CUIDANDO LAS BEGONIAS: Cultivo, riego, reproducción y más

Advertisement

Las begonias son plantas llenas de vida con flores coloridas y llamativas. ¡Y lo mejor de todo es que sus cuidados no son complicados en absoluto! Si eres fanático de estas plantas, estás en el lugar correcto. En este artículo, te brindaremos toda la información que necesitas para cuidar tus begonias en casa. Desde la luz y la ubicación adecuadas hasta el sustrato ideal, el riego adecuado y los consejos para protegerlas de plagas y enfermedades. ¡Sigue leyendo y descubre los secretos para tener begonias hermosas y saludables en tu hogar!

CUIDANDO LAS BEGONIAS: Cultivo, riego, reproducción y más
CUIDANDO LAS BEGONIAS: Cultivo, riego, reproducción y más

Luz y ubicación: Encuentra el equilibrio perfecto

Las begonias necesitan una temperatura ambiente de alrededor de 20 grados centígrados y no se llevan bien con la exposición directa al sol. Por esta razón, son ideales como plantas de interior. Lo mejor es ubicarlas en un lugar cerca de una ventana o en un área bien iluminada donde reciban luz natural e indirecta. Si deseas cultivarlas en el exterior, asegúrate de colocarlas cerca de plantas más grandes que proporcionen sombra. La primavera es la mejor época para cultivar begonias, ya que las temperaturas se vuelven más cálidas y las heladas son menos frecuentes.

Begonia
Una hermosa begonia en plena floración

Sustrato: El secreto del éxito

El tipo de sustrato es crucial para el crecimiento saludable de las begonias de interior. Necesitan un sustrato compuesto por dos tercios de turba y un tercio de una mezcla para macetas sin tierra, que contenga turba, perlita, vermiculita y arena. También puedes optar por una tierra que contenga residuos orgánicos, como hojas secas, conocida como «tierra de mantillo» o «tierra de capote». La turba proporciona la acidez necesaria para la planta y facilita el drenaje del agua. No olvides añadir un fertilizante líquido para mantenerla nutrida.

Further reading:  Descubre la asombrosa variedad de plantas que habitan en el bosque
Advertisement

Riego y humedad: El equilibrio es la clave

El riego de las begonias debe hacerse con precaución. Es importante evitar el exceso de agua para evitar el encharcamiento y la pudrición de las raíces. La mejor manera de regarlas es mediante el método del plato o de inmersión, permitiendo que la planta absorba el agua directamente desde la raíz. Evita mojar las hojas y las flores al regar, ya que esto puede provocar la aparición de hongos o quemaduras si se expone al sol mientras está mojada. Además del riego, mantener la humedad ambiental es esencial para el desarrollo adecuado de las begonias. Puedes colocar un plato con agua y piedras debajo de la planta para separar las raíces del agua directa. Esto creará un ambiente húmedo que las begonias adoran. Si cultivas begonias en el exterior, distribuir pequeños recipientes de agua por el jardín puede tener el mismo efecto beneficioso.

Protección contra plagas: Mantén a raya a los intrusos indeseables

Las begonias de interior deben protegerse de las cochinillas y las arañas. Un método sencillo para deshacerte de ellas es rociar la planta con un poco de alcohol en spray y colocarla en un lugar donde no reciba luz solar directa hasta que el alcohol se haya evaporado por completo. En el caso de las begonias de exterior, debes tener más cuidado con plagas como las babosas y los caracoles. Un buen método para evitar que lleguen a tus begonias es triturar cáscaras de huevo y esparcirlas alrededor de la planta. De esta manera, no podrán llegar a ellas.

Further reading:  Cestas de Plantas: Regalando Naturaleza de una Forma Innovadora

Reproducción: ¡Haz crecer tu colección!

Si quieres reproducir tus begonias, es más fácil de lo que piensas. Solo sigue estos tres sencillos pasos:

  1. Corta un tallo secundario grande y sano.
  2. Retira las flores para que la planta no gaste energía innecesaria y pueda centrarse en echar raíces y crecer.
  3. Coloca el tallo en un frasco con agua, dejando solo una parte del tallo sumergida. Después de unas semanas, empezarán a aparecer raíces en la parte inferior del tallo. En ese momento, podrás plantarlas en el sustrato con mucho cuidado de no dañar las raíces.

Reproducción de begonias
Reproducción de begonias: ¡Cultiva nuevas plantas en casa!

Ahora que conoces los cuidados básicos de las begonias, ¡seguro que te encantaría aprender más sobre otras plantas! Déjanos tus comentarios con las plantas que te gustaría aprender a cuidar en futuros artículos. Y no olvides visitar Una Planta para obtener más información sobre el apasionante mundo de las plantas. ¡Hasta la próxima, amantes de la ecología!

Advertisement