Cultivo y rendimiento de gladiolos: una planta bulbosa con una historia de gladiadores

Advertisement

Los gladiolos son plantas bulbosas perennes que tienen una conexión histórica con la victoria de los gladiadores en sus batallas. Su nombre se deriva de su similitud en forma con las espadas utilizadas por estos guerreros. Esta planta, originaria de Sudáfrica, cuenta con más de 250 variedades documentadas.

Gladiolos

El gladiolo rosado, en particular, es muy popular en el mercado. Orlando Ríos Bonilla, quien cultiva gladiolos desde hace 15 años en Radio La Mayor, explica que este color es preferido debido a su versatilidad para ser pintado de cualquier tonalidad. Si bien existen otros colores como el fucsia, el blanco y el amarillo, el rosado es el que más se comercializa, a un precio de diez mil pesos por docena.

Pero la venta de tallos con flores no es la única oportunidad de negocio en este campo. Ríos Bonilla asegura que la venta de bulbos listos para germinar también es lucrativa, ya que 25 libras de semillas pueden equivaler a unas 5,000 plantas. Para obtener estas semillas, se necesitan alrededor de 150 vueltas para recolectar unas cuatro mil docenas. Sin embargo, la adquisición de las semillas puede ser costosa, con precios de hasta doscientos mil arrobas.

El tiempo de germinación de las plantas depende del tamaño de cada bulbo. Para las semillas más pequeñas, se requiere un proceso de pre-germinación en la finca. La labor más común en la Quinta, ubicada en el municipio de Choachí, es la clasificación de los bulbos por tamaño, descartando los más grandes que no necesitan pasar por el semillero.

Further reading:  Cuidados Esenciales de los Gladiolos

Bulbos

El tiempo necesario para cultivar las semillas en el semillero es de seis meses. Después de este periodo, se obtienen plantas más gruesas que se pueden cosechar para obtener semillas aún más grandes, lo que lleva aproximadamente diez meses en total.

La temperatura y la humedad son factores clave para el cultivo exitoso de los gladiolos. Estas plantas requieren suelos drenados con un pH entre 6 y 7, una humedad relativa superior al 60% y temperaturas entre los 10 y los 25 grados centígrados. Además, se recomienda realizar las siembras durante la temporada de invierno para evitar una floración acelerada debido al exceso de luminosidad.

Advertisement

Plantación

El cultivo de gladiolos no está exento de desafíos. La planta es vulnerable a diversas plagas, enfermedades fúngicas e incluso virosis. Por lo tanto, la fumigación es una de las tareas más comunes durante el cultivo. Para combatir estas amenazas, se utilizan diferentes métodos, desde el uso de desinfectantes especiales hasta la aplicación de leche y venenos específicos.

La fertilización también es fundamental para el desarrollo saludable de los gladiolos. Se recomienda realizar tres aplicaciones de abono durante el ciclo de siembra: una al mes de la siembra y las siguientes a los dos meses. El equilibrio adecuado de nutrientes, como nitrógeno, fósforo, hierro y boro, es crucial para asegurar un crecimiento vegetativo adecuado, así como la calidad, coloración y resistencia de las hojas y las flores.

En resumen, el cultivo de gladiolos es una actividad que requiere dedicación y conocimientos especializados. Desde la elección de los bulbos hasta la cosecha de los tallos con flores, cada etapa del proceso tiene su importancia. Si bien existen desafíos, como las plagas y enfermedades, con los cuidados adecuados y el seguimiento de las recomendaciones, es posible obtener una producción exitosa de esta fascinante planta bulbosa.

Further reading:  ¡Descubre la Flor de la Victoria en los Gladiolos!

Si quieres conocer más sobre el cultivo de gladiolos y otras plantas, visita Una Planta para obtener información y recursos útiles.

Advertisement