Durezas en los pies: Cómo tratarlas y prevenirlas

Advertisement

¡Di adiós a las incómodas durezas en los pies! Estas lesiones, técnicamente conocidas como «hiperqueratosis», son muy habituales en nuestra piel. Pero, ¿sabes cómo tratarlas y prevenirlas?

¿Qué son las durezas o hiperqueratosis en los pies?

Las durezas o hiperqueratosis son el resultado del engrosamiento de la capa más superficial de la piel del pie debido a la acumulación de células muertas y descamadas. Estas aparecen como una mecanismo de protección ante la presión o el roce continuo en la piel del pie.

Los síntomas de las durezas son piel endurecida, color amarillento debido al cúmulo de queratina, textura áspera al tacto, sequedad y, en general, no suelen provocar dolor o molestias.

Si estas lesiones crecen hacia capas más profundas de la piel y tienen bordes más definidos, reciben el nombre de «heloma plantar». En ese caso, es importante conocer las causas y tratamientos específicos para cada caso.

¿Por qué se producen las durezas o hiperqueratosis?

Existen diferentes causas que pueden provocar durezas o hiperqueratosis en los pies:

  • Mala pisada: Una incorrecta forma de pisar puede hacer que las durezas aparezcan en los mismos sitios. Es importante realizar un estudio biomecánico de la pisada para corregir este problema.

  • Calzado inadecuado: El uso de calzado con punta estrecha o zapatos de tacón puede favorecer la aparición de durezas, ya que oprimen el pie y los dedos.

  • Calcetines mal colocados: No utilizar calcetines al calzarse o llevarlos mal colocados puede aumentar la fricción entre la piel del pie y el calzado, provocando durezas.

  • Deshidratación del pie: La falta de hidratación en los pies, especialmente en la zona de los talones, puede contribuir a la aparición de hiperqueratosis.

  • Deformidades en el pie: La presencia de deformidades como juanetes o dedos en garra, martillo o mazo también puede aumentar la presión entre la piel y el calzado, favoreciendo la aparición de durezas.

  • Tratamientos de síntomas de cáncer en el pie: Algunos tratamientos de síntomas de cáncer en el pie pueden afectar la salud de la piel y provocar la aparición de durezas.

Further reading:  Guía completa de tierra para plantas en Lidl: calidad y variedad al mejor precio

¿Cómo tratar las durezas en los pies?

Es importante destacar que las durezas pueden confundirse con otras patologías, como las verrugas plantares. Por eso, es fundamental acudir a un especialista para obtener un diagnóstico preciso antes de iniciar cualquier tratamiento.

Los tratamientos más habituales para eliminar las durezas son los siguientes:

  • Quiropodia: Este tratamiento podológico es el más frecuente para solucionar las durezas. Consiste en la deslaminación para eliminar la acumulación de células muertas en la piel del pie.

  • Estudio biomecánico de la marcha: Mediante un estudio biomecánico de la pisada y el uso de una plataforma de presiones, se pueden identificar los puntos de mayor presión al caminar y, con unas plantillas personalizadas, reequilibrar las presiones para evitar la aparición de hiperqueratosis plantares.

    Advertisement
  • Callicidas: Aunque su uso está desaconsejado por los podólogos, existen productos llamados callicidas que se utilizan para tratar durezas, callos o helomas. Estos productos no eliminan la causa del problema y pueden agravar la situación.

  • Recomendaciones y consejos: Los especialistas en podología pueden ofrecer pautas al paciente para elegir el calzado adecuado según su forma de pisar y caminar, teniendo en cuenta otras patologías que puedan afectarle. Es importante seguir estas recomendaciones para prevenir la aparición de durezas.

  • Cirugía: En casos excepcionales, la cirugía puede ser la última opción de tratamiento, pero normalmente las durezas no requieren intervención quirúrgica.

¿Cómo prevenir la aparición de durezas?

Además de acudir regularmente al podólogo, existen algunas pautas que puedes seguir en casa para prevenir la aparición de durezas:

  • Calzado adecuado: Es recomendable utilizar zapatos que sean amplios de horma, que aporten estabilidad con contrafuertes rígidos y que estén fabricados con materiales de calidad y tejidos transpirables. Evita el uso de tacones altos y alterna el uso de diferentes tipos de calzado para evitar la fricción en las mismas zonas.

  • Piedra pómez: Utilizar una piedra pómez de forma superficial para exfoliar las pieles muertas puede ayudar a prevenir la aparición de durezas. Recuerda que no es un tratamiento, sino un complemento.

  • Higiene: Es importante lavar los pies y secarlos correctamente para mantener una correcta higiene.

  • Hidratación: Mantener una correcta hidratación en los pies es fundamental para prevenir la aparición de durezas. La crema U20 Podoactiva es efectiva para combatir la sequedad y puede utilizarse a diario.

Further reading:  Plantas de Sol y Sombra: Descubre la Magia de la Naturaleza 🌿☀️

Recuerda que las durezas o hiperqueratosis, aunque no sean graves, pueden indicar que algo no va bien en nuestros pies. Si crees que puedes tener durezas, no dudes en consultar a un especialista en Podoactiva para recibir el tratamiento adecuado. ¡Tu salud y bienestar son importantes!

Por Cristina Benito – Podóloga de Podoactiva.

Advertisement