Buena suerte viviendo: Un poeta inmortal

Advertisement

El renombrado poeta Roberto Fernández Retamar dejó un legado de vida y obra que cautiva a todos los amantes de la poesía. En su colección «Buena suerte viviendo» (1962-1965), Retamar nos transporta a un mundo antiguo lleno de emociones y reflexiones que perduran en el tiempo.

El fuego junto al mar

En estos escritos, el poeta nos sumerge en un mar de sentimientos. Con su pluma dorada, Retamar nos invita a contemplar el fuego que arde junto al mar, la columna viva que ilumina la noche y el amor que encuentra sentido en la vida. Nos muestra cómo los amantes unidos construyen un mundo y al mismo tiempo rompen corazones.

Los pasos breves

En sus versos, el poeta nos habla de los pasos breves, de la puerta rápida, del caer de las telas como hojas de una flor suave y real. Nos invita a reflexionar sobre las palabras perdidas y la hora que se detiene junto a los grandes pétalos por tierra. ¿Hemos perdido todo o más bien lo hemos tenido?

Poesía grabada en la piedra

Retamar nos revela que los poetas nos han enseñado a no grabar en la piedra, sino en los árboles, que van andando hacia arriba en el aire y ponen grandes nombres bajo la luz como banderas. Sin embargo, la piedra guarda líneas cuando ya el árbol es ceniza o mueble. En ella, se encuentra el garabato feroz de unas letras, más allá de la vida del hombre que una tarde las inscribió riendo, soñando y recordando.

Further reading:  Descubre la Feria Madrid por la Ciencia 2006: ¡Una experiencia fascinante!

El privilegio de mirar morir

El poeta nos hace reflexionar sobre el privilegio de ser testigos de la muerte. Nos habla del amor, de la felicidad, de la ilusión de escuchar palabras que desbaratan y construyen. Nos muestra cómo la sombra defiende la entrada del color y el silencio que bruñe los flancos dorados de la melodía.

Advertisement

Usted tenía razón, Tallet: Somos hombres de transición

Retamar nos lleva a cuestionarnos nuestro papel como hombres de transición en un mundo marcado por contrastes y contradicciones. Entre el pasado y el futuro, entre las luces y las sombras, entre la certeza y la incertidumbre, buscamos encontrar nuestro lugar y significado en la historia. Nos enfrentamos a la realidad y buscamos ser parte del cambio.

Ninguna palabra te hace justicia

Por último, el poeta nos recuerda que ninguna palabra puede hacer justicia a su grandeza. La literatura es un intento de capturar su esencia, pero siempre será insuficiente. Su obra trasciende las limitaciones del lenguaje y nos lleva a explorar lo desconocido.

En resumen, la colección «Buena suerte viviendo» de Roberto Fernández Retamar nos sumerge en un mundo lleno de emociones y reflexiones. A través de sus versos, nos anima a reflexionar sobre la vida, el amor, la muerte y nuestro papel en el mundo. Su poesía perdura en el tiempo y nos invita a contemplar la belleza de la existencia. ¡Sumérgete en sus versos y descubre la magia de la palabra! Una Planta

Advertisement