El Encanto del Perfume de Jazmines

No hay nada más evocador que el maravilloso poder de un aroma. Durante las noches más cálidas del año, este don divino, conocido como «perfume de los dioses» por los persas, se desprende de celosías y muros, impregnando el aire con su intenso perfume. Esas volátiles esencias tienen la capacidad de transportarnos a los cuentos de Las mil y una noches, a países exóticos o incluso a una taza de té aromático. Desde tiempos inmemoriales, el jazmín, junto con la rosa y la violeta, se ha convertido en un pilar de la industria perfumista. Además, ¡también ayuda a mantener alejados a los insectos!

En España, asociamos su fragancia con las noches de verano y con el sur del país. El perfume del jazmín es el aroma de Andalucía, un olor que llegó con los árabes. Los verdaderos jazmines, las especies del género Jasminum, como el J. officinale, J. grandiflorum, J. polyanthum, J. azoricum o J. sambac, son arbustos trepadores que se sienten como en casa en climas cálidos. Son resistentes a las plagas y pueden soportar bien el calor, siempre y cuando tengan suficiente espacio para crecer. Necesitan suelos profundos y ricos en materia orgánica, pero también con buen drenaje para evitar encharcamientos. Para asegurar una buena floración, deben estar expuestos al sol pero protegidos del viento, que puede arrancarlos de los soportes de su enramada.

Es importante abonarlos dos veces al año con un fertilizante rico en fósforo y potasio, pero bajo en nitrógeno. En cuanto al riego, no necesitan mucha agua, aunque en las épocas cálidas es necesario administrarla regularmente. Después de la floración, es recomendable podar las ramas más largas para favorecer un crecimiento más denso.

Los Jazmines en Climas Fríos

En el caso de climas más fríos, los jazmines pueden resistir en condiciones adecuadas. Plantados cerca de un muro orientado al sur y cubriendo sus raíces con materiales que aíslen el suelo, pueden aguantar cierto grado de frío y algunas heladas no muy intensas (hasta -10 grados). Aunque la parte aérea de la planta puede morir, las raíces, si están protegidas, pueden sobrevivir y volver a brotar en primavera. En el centro de España, por ejemplo, especies como el J. polyanthum y el J. mesnyi, con sus hermosas flores amarillas, prosperan bastante bien.

Los Falsos Jazmines

Existen algunas especies jasminoides en otros géneros, como el Trachelospermum jasminoides, la Gardenia jasminoides, el Solanum jasminoides, entre otros, que se asemejan al jazmín en apariencia, color y perfume. Sin embargo, estas especies no tienen una relación directa con el género Jasminum, más allá de cierta similitud. Algunas de estas especies son bastante resistentes al frío y pueden crecer en regiones donde los verdaderos jazmines no se desarrollan.

Further reading:  Inauguración de "La Finca Los Jazmines": Un Espacio para Eventos que Conjuga Innovación y Tradición

Si deseas obtener más información sobre jazmines y falsos jazmines, te recomendamos visitar Una Planta, donde encontrarás detalles sobre el clima más adecuado para cada especie. En muchos casos, las especies que se adaptan a climas fríos también pueden vivir en climas templados o cálidos, siempre y cuando reciban un riego adecuado o se protejan del sol y el calor excesivos.

El Cultivo en Interiores

Algunas especies de jazmines, como el J. sambac, el J. nitidum, la Gardenia jasminoides y el Stephanotis, se adaptan muy bien al cultivo en interior, siempre y cuando se mantengan alejados de la calefacción y se les proporcione humedad ambiental.

El Encanto de los Jazmines

El jazmín común o blanco (Jasminum officinale) es un arbusto trepador de tallos leñosos que necesita un soporte. Puede soportar cierto grado de frío, pero para un desarrollo adecuado requiere un clima sin heladas fuertes ni constantes. Sus flores tubulares de cuatro a cinco pétalos son blancas y muy fragantes. Puede alcanzar una altura de 6 a 10 metros.

  • Zona: Costa mediterránea y Andalucía.
  • Exposición: Sol o sombra ligera.
  • Suelo: Bien drenado, rico y fresco.
  • Riego: Regular en verano, sin excesos.
  • Floración: Desde finales de la primavera al otoño.
  • Mantenimiento: Guiarlo, podarlo tras la floración y realizar poda de limpieza en invierno.
  • Usos: Ideal en pérgolas, rejas, columnas y muros.
  • Maceta: Sí, al aire libre y vigilando el riego en verano.
  • Variedades: ‘Argenteovariegatum’, con hojas con manchas plateadas, y ‘Aureovariegatum’, con márgenes dorados.

El jazmín real o jazmín español (Jasminum grandiflorum) es un arbusto trepador perennifolio de crecimiento vigoroso y muy sensible a las heladas. Sus flores, más grandes que las del jazmín común, son blancas y muy perfumadas. Florece abundantemente durante el verano y el otoño.

  • Zona: Costa mediterránea y Andalucía.
  • Exposición: Pleno sol. No resiste las heladas.
  • Suelo: Preferentemente arenoso-arcilloso y ligeramente ácido.
  • Riego: Regular, aumentando en verano si se cultiva en contenedores.
  • Floración: Verano y otoño.
  • Mantenimiento: Guiarlo y podarlo después de la floración. Es resistente a plagas y enfermedades.
  • Usos: Ideal en pérgolas, celosías, muros que le brinden suficiente sujeción.
  • Maceta: Sí, al aire libre.

El jazmín rosado o moruno (Jasminum polyanthum) es similar al jazmín común, pero tiene un follaje más oscuro y denso. Sus flores rosadas y perfumadas se agrupan en racimos compactos. Puede vivir en el centro de España si se protege del frío. Florece en marzo y abril.

  • Zona: Costa mediterránea, Andalucía y centro de España.
  • Exposición: Muy soleada, pero también tolera sombra ligera, calor y humedad ambiental. Soporta temperaturas de hasta -8 grados, pero no heladas constantes.
  • Suelo: Cualquier tipo con buen drenaje.
  • Riego: Regular en verano, sin excesos.
  • Floración: Mes y medio en primavera.
  • Mantenimiento: Poda regular para mantener una forma compacta.
  • Usos: Pérgolas, celosías, muros y vallas que necesiten de su enramada. Perfecto para el arte topiario.
  • Maceta: Sí, al aire libre.
Further reading:  De cantar contra los femicidios a ser asesinada: la trágica historia de Jazmín Zárate

El jazmín de Arabia o Diamela (Jasminum sambac) es un arbusto trepador originario de la India, Birmania y Bangladesh. Sus flores blancas altamente perfumadas se utilizan para aromatizar el té de jazmín. Esta especie cuenta con numerosas variedades, incluyendo las de flores dobles. Su follaje es verde brillante y semi perenne. Alcanza una altura de 2-3 metros.

  • Zona: Costas de Málaga, Granada y Canarias.
  • Exposición: Sol, preferiblemente por la mañana, o sombra ligera. En interior, se requiere un ambiente muy luminoso. No tolera temperaturas por debajo de 0 grados.
  • Suelo: Bien drenado, con una consistencia arcillo-arenosa y ligeramente ácido.
  • Riego: Regular, evitando el encharcamiento.
  • Floración: Todo el año en condiciones adecuadas. Las flores adquieren tonos rosados o beige a medida que envejecen.
  • Mantenimiento: Podarlo para mantener una forma compacta.
  • Usos: Necesita soporte para trepar, ideal para celosías y pérgolas.
  • Maceta: Sí, en interiores. Exterior solo en zonas libres de heladas.
  • Variedades: ‘Belle of India’, con flores blancas dobles y crecimiento moderado; ‘Grand Duke of Tuscany’, arbusto no trepador de crecimiento lento y flores triples blancas muy fragantes; ‘Maid of Orleans’, con flores simples, considerada una de las más hermosas y adaptable a la sombra.

El jazmín de alas de ángel (Jasminum nitidum) es un arbusto trepador perennifolio nativo de Papúa-Nueva Guinea. Es muy vigoroso y crece rápidamente. Sus tallos flexibles y luego leñosos pueden alcanzar hasta 6 metros de altura. Sus flores blancas en forma de estrella emanan un agradable aroma, y sus hojas son verdes y brillantes.

  • Zona: Costas de Málaga, Granada y Canarias.
  • Exposición: Sol o sombra ligera. Requiere protección contra el frío.
  • Suelo: Se adapta a todo tipo de suelos, incluso salinos.
  • Riego: Regular.
  • Floración: Nocturna, de abril a septiembre.
  • Mantenimiento: Poda regular para mantener una forma compacta.
  • Usos: Ideal en celosías y setos, también puede cubrir el suelo.
  • Maceta: Sí, en interiores. Exterior solo en zonas libres de heladas.

El jazmín chino o de leche (Trachelospermum jasminoides) es una hermosa trepadora perennifolia de tallos leñosos y hojas coriáceas de color verde oscuro. Produce pequeñas flores blancas muy fragantes y abundantes. Necesita un soporte para trepar y puede alcanzar los 6 metros de altura. Se desarrolla lentamente al principio. Es resistente a enfermedades y plagas, siempre que se cultive en suelos ricos, profundos y bien drenados. Tolera bien el frío (-12 grados).

  • Zona: Costa mediterránea, Andalucía y centro de España.
  • Exposición: Sol, o semisombra en climas muy cálidos.
  • Suelo: Bien drenado, rico en humus y fresco.
  • Riego: Regular en verano, en climas secos.
  • Floración: Primavera, verano e incluso otoño.
  • Mantenimiento: Guiarlo al principio, ya que luego se enreda al soporte sin necesidad de sujeciones. Tiene un crecimiento ordenado.
  • Usos: Ideal en vallas, muros y balaustradas que le brinden suficiente sujeción.
  • Maceta: Sí, aunque su desarrollo será limitado. Realizar un riego adecuado en verano.
  • Variedades: ‘Variegata’, con follaje variegado que adquiere tonos rojizos en otoño e invierno, aunque es menos vigorosa y florífera que la especie tipo. ‘Tricolor’, más compacta que la anterior, con hojas rojizas durante todo el año.
Further reading:  Incienso de Jazmín: La dulzura que envuelve el ambiente

Falso Jazmín (Solanum jasminoides)

El falso jazmín, perteneciente a la familia de las Solanáceas como la patata, es un arbusto desgarbado que tiende a trepar si encuentra el soporte adecuado. Sus hojas son semicaducas y, en climas fríos, puede llegar a perderlas. Sus flores blancas, aunque abundantes, carecen de aroma. En climas fríos y templados, su floración puede extenderse desde la primavera hasta principios del invierno.

  • Zona: Norte atlántico y centro de España.
  • Exposición: Sol.
  • Suelo: Bien drenado y rico.
  • Riego: Regular en verano, en climas secos.
  • Floración: Primavera, verano e incluso otoño.
  • Mantenimiento: Guiarlo al principio, luego se enredará al soporte sin necesidad de sujeciones. Tiene un crecimiento ordenado.
  • Usos: Ideal para vallas, muros y balaustradas que le brinden suficiente sujeción.
  • Maceta: Sí, aunque su desarrollo será limitado. Realizar un riego adecuado en verano.

Más Jazmines de Clima Subtropical

Canarias y la costa de Andalucía cuentan con un clima subtropical ideal para muchas especies de jazmines y falsos jazmines. En Canarias, incluso crece de forma silvestre una especie endémica, el Jasminum odoratissimum, que posee flores amarillas.

  • Jazmín de las Azores (Jasminum azoricum): Es el jazmín que florece durante todo el año en climas cálidos, o desde el comienzo de la primavera hasta finales del verano en climas más fríos (soporta hasta -5 grados). Sus flores blancas son muy fragantes y requiere una exposición soleada.
  • Jazmín del Paraguay (Brunfelsia australis): Aunque no pertenece al género Jasminum, este arbusto denso y ramificado puede alcanzar los 2 metros de altura. Sus flores violetas se vuelven blancas con el tiempo y desprenden un suave perfume. Necesita un suelo rico, suelto y bien drenado y puede florecer todo el año en condiciones adecuadas, evitando las heladas constantes.
  • Jazmín magno o frangipán (Plumeria rubra): Este pequeño árbol originario de Centroamérica posee flores amarillas o rosadas de aspecto nacarado, que se utilizan en los collares hawaianos. Sus hojas caducas son grandes, alargadas y con nervaduras marcadas.

El aroma del jazmín es simplemente cautivador. Disfruta de su fragancia y embriágate con su belleza en tu jardín, patio o incluso dentro de casa. ¡Déjate envolver por el encanto del perfume de los jazmines!

YouTube video
El Encanto del Perfume de Jazmines