Xanadú: Secretos y consejos esenciales

Advertisement

Las plantas de interior son una excelente opción para dar vida a cualquier espacio. Ya sea que tengas una habitación muy iluminada o que no reciba mucha luz durante el día, siempre hay una especie que se adapta a lo que estás buscando.

En este artículo, descubrirás los secretos y consejos esenciales para cuidar el Xanadú como todo un experto.

Los cuidados del Xanadú

1. Secretos

El Xanadú, también conocido como Philodendron Xanadu, es muy popular entre los amantes de las plantas debido a su increíble follaje, facilidad de cuidado y forma de sus hojas. Pertenece a la familia Araceae y es originaria de Brasil. Fue descubierta por primera vez en la década de 1980 y, en las condiciones adecuadas, puede llegar a alcanzar una altura de hasta 1,5 metros en exteriores. Aunque es una de las variedades de filodendro más famosas, es más pequeña que otras plantas de su misma familia, como la Monstera Deliciosa o la Garra de León.

2. Ubicación adecuada

Uno de los cuidados esenciales del Xanadú es la cantidad de luz que necesita para crecer feliz. Debido a su origen en los bosques tropicales, puede adaptarse perfectamente a lugares con poca luz. Si tienes un espacio que recibe luz indirecta y no está expuesto directamente al sol durante el día, ahí es donde debes colocar tu Xanadú.

3. Temperatura y humedad

Otro cuidado básico para el Xanadú está relacionado con la humedad. Esta especie se siente muy a gusto en ambientes húmedos, por lo que es recomendable rociar sus hojas regularmente para mantener un nivel moderado de humedad. En cuanto a la temperatura, el Xanadú se desarrolla mejor en un rango de 18 a 27 °C. Durante los meses de invierno, es posible que sufra, por lo que si lo tienes en un balcón, se sugiere cambiarlo de lugar para mantenerlo saludable.

Further reading:  El fascinante mundo del filodendro: una planta de interior tóxica pero cautivadora
Advertisement

4. Riego adecuado

Los cuidados del Xanadú no son muy exigentes, por lo que el riego debe ser moderado, máximo una vez por semana. Es importante evitar empapar el sustrato al aplicar agua, ya que el exceso de humedad en la tierra puede hacer que las raíces se pudran. Recuerda que la cantidad de agua requerida puede variar según la estación del año.

Ahora que conoces todos los secretos del Xanadú y algunos consejos para mantenerlo feliz, te invitamos a visitar Una Planta, donde encontrarás esta y otras increíbles plantitas para tu hogar. ¡Descubre el maravilloso mundo de la naturaleza en tu propia casa!

Advertisement