«Consejos para tener éxito en el cultivo de colza»

Advertisement

La colza se ha convertido en uno de los cultivos más populares en España, especialmente en regiones como Castilla y León, donde ha generado muchas expectativas entre los agricultores debido a su rentabilidad y facilidad de manejo. Todo indica que esta tendencia se mantendrá en los próximos años, reemplazando a los cultivos tradicionales de cereales en muchas fincas.

Si estás considerando cultivar colza este otoño, el Servicio Agronómico de Pioneer te ofrece algunos consejos prácticos para tener éxito en esta tarea. A continuación, te presentamos algunas recomendaciones clave:

Preparación adecuada del suelo

La colza tiene semillas muy pequeñas, por lo que es necesario preparar el suelo de forma meticulosa. Es importante asegurarse de que los primeros 10 centímetros de la tierra estén sueltos y permitan un buen contacto entre las semillas y el suelo para garantizar una germinación óptima.

Si la preparación del suelo no es adecuada, es preferible optar por la siembra directa.

Momento, cantidad y profundidad de siembra

En el norte de España, la fecha límite para sembrar colza de invierno es la primera semana de octubre, mientras que en el sur, la siembra de colza de primavera comienza en septiembre y se extiende hasta la última semana de noviembre.

La cantidad de semillas a sembrar debe asegurar una población final de entre 30 y 40 plantas por metro cuadrado. En condiciones de sequía o suelos pobres, se recomienda utilizar una densidad de cuatro kilogramos de semillas por hectárea (entre 65 y 75 semillas viables por metro cuadrado). En suelos más húmedos o regados, se deben utilizar de dos a tres kilogramos de semillas por hectárea (entre 45 y 55 semillas viables por hectárea). Para lograr una reducción en la dosis de siembra, se pueden utilizar sembradoras de cereal o de precisión.

Further reading:  ¿Cuántas Berenjenas Puede Producir una Planta? Descubre los Secretos para Aumentar tu Cosecha

La profundidad ideal de siembra está entre 1.5 y 2.5 centímetros.

Control de malas hierbas

Existen diferentes soluciones para controlar las malas hierbas en el cultivo de colza. El período crítico para controlarlas es desde la siembra hasta que la planta tiene ocho hojas.

Las variedades híbridas de colza que incorporan la tecnología Clearfield permiten un amplio espectro de control en una sola aplicación de herbicida, incluyendo las crucíferas. En caso de no utilizar esta tecnología, se puede realizar un primer control con herbicida antes de la siembra y posteriormente aplicar metazacloro después de la emergencia.

Fertilización adecuada

La cantidad de fertilizante necesaria para la colza depende del potencial productivo del terreno y de los niveles de nutrientes en el suelo. Como regla general, se recomienda aplicar alrededor de 60 unidades fertilizantes (UF) de nitrógeno (30-40% en la primera aplicación), 50 UF de fósforo (en la primera aplicación) y 50 UF de potasio (en la primera aplicación) por hectárea en terrenos de secano. En riego, es necesario aumentar estas cantidades en un 15-20%.

Advertisement

El azufre también es un elemento esencial para el cultivo de colza. Se recomienda aplicar de 60 a 65 UF por hectárea junto con el nitrógeno.

Control de plagas y enfermedades

En nuestras latitudes, las plagas más comunes en el cultivo de la colza son los limacos, los cuales pueden ser controlados con tratamientos específicos disponibles en el mercado.

Al principio del ciclo de cultivo, también puede haber ataques de pulguilla, y al final pueden aparecer poblaciones de pulgones. Para controlarlos, se recomienda realizar tratamientos al principio de su aparición en los bordes de la parcela. En cuanto a las enfermedades, el mal del pie y la esclerotinia no representan una gran amenaza, y los híbridos de Pioneer presentan buena tolerancia contra ellas.

Further reading:  Café como fertilizante para plantas: descubre los múltiples usos en el jardín

Momento óptimo de cosecha

La colza se debe cosechar cuando la humedad general de la parcela se encuentra entre el 8% y el 10%, para evitar pérdidas de producción y la caída de granos debido a la madurez excesiva. Para determinar el momento óptimo de cosecha, se deben observar indicadores como vainas marrones, semillas de color gris oscuro y semillas sueltas en la vaina cuando se agita.

La cosecha se realiza con cosechadoras de cereales, evitando las horas de mayor temperatura durante el día y ajustando la configuración de la cosechadora al tamaño de las semillas.

¡Con estos consejos, estarás listo para tener éxito en el cultivo de colza! Recuerda que el Servicio Agronómico de Pioneer está aquí para ayudarte en cada paso del proceso. Si deseas obtener más información sobre el cultivo de colza y otros productos agrícolas, visita Una Planta.

¡Buena suerte en tu aventura agrícola!

Advertisement