Cultivo de la Sandía: Aprende cómo plantarla y cultivarla

Cultivo de la Sandía: Aprende cómo plantarla y cultivarla
Advertisement

La sandía es una fruta refrescante y deliciosa que forma parte de muchas dietas debido a su alto contenido de agua y bajo contenido de azúcar. Además, es rica en vitamina C, fibras, magnesio y potasio, lo que la convierte en una excelente opción para mantener nuestro organismo saludable.

Aunque la sandía tiene origen africano, hoy en día se cultiva y se aprecia en todo el mundo. En especial, en Brasil, donde ocupa el cuarto lugar en el ranking mundial de producción de sandías, con más de 2 millones de toneladas producidas. Solo China, Turquía e Irán superan la producción brasileña.

La región Nordeste de Brasil se destaca por ser una zona idónea para el cultivo de sandía, ya que la fruta requiere un clima cálido para desarrollarse plenamente. Además, el cultivo de sandía tiene un impacto significativo en la economía del país, generando empleo en todas las etapas de la cadena productiva, desde el cultivo hasta la comercialización.

En Una Planta creemos en el poder del sector agrícola para transformar vidas, y apoyamos especialmente a los pequeños productores. Si estás interesado en obtener financiamiento para tu negocio agrícola, visita nuestro sitio web para conocer las mejores opciones de financiamiento rural.

Cultivo de la Sandía en Brasil

El cultivo de la sandía puede llevarse a cabo en diversas épocas del año, ya que las condiciones climáticas favorables varían de una región a otra. En general, la sandía se adapta mejor a temperaturas entre 23ºC y 28ºC. En regiones con climas más fríos, como la Región Sur de Brasil, el mejor momento para el cultivo es entre octubre y febrero. En cambio, en regiones más cálidas, como el Sudeste, el cultivo ideal se realiza entre agosto y marzo. En el caso del Nordeste, se puede cultivar durante todo el año, aunque se requiere un sistema de riego para garantizar un suministro adecuado de agua.

Further reading:  El papel vital del fósforo en el crecimiento de las plantas

Sandía

La sandía se consume principalmente fresca y es fácil encontrarla en ferias, mercados o incluso en puestos ambulantes. Cultivar sandía es una actividad muy recomendada para los pequeños productores, ya que tiene un bajo costo de producción y es más fácil de manejar en comparación con otras frutas. La producción de sandía ha aumentado en varios estados de Brasil, especialmente en la región Nordeste, donde Bahía produce más de 400 mil toneladas y Pernambuco más de 100 mil toneladas.

En este artículo, te presentaremos una alternativa de cultivo: cómo plantar sandía. Si estás interesado en empezar tu propio cultivo, ¡sigue leyendo!

Cómo plantar sandía

Plantación de sandía

Plantar sandía no es una tarea difícil, pero requiere atención y cuidados, al igual que cualquier otro cultivo. A continuación, te brindamos algunos consejos para asegurar una buena cosecha de sandías:

Clima y temperatura ideal para cultivar sandía

La sandía se desarrolla mejor en climas cálidos y con baja humedad relativa del aire. Es importante destacar que la fruta es sensible a climas fríos y su crecimiento se estanca a temperaturas por debajo de 12ºC. La temperatura ideal para el cultivo de sandía oscila entre 23ºC y 28ºC. Además, un alto nivel de humedad relativa del aire puede favorecer la aparición de enfermedades foliares.

Advertisement

Luz

La sandía necesita mucha luz para crecer adecuadamente, por lo que los días largos y soleados son ideales para su desarrollo.

Época del año

La mejor época para el cultivo de la sandía varía según las condiciones climáticas de cada región. En el Nordeste de Brasil, por ejemplo, se puede plantar durante todo el año debido a su clima cálido. Sin embargo, se debe utilizar un sistema de riego para garantizar un suministro adecuado de agua.

Further reading:  Cuidados del cocotero: una planta exótica que merece la pena cultivar

Suelo

La sandía prefiere suelos profundos, con buena capacidad de drenaje, textura media y ricos en nutrientes. Evita cultivar sandías en suelos con exceso de humedad, ya que la planta no se adaptará correctamente.

Espaciado

Se recomienda un espaciado de 3,0 m x 0,8 m para el cultivo de sandía. Un mayor espacio entre las plantas favorece la ventilación y reduce el riesgo de plagas. Utiliza una herramienta adecuada para abrir agujeros en el suelo, y coloca hasta 4 semillas por hoyo.

Riego

La sandía requiere agua, pero un riego excesivo puede afectar el sabor de la fruta. Durante el período de siembra y germinación, riega todos los días, pero controla la cantidad de agua para evitar excesos. Una vez que la planta fructifique, reduce la frecuencia de riego y aumenta la cantidad de agua. Cuando los frutos estén maduros, reduce aún más el riego. Sin embargo, asegúrate de regar ocasionalmente para evitar que las hojas se marchiten.

Cosecha

La sandía está lista para ser cosechada de 80 a 110 días después de la siembra. Para determinar si está lista, golpea la cáscara de la fruta como si estuvieras tocando una puerta. Si suena hueca, significa que está lista para ser cosechada.

Una planta de sandía puede producir hasta 30 kg de fruta, y la producción promedio en el Nordeste de Brasil es de 25 toneladas por hectárea.

Si tienes alguna pregunta o duda sobre el cultivo de sandía, no dudes en ponerte en contacto con Una Planta. Estamos aquí para ayudarte a tener éxito en tu negocio agrícola.

¡Anímate a cultivar sandía y disfruta de esta deliciosa fruta en tu propia huerta!

Advertisement