Cómo multiplicar la planta de la fortuna mediante esquejes

Cómo multiplicar la planta de la fortuna mediante esquejes
Advertisement

Si bien hay una gran variedad de plantas disponibles en la actualidad, no siempre podemos permitirnos comprar nuevas para decorar nuestro hogar. Afortunadamente, existen algunas que podemos multiplicar fácilmente por nuestra cuenta, agregando más verdor a nuestro entorno. Y si además estas plantas pueden atraer la suerte y aumentar la prosperidad de nuestro hogar, ¿por qué no intentarlo? En este artículo te mostraré cómo reproducir la famosa planta de la fortuna mediante esquejes.

¿Qué es la planta de la fortuna?

La planta de la fortuna es originaria de África

Antes de entrar en detalles sobre cómo reproducir la planta de la fortuna mediante esquejes, hablemos un poco sobre esta planta. Su nombre científico es Plectranthus verticillatus, pero se la conoce comúnmente como planta de la fortuna, planta del dólar o hiedra sueca. Pertenece a la familia Lamiaceae, más precisamente a la clase Magnoliopsida.

Es una planta perenne originaria de las regiones del suroeste de África. En la actualidad, se encuentra de forma silvestre en los márgenes de los bosques y en las laderas de las montañas en zonas templadas de todo el mundo. Por lo general, se cultiva en el interior, en terrazas y balcones, ya que se aprecia principalmente por su valor ornamental.

Además de su apariencia llamativa y sus cuidados sencillos, la planta de la fortuna se destaca por las leyendas y creencias que la rodean. Seguramente hayas escuchado frases como «si te regalan una planta de la fortuna, tendrás prosperidad económica» o «con esta planta en casa nunca te faltará dinero». Aunque no hay pruebas de que esto sea cierto, ¿por qué no cuidarla como se merece por si acaso?

Según dicen, el efecto de atraer prosperidad al hogar con la planta de la fortuna está relacionado con el feng shui. Se dice que debemos colocar una planta de la fortuna en la entrada de nuestra casa y otra en la cocina para atraer abundancia y prosperidad, en teoría.

Further reading:  Continuemos Explorando: Un Cuento de Resiliencia y Resistencia

Descripción

Normalmente, la planta de la fortuna alcanza una altura de alrededor de cincuenta centímetros. Tiene raíces muy fibrosas y ramas suculentas. Esta planta tiene una apariencia herbácea y se considera una planta glabra, lo que significa que sus tallos y hojas contienen tricomas o pelos. A pesar de que a veces se la confunde con trepadoras o hiedras, la planta de la fortuna no tiene ninguna relación con ellas.

Al mantener su follaje verde durante todo el año, es una planta perenne que no pierde su hermoso color incluso en las épocas más secas. Sus hojas son suculentas, lo que significa que tienen la capacidad de almacenar nutrientes y agua que necesita para sobrevivir. En cuanto a su apariencia, las hojas son dentadas, ovaladas y suelen tener un tamaño de 5×5 centímetros.

También debemos destacar las hermosas flores de la planta de la fortuna. Son pequeñas y pueden variar en color entre el púrpura y el azul. Esta planta florece durante todo el año, embelleciendo así muchos hogares en todo el mundo. Sin duda, es una excelente opción para decorar nuestro hogar.

Cómo reproducir la planta de la fortuna

La planta de la fortuna se reproduce fácilmente

Ahora que conocemos más sobre esta curiosa planta, explicaré cómo reproducir la planta de la fortuna mediante esquejes. Pero, ¿qué son los esquejes? Los esquejes son ramas o tallos de una planta que se injertan en otra o se introducen en la tierra con el fin de multiplicar o reproducir la planta en cuestión. Afortunadamente, esto es algo muy sencillo de hacer, especialmente cuando se trata de la planta de la fortuna.

Como seguramente sabes, se recomienda podar esta planta debido a su rápido crecimiento. Podemos realizar esta tarea desde principios de primavera hasta octubre. Es mejor comenzar por los tallos más largos que cuelgan en exceso cuando tenemos la planta de la fortuna en macetas. Aprovechemos esta oportunidad para cortar algunos esquejes y reproducir la planta.

La forma más sencilla de podar es cortar unos diez centímetros de los extremos de los tallos, es decir, las ramas. A esta técnica se le conoce como poda de rejuvenecimiento. Podemos utilizar estos trozos cortados para crear esquejes. Si los volvemos a plantar, generarán raíces y nos darán una nueva planta por cada tallo. Un esqueje ideal tiene algunas hojas y mide un poco más de cinco centímetros.

Further reading:  Planos y Medidas de Casas de 100 metros cuadrados

Una vez que hayamos obtenido los esquejes, los pondremos directamente en agua para estimular el crecimiento de las raíces. Sin embargo, debemos tener cuidado de no dejarlos demasiado tiempo en el agua, ya que podrían generar pudrición en las raíces. Lo ideal es dejarlos en el agua solo un día como máximo y luego plantarlos directamente en una maceta con sustrato. También podemos omitir el paso del agua, pero debemos regar bien la tierra.

Advertisement

¿Cuándo se puede trasplantar la planta de la fortuna?

Ahora que sabemos cómo reproducir la planta de la fortuna mediante esquejes, profundicemos en el trasplante de los mismos. Si bien podemos omitir el paso del agua, es recomendable para que los tallos comiencen a producir raíces lo antes posible. Para esta tarea, lo mejor que podemos hacer es quitar las hojas de la parte del esqueje que sumergiremos en el agua para evitar que se pudran.

Cuando comiencen a aparecer las primeras raíces en los tallos, es el momento de realizar el trasplante. Asegurémonos de usar un buen sustrato y mantenerlo bastante húmedo durante los primeros días para que los esquejes sigan produciendo nuevas raíces. Es importante no fertilizar al principio.

Hay que tener en cuenta que la planta de la fortuna crece rápidamente cuando las condiciones son favorables. Por lo tanto, es imprescindible podar regularmente los tallos que sobresalgan demasiado para fomentar el desarrollo de ramas laterales y lograr una planta frondosa.

¿Dónde colocar la planta de la fortuna?

El crecimiento de la planta de la fortuna puede variar según la cantidad de luz que reciba. Curiosamente, esta planta crece más rápidamente cuando se encuentra en un lugar sombreado. Aunque necesita luz solar debido a su origen africano, es mejor que la reciba de forma indirecta. La luz solar directa en exceso puede causar quemaduras en las hojas, aunque generalmente son superficiales. Por lo tanto, el mejor lugar para colocarla es cerca de ventanas luminosas.

Further reading:  El Futuro de la Generación de Energía: Las Plantas de Co-generación

Cuidados

Los cuidados de la planta de la fortuna son sencillos

Si bien reproducir la planta de la fortuna mediante esquejes es bastante sencillo, es fundamental brindarle los cuidados adecuados. De lo contrario, no nos será de mucha utilidad. Pero no te preocupes, no es una planta muy exigente. Es fácil de cuidar y mantener, ya que es una planta resistente y duradera. A continuación, te presento los cuidados básicos que necesita:

  • Ubicación: Colócala en un lugar sombreado con luz solar indirecta.
  • Temperatura: La planta de la fortuna se desarrolla mejor a una temperatura de alrededor de veinte grados. Puede resistir temperaturas más altas, pero no se recomienda. Durante las épocas más frías, es mejor protegerla.
  • Riego: Sus hojas almacenan agua, por lo que no necesita riegos abundantes. En verano, basta con regarla una vez por semana, mientras que en invierno es suficiente regarla cada quince días aproximadamente. Evitemos el encharcamiento.
  • Poda: Lo mejor es realizar una poda de mantenimiento. Elimina las partes secas o en mal estado de la planta y poda si deseas que tenga un follaje más abundante.
  • Fertilizante: Se recomienda fertilizar la planta de la fortuna una vez cada quince días durante la primavera. En otoño e invierno, será suficiente con hacerlo una vez al mes. Utiliza un fertilizante líquido específico para plantas de interior, diluido en el agua de riego.

Con toda esta información, solo te queda poner manos a la obra y reproducir la planta de la fortuna mediante esquejes. Como puedes ver, no es una tarea complicada y puedes hacerla incluso con los más pequeños de la casa. ¡Disfruta del proceso y dale un toque de prosperidad a tu hogar con esta maravillosa planta!

Fuente de las imágenes:

Advertisement