La exuberante buganvilla y su irresistible encanto

Advertisement

El verano se viste de gala con los vibrantes colores fucsias de la buganvilla (Bougainvillea spp.). Esta enredadera es, sin duda, una de las plantas más fotografiadas en las costas españolas, donde se deleita al trepar por los blancos muros. Originaria de Brasil, fue descubierta por el botánico francés Louis Antoine de Bougainville en 1768 durante su expedición. Desde entonces, su encanto ha cautivado a los europeos, especialmente a aquellos que se dejan seducir por el maravilloso mundo de las plantas.

El testimonio de Antonia: una buganvilla con historia

Antonia Gárate, una funcionaria jubilada de Madrid, cuida con mimo una buganvilla que guarda una historia entrañable. Proveniente de Galicia, fue adquirida durante unas maravillosas vacaciones en Bayona en 1991. Antonia quedó cautivada por la belleza de las buganvillas que adornaban los paisajes marítimos y decidió llevar una a su hogar en Madrid. Después de un minucioso proceso de selección del lugar perfecto en su jardín, logró encontrar la ubicación ideal para esta exuberante planta.

La supervivencia de la buganvilla ante los inviernos rigurosos

A pesar de que la buganvilla no es común en la capital española, la ejemplar de Antonia ha logrado sobrevivir gracias a su resistencia y al cuidado que le brinda. Aunque los inviernos severos de la meseta castellana pueden resultar un desafío, la planta ha logrado resistir incluso a tormentas de nieve como la temida Filomena. Gracias a un muro y la protección que le brinda la casa, la buganvilla ha sobrevivido y prosperado a pesar de las inclemencias del clima.

Further reading:  Secretos para lucir espectacular con un vestido buganvilla

El arte de podar para una exuberante floración

La poda anual es uno de los secretos para lograr una floración abundante en la buganvilla. Antonia relata cómo su esposo solía podarla en febrero, cuando los brotes desaparecían y parecía marchita. Aunque a veces surgían dudas y temores, la planta siempre renacía en primavera, regalándoles sombra y hermosas flores.

Las brácteas: el verdadero encanto de la buganvilla

Aunque las brácteas de colores vivos parecen flores, en realidad son hojas transformadas. Estas forman un conjunto alrededor de las verdaderas flores de tonos amarillentos. Las brácteas suelen ser fucsias o rosadas, pero también existen híbridos con tonos amarillos, anaranjados, encarnados y blanquecinos. En climas cálidos, la buganvilla florece durante casi todo el año, brindando un espectáculo inigualable. Sin embargo, es poco común encontrar sus frutos en latitudes como la nuestra.

Advertisement

La propagación de la buganvilla: un arte al alcance de todos

Si deseamos reproducir la buganvilla, podemos recurrir a esquejes leñosos de sus tallos durante los meses de invierno. Con cuidado y paciencia, estos esquejes pueden enraizar exitosamente en macetas con arena de río, siempre manteniéndola húmeda y en un lugar cálido y luminoso.

Un rincón soleado para la buganvilla

Tanto en jardines como en terrazas, la buganvilla prospera en macetas expuestas al sol. Sin embargo, es importante tener precaución con el riego, ya que esta planta no tolera tener las raíces constantemente empapadas. La buganvilla está acostumbrada a climas con periodos de sequía estacional, por lo que es aconsejable dejar que la tierra se seque un poco entre riegos.

Further reading:  Descubre las Mejores Ofertas en Villas Ereza Las Buganvillas, Playa Blanca, España

La eterna compañía de la buganvilla

Aunque las personas que nos acompañaron en aquellos viajes junto a la buganvilla ya no estén con nosotros, cada vez que esta planta florece nos transporta de regreso a esos tesoros vividos en la costa. La buganvilla se convierte así en un símbolo perdurable de momentos inolvidables y recuerdos compartidos.

¡Descubre más sobre el fascinante mundo de las plantas en Una Planta y déjate seducir por la magia de la naturaleza!

Advertisement