Albahaca: Descubre cómo cultivar y cuidar esta planta en casa de manera sencilla

Advertisement

La albahaca, planta originaria de la India, Persia, Irán, Pakistán y otras regiones tropicales de Asia, es una excelente opción para tener en casa. Sus propiedades aromáticas la convierten en un condimento ideal para diversos platos de nuestra cocina. Seguro que la albahaca común y la albahaca genovesa son variedades muy conocidas por ti, pero también existen otras menos populares, como la albahaca morada, la púrpura o la albahaca canela.

¿Qué es y para qué sirve la planta de albahaca?

La albahaca tiene múltiples usos y beneficios. Por un lado, su aroma fresco no solo perfuma tu casa, sino que también se intensifica al pulverizar y mover sus hojas. Además, la albahaca es un excelente condimento utilizado en la gastronomía mediterránea, vietnamita y tailandesa, brindando un sabor único a ensaladas, platos de pasta y sopas. Pero eso no es todo, la albahaca también es conocida por su capacidad para repeler moscas blancas y proteger otros cultivos de los pulgones. Incluso se dice que atrae la energía positiva, ¡algo que el arte del Feng Shui confirma! También puedes utilizarla como elemento decorativo, colocando una maceta de albahaca en la ventana, el balcón o la cocina para darle un toque natural a tu hogar.

Detalle albahaca

Las propiedades de la albahaca

La albahaca no solo es sabrosa, sino que también posee numerosas propiedades beneficiosas para la salud. Entre ellas destacan su capacidad para favorecer la digestión, actuar como diurético, aliviar las jaquecas, suavizar la garganta, relajar los músculos y fortalecer el cabello. Además, se le atribuye la propiedad de estimular la producción de leche materna en las madres lactantes.

Further reading:  Albahaca: Descubre los Usos y Orígenes de esta Planta Sorprendente

Cuidados de la albahaca

A la hora de cuidar una planta de albahaca, debes tener en cuenta que se trata de una planta de temporada. Llegado el otoño, la planta se secará y morirá. Por lo tanto, es importante prestar atención a los siguientes factores:

  • La albahaca necesita mucha luz. Puede crecer adecuadamente en jardines, terrazas o en espacios interiores con suficiente luz natural. También tolera áreas semi sombreadas, especialmente en climas cálidos donde el sol puede dañarla.
  • Evita las corrientes de viento y las heladas.
  • La albahaca requiere una tierra rica en humus, y es importante mantenerla siempre húmeda, evitando el encharcamiento.

Albahaca karolina

¿Con qué frecuencia debes regarla?

La clave para mantener una planta de albahaca saludable es mantenerla siempre húmeda, evitando el encharcamiento. Lo más recomendable es regarla diariamente, incluso dos veces al día, con poca agua. Además, asegúrate de que la maceta tenga un orificio en la parte inferior para facilitar el drenaje.

¿Cómo cultivar la albahaca?

La albahaca es una planta que se reproduce fácilmente si cuenta con las condiciones óptimas de crecimiento, como agua, luz y tierra adecuada. El momento ideal para cultivarla es a finales de invierno o principios de primavera. Si deseas cultivarla en casa, tienes tres opciones:

Advertisement

1. Cultivar la albahaca en maceta

Para ello, debes asegurarte de que la maceta esté a una temperatura entre 15 y 25 grados, y que el suelo sea fértil, húmedo y aireado.

  • Planta varias semillas en la maceta.
  • Deja suficiente espacio entre ellas.
  • Espera a que los primeros tallos broten y elimina los menos vigorosos.
Further reading:  Albahaca: descubre cómo cultivarla y cuidarla en casa. ¡Sorpréndete con su facilidad!

2. Cultivar una planta de albahaca en semilleros

Esta opción es la más recomendable según los expertos.

  • Coloca un mantillo vegetal húmedo en los semilleros.
  • Pon una o dos semillas en cada hueco, cubriéndolas con sustrato de forma suave.
  • Cubre todo el semillero con papel film para mantener la humedad deseada. Sitúalo cerca de una ventana para que reciba luz solar directa. Rocíalo con agua una o dos veces al día.
  • Retira el film cuando las primeras hojas comiencen a aparecer.
  • Trasplanta las plántulas a una maceta cuando hayan alcanzado varios centímetros de altura.

3. Plantar una albahaca por esquejes

Para esto, necesitas un esqueje, una rama obtenida del tallo principal de otra planta de albahaca.

  • Introduce el esqueje en un recipiente con agua o en un enraizante natural.
  • Espera a que las raíces se desarrollen.
  • Trasplanta a la maceta definitiva.

Mujer con albahaca

¿Cómo podar la albahaca?

Para garantizar un correcto crecimiento, se recomienda despuntar los tallos y eliminar las malas hierbas. Cortando los tallos por debajo del capullo floral, se estimula el crecimiento de la planta. Si se permiten las flores, la planta se secará y morirá. Repite esta acción tantas veces como sea necesario para prolongar su ciclo vital. Recuerda que la planta morirá al comenzar el otoño, así que deja que florezca a mediados de agosto y corta las flores cuando alcancen la espiga. De esta manera, podrás recolectar las semillas y plantar una nueva albahaca entre el final del invierno y el inicio de la primavera.

Si quieres saber más sobre la albahaca y estar al día de todo lo relacionado con el mundo de las plantas, te invitamos a visitar Una Planta, donde encontrarás información y consejos útiles sobre el cuidado de las plantas. ¡Suscríbete a nuestra newsletter para no perderte ninguna novedad!

Advertisement