Echeveria Pallida: Todo lo que necesitas saber sobre esta increíble suculenta

La Echeveria Pallida, conocida también como echeveria pallida gigante o suculenta pallida, es una especie originaria de México. Destaca por sus rosetas de gran tamaño y por ser altamente prolífica, lo que la convierte en una elección ideal para aquellos interesados en la reproducción de plantas.

Características principales

  • Iluminación: semisombra o pleno sol (evitar el sol de mediodía)
  • Altura: crece hasta 50 cm de alto y 20-30 cm de ancho
  • Sustrato: drenaje rápido
  • Riego: normal
  • Temperatura mínima: 5 °C
  • Reproducción: por esquejes, hojas y semillas
  • Origen: México
  • Nombres comunes: echeveria pallida gigante y suculenta pallida

La Echeveria Pallida, perteneciente a la familia Crassulaceae, forma rosetas con hojas frondosas y alargadas de grosor medio a delgado. Su color varía dependiendo de la iluminación a la que está expuesta, desde un verde claro con tonalidades rosas en condiciones de buena iluminación, hasta un verde oscuro con tonalidades rosas menos saturadas en semisombra.

Esta suculenta destaca por su tamaño, ya que sus rosetas pueden llegar a medir hasta 50 cm de alto y 20-30 cm de ancho en su etapa adulta. Durante la primavera y el verano, produce flores pequeñas y numerosas de color rosado por fuera y amarillo en el centro, que brotan de tallos largos que se extienden desde la roseta.

Cuidados de la Echeveria Pallida

Iluminación

Para asegurar un crecimiento constante y saludable, se recomienda ubicar la Echeveria Pallida en un lugar que reciba sol directo durante las primeras horas de la mañana y esté en semisombra después de mediodía, cuando el sol es más intenso. También puede ser colocada en un lugar donde reciba luz directa solo durante las últimas horas de la tarde y esté bajo semisombra el resto del día. Si ninguna de estas opciones es posible, se puede tener bajo una malla de sombra que permita la filtración de luz, pero sin cubrir completamente los rayos del sol.

Further reading:  Echeverias: Descubre las fascinantes suculentas de América Latina

Riego

La frecuencia de riego varía según las estaciones del año:

  • Primavera y verano: cada 8 a 10 días.
  • Otoño: cada 12 a 15 días.
  • Invierno: cada 20 a 30 días.

Sin embargo, estas frecuencias pueden variar dependiendo de las condiciones del lugar. Es importante esperar a que el sustrato esté completamente seco antes de regar la planta, evitando regar cuando el sustrato todavía está húmedo para evitar daños graves y la pudrición de la suculenta. Durante el invierno, la evaporación del agua es más lenta, por lo que se requiere menos cantidad de agua.

Sustrato

La Echeveria Pallida se puede cultivar tanto en macetas como directamente en el suelo. En el suelo, es recomendable plantarla en jardines de crasas o suculentas que permitan un buen drenaje del agua, especialmente durante épocas de lluvia. Si se prefiere el cultivo en maceta, es importante utilizar un sustrato que permita un drenaje rápido y evite el encharcamiento. Se recomienda utilizar una mezcla de sustrato universal con humus de lombriz, grava, piedra volcánica, corteza de árbol, turba o perlita.

Temperatura

La temperatura óptima para el crecimiento de la Echeveria Pallida se encuentra entre los 15 °C y 30 °C. No se recomienda exponerla a temperaturas superiores a los 30 °C. En cuanto al frío, puede soportar temperaturas de hasta 5 °C durante un corto período de tiempo, siempre y cuando esté completamente seca. De lo contrario, se recomienda resguardarla en un invernadero o dentro de la casa si las temperaturas son constantemente bajas durante el invierno.

Plagas

Aunque la Echeveria Pallida suele ser una planta saludable, puede ser atacada por nematodos, caracoles, pulgones y cochinillas algodonosas. Se pueden utilizar insecticidas orgánicos como el aceite de neem o jabón potásico para controlar estas plagas. Mantener la planta sana y con los nutrientes necesarios también ayuda a prevenir las infestaciones.

Further reading:  Aprende a cultivar las exquisitas plantas Red Velvet Echeveria

Abonado

El abonado no es estrictamente necesario, pero se puede utilizar materiales orgánicos como cáscara de huevo, cáscara de plátano o papa, y fertilizante de humus de lombriz para aportar nutrientes al sustrato. Se recomienda seguir un calendario anual de abonado.

Cómo reproducir la Echeveria Pallida

La reproducción de la Echeveria Pallida se puede realizar mediante esquejes, hojas y semillas. La reproducción por esquejes es el método más efectivo y controlado.

Reproducción por hojas

Este método es lento y no todas las hojas se propagan con éxito, pero se puede reproducir la Echeveria Pallida siguiendo los siguientes pasos:

  1. Desprende la hoja con cuidado desde la base.
  2. Coloca la hoja en una maceta o recipiente con sustrato.
  3. Coloca la maceta en un lugar con luz indirecta.
  4. Cuando las raíces comiencen a crecer, cubrelas con sustrato y riega la planta normalmente.
  5. Si se han reproducido varias hojas, transplántalas a macetas individuales una vez que se hayan separado de la hoja madre.

Reproducción por esquejes

La reproducción por esquejes de tallo es el método más efectivo. Sigue estos pasos:

  1. Escoge un esqueje de tallo con una roseta formada.
  2. Corta el esqueje de manera horizontal y deja secar la herida.
  3. Una vez cicatrizado, coloca el esqueje en una maceta con sustrato y riega después de 5 a 7 días.

Reproducción por semillas

Este método es menos común y requiere más tiempo. Se pueden conseguir semillas por internet o en tiendas especializadas de jardinería. Los pasos son los siguientes:

  1. Prepara un sustrato drenante y esterilizado.
  2. Coloca el sustrato en un recipiente transparente con tapa.
  3. Mezcla el sustrato con un elemento menos denso.
  4. Coloca las semillas en el sustrato y riégalo regularmente.
  5. Las semillas germinarán después de 1 o 2 semanas y estarán listas para trasplantarse después de 2 o 3 meses.
Further reading:  Echeveria Shaviana Pink Frills: La Belleza en Sus Hojas

Conclusiones

La Echeveria Pallida es una suculenta impresionante por su tamaño y capacidad de reproducción rápida. Con los cuidados adecuados, puede formar una colonia hermosa en jardines y terrazas. Recuerda resguardarla en temperaturas por debajo de los 5 °C y evitar la exposición directa al sol de mediodía.

Si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales para llegar a más amantes de las suculentas. ¡Un abrazo y cuida bien de tus plantas!

Recursos e imágenes:

YouTube video
Echeveria Pallida: Todo lo que necesitas saber sobre esta increíble suculenta