Filodendro Erubescens: Secretos y Cuidados Para una Planta Exuberante

Advertisement

¡Hola a todas mis amigas amantes de las plantas! Hoy quiero compartir con ustedes algunos secretitos sobre el filodendro erubescens. Esta planta, originaria de Sudamérica, es famosa por sus hojas grandes y llamativas. ¡Sigan leyendo para descubrir cómo cuidarla y mantenerla radiante en su hogar!

Características Generales

  • Nombre común: Filodendro
  • Nombre científico: Philondendron erubescens
  • Origen: Sudamérica
  • Luz: Alto o muy alto, evitando el sol directo
  • Temperatura ideal: 16-21 ºC
  • Temperatura mínima: 3-6 ºC
  • Riego: Moderado en verano; dejar secar superficialmente en invierno
  • Fertilización: Cada 3 semanas en verano; cada 2 meses en invierno

Descripción

El filodendro erubescens destaca por sus hojas grandes en forma de flecha y su pecíolo de color rojizo. Es una planta trepadora que, a medida que crece, desarrolla raíces aéreas que se adhieren a diferentes soportes. Esto le brinda rigidez y le permite buscar la luz en su hábitat natural, el denso subbosque tropical.

Las nuevas hojas son de un verde brillante, pero a medida que maduran, adquieren tonalidades más oscuras. En la foto, pueden apreciar la variedad «Red Emerald», con hojas de un verde claro que contrasta con los tallos rojos.

Cuidados y Mantenimiento

El filodendro erubescens no tolera la luz solar directa y prefiere un ambiente con luz filtrada a través de una cortina. Asegúrate de encontrarle un lugar con estas condiciones para su correcto desarrollo.

Riego

Durante el verano, es importante mantener la tierra siempre húmeda, evitando encharcamientos. Cada 3 semanas, puedes aplicarle abono para plantas de hojas. En invierno, reduce los riegos y permite que la capa superior de la tierra se seque ligeramente antes de regarla nuevamente.

Further reading:  Filodendros: ¡Las hojas más impresionantes!
Advertisement

Además, es beneficioso rociar periódicamente sus hojas con agua tibia para proporcionarle la humedad ambiental que necesita y mantenerlas limpias y brillantes.

Consejos

A medida que el filodendro erubescens crece, su tallo se alarga y puede perder consistencia. Por eso, es recomendable colocarle un tutor con musgo para darle soporte y mantener su verticalidad.

Amarra los tallos al tutor y, con cuidado, introduce las raíces aéreas en él para brindarle la rigidez deseada. Recuerda humedecer el tutor con el agua de riego para que las raíces se adhieran mejor.

Y eso es todo, mis queridas amigas. Espero que estos consejos les sean útiles para cuidar y mantener su filodendro erubescens. ¡Recuerden que cada planta es única y merece todo nuestro cariño y atención! Si desean obtener más información sobre plantas exuberantes como esta, pueden visitar Una Planta. ¡Hasta la próxima!

Advertisement