Cultivo exitoso de habas: Guía completa para sembrar y cuidar

Cultivo exitoso de habas: Guía completa para sembrar y cuidar
Advertisement

¡Descubre cómo cultivar deliciosas habas en tu propio huerto o huerto urbano! En esta guía completa, te enseñaremos paso a paso todo lo que necesitas saber, desde la siembra hasta la cosecha. Verás que cultivar tus propios alimentos no tiene por qué ser difícil. ¿Estás listo? ¡Comencemos!

Siembra exitosa de habas

El momento ideal para sembrar habas es en otoño, una vez que hayas terminado con los cultivos de verano. En el hemisferio norte, noviembre es el mes perfecto para preparar el terreno y sembrar las habas. Sin embargo, si te encuentras en el sur del globo, como Argentina o Chile, la siembra deberá realizarse en mayo.

Recuerda que la elección del momento exacto también dependerá de las condiciones climáticas y las heladas en tu región. En inviernos muy rigurosos, es preferible esperar hasta finales de esta estación para sembrar.

En el primer año, es probable que necesites comprar las semillas o que te las regalen. Sin embargo, a medida que avances, podrás obtener tus propias semillas. Las habas se siembran directamente en el suelo y estarán listas para la cosecha en aproximadamente 6 o 7 meses. Por ello, elige cuidadosamente el lugar definitivo para su cultivo.

Preparación del terreno

Es importante preparar el suelo antes de sembrar habas en invierno. Asegúrate de proporcionar nutrientes adicionales aunque las habas no sean demasiado exigentes en cuanto a materia orgánica y estiércol. De esta manera, dejarás el terreno listo para futuros cultivos más demandantes.

Further reading:  ¿Cuántos gramos se pueden obtener de una planta de marihuana?

Sembrando las habas

Para facilitar la germinación, se recomienda remojar las habas durante un día antes de la siembra. De esta manera, acelerarás su proceso de germinación y les darás un estímulo adicional.

Cuidado de las habas y tutorado

Uno de los aspectos más importantes del cuidado de las habas ocurre a fines del invierno, justo antes de que llegue la primavera y el cultivo comience a crecer rápidamente. Para garantizar un correcto desarrollo de las raíces, asegúrate de airear un poco el suelo.

Además, recomendamos acolchar el terreno para mejorar su calidad y mantenerlo húmedo. Por último, es esencial construir un sistema de soporte o entutorar las plantas, especialmente si vives en una zona donde los vientos son fuertes.

Las habas no requieren suelos ricos en nitrógeno ni un abonado especial, ya que son plantas poco exigentes en este aspecto.

Riego adecuado

El riego de las habas debe ser moderado, realizándolo de 2 a 3 veces por semana. No necesitan mucha agua y, si tienes otoños o inviernos lluviosos, es posible que no sea necesario regarlas en absoluto.

Plagas y enfermedades comunes en las habas

El cultivo de habas es perfecto para aquellos que se inician en el huerto, ya que presenta pocas dificultades y no suele sufrir graves problemas de plagas y enfermedades.

Advertisement

Sin embargo, existen algunos insectos que pueden afectarlas, como los pulgones en primavera, sobre todo si el suelo tiene un exceso de nitrógeno. Para combatirlos, puedes utilizar infusiones de ajo o apichi, así como despuntar la planta a partir de su sexta flor. También puedes recurrir al jabón potásico o incluso crear hábitats para mariquitas que se alimenten de los pulgones.

Further reading:  Los mejores ejercicios para aliviar la fascitis plantar

En cuanto a las enfermedades, en ocasiones, en primaveras muy lluviosas, las habas pueden verse afectadas por hongos. No obstante, por lo general, estos problemas no suelen ser graves.

Si deseas conocer cinco remedios caseros para combatir todo tipo de plagas, te invitamos a consultar nuestro artículo sobre el tema.

Cosecha de las habas

La recogida de las habas suele realizarse a mediados de primavera, justo antes de que maduren por completo. De esta manera, podrás disfrutar de habas más tiernas y menos fibrosas. Sin embargo, si prefieres habas baby, también existen momentos específicos para su recolección.

Lo bueno de las habas es que su cosecha se extiende en el tiempo. Una vez recolectadas, podrás almacenarlas y disfrutarlas durante todo el año. ¡Cabe destacar que las habas son muy productivas!

Obtención de semillas

Si no deseas comprar semillas todos los años, te explicamos cómo obtener tus propias semillas de habas. De esta manera, las plantas se adaptarán mejor a tu huerto y clima, mejorando incluso su producción y resistencia a plagas y enfermedades. Además, completarás el ciclo completo, desde la siembra hasta la obtención de nuevas semillas.

Recuerda que tu opinión es muy importante para nosotros. ¿Te ha resultado útil este artículo? Déjanos tu comentario y, si te ha servido, no dudes en apoyarnos con una donación o compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Síguenos en nuestras redes sociales para más contenido útil sobre cultivo en el huerto!

Aquí encontrarás más información sobre cómo mejorar tu experiencia en el cultivo de habas.

¡Anímate a cultivar habas en tu huerto y disfruta de su delicioso sabor!

Advertisement