen entre los 21 y 26 grados Celsius. Además, las sandías prefieren climas más cálidos. Ten en cuenta que esto no aplica en caso de sequía.

Further reading:  Marihuana Hermofrodita: Cómo Evitarla y Aprovecharla al Máximo

Si deseas obtener una buena cosecha en un clima fresco, será necesario cultivar plántulas de sandía. Sin embargo, ten en cuenta que no todas las variedades se adaptan bien a este método y tampoco a todas las condiciones climáticas. Sería una lástima ver cómo una planta sana no tiene suficiente tiempo para que los frutos maduren.

Cultivo de plántulas de sandía

¿Cuándo es el momento adecuado para plantar plántulas de sandía? En climas fríos con una temporada de crecimiento corta, es recomendable sembrar las semillas en el interior de 2 a 4 semanas antes de la última helada en tu área. Luego, planifica trasplantar las plántulas al jardín aproximadamente 2 semanas después de esa fecha, o cuando el suelo haya alcanzado una temperatura de al menos 18°C.

Asegúrate de usar una mezcla de inicio estéril al llenar las macetas biodegradables. Luego, planta dos semillas por maceta, cubriéndolas con unos tres centímetros de la mezcla para macetas. Riégalas con cuidado y coloca las macetas en una ventana cálida y soleada orientada hacia el sur. También puedes instalar una lámpara fitolámpara para brindarles la luz necesaria y rocía las plántulas diariamente con una botella de spray.

Advertisement

Cuando las plántulas alcancen una altura de 5 a 10 centímetros y tengan un par de hojas verdaderas, selecciona la más fuerte y corta la segunda justo por encima de la superficie del suelo con unas tijeras. Cinco horas después de la última helada, comienza a endurecer las plántulas exponiéndolas al sol durante una hora durante la parte más cálida del día. Aumenta gradualmente la cantidad de tiempo que las plántulas pasan al sol.

Further reading:  La Maravillosa Boca de León: Belleza y Originalidad en tu Jardín

Después de dos semanas, las plántulas endurecidas podrán ser trasplantadas a las colinas de sandía. Prepara estas colinas previamente utilizando una mezcla de tierra con estiércol podrido o compost y cúbrelo con una película para calentar el suelo. Planifica plantar dos plantas en cada colina, para ello, corta los bordes superiores de las macetas biodegradables para que queden al ras con la tierra del interior. Retira la parte inferior de la maceta y haz cortes en los lados. Riega la maceta y colócala en un hoyo en la colina, asegurándote de que el borde de la maceta esté al nivel del suelo. Cubre todo con paja limpia (o mezclada con compost) y coloca un invernadero extraíble durante la noche durante una semana.

Al igual que las calabazas, las sandías producen enredaderas extensas y robustas que pueden alcanzar hasta 4 metros de largo. Cada planta de sandía puede producir de 4 a 5 enredaderas. Si deseas obtener sandías grandes, deja solo 1 o 2 tallos, de esta manera la energía se concentrará en unas pocas frutas. Si necesitas una mayor cantidad de frutos, deja tantas enredaderas como produjo la planta de sandía.

No olvides realizar riegos regulares y fertilizar en el momento de la floración y el cuajado. Evita mojar las hojas y los frutos para prevenir enfermedades.

Para obtener más consejos sobre el cultivo de sandías y otros temas relacionados con la jardinería, visita Una Planta.

Advertisement