La violeta: Una joya que desafía al invierno y seduce los sentidos

Advertisement

El latido de la primavera se hace eco en el corazón de cada planta, oculto bajo tierra. Resuena en el encuentro entre los rayos de sol y los carámbanos de hielo que cuelgan de los aleros de los tejados. Se tiñe de color gracias a las flores que emergen entre las hojas secas, mientras los mirlos revuelven en busca de lombrices. La alegría de volver a encontrarse con viejas conocidas, como la violeta (Viola odorata), dibuja sonrisas en los rostros de los jardineros. Esta modesta flor engalana los jardines con su aroma exquisito, una combinación de dulzura y sobriedad. Aunque sus colores no sean los más vibrantes, se alza por encima de otras plantas que cubren el suelo bajo arbustos y árboles.

La violeta: una flor que desafía al invierno

Cuenta la historia que en la Corte vienesa del duque Leopoldo VI, en el siglo XIII, existía una tradición vinculada a la delicada violeta. La primera persona que encontraba una de estas flores en floración en marzo tenía la obligación de acudir a la Corte e informar al duque. Entonces, una comitiva saldría en busca de ese primer indicio de que el frío estaba a punto de desaparecer, o al menos, de que los días más cálidos estaban cada vez más cerca. Una vez allí, la doncella más humilde tenía el honor de cortarla. El invierno sería vencido y los juegos y paseos al aire libre se multiplicarían, borrando la oscuridad de los días más cortos.

Una planta herbácea con encanto propio

La violeta, nativa de Europa y Asia occidental, cuenta con tallos laterales llamados estolones que le permiten colonizar su entorno. Aunque no es invasiva, puede cubrir fácilmente grandes extensiones de terreno si las condiciones son favorables. La violeta es feliz tanto en lugares con luz intensa como a la sombra, siempre y cuando reciba algún rayo de sol que se filtre entre otras plantas más altas. Por esta razón, es ideal para cultivar bajo arbustos o en los bordes de los senderos, creando una alfombra vegetal.

Further reading:  Cerezos: La Belleza y Cuidado de los Árboles Frutales

Sus hojas en forma de corazón tienen un atractivo color verde hierba que contrasta maravillosamente con las plantas de tonos verdes más oscuros. Además, es perfecta para cultivar en macetas en terrazas o ventanas, combinada con otras especies en el mismo recipiente. Sin embargo, la violeta no tolera los extremos; en veranos muy calurosos y secos crecerá con dificultad, al igual que en inviernos muy fríos. Pero cuando el calor pasa y las heladas desaparecen, retoma su crecimiento vigorosamente.

Las hojas de la violeta tienen una característica forma acorazonada.
Las hojas de la violeta tienen una característica forma acorazonada. (Eduardo Barba)

Un tesoro versátil

Según el experto cultivador Roy E. Coombs en su libro «Violetas: la historia y el cultivo de las violetas perfumadas», la violeta fue una de las primeras flores cultivadas en Atenas para ser comercializadas en el mercado, según el padre de la botánica, el griego Teofrasto.

Advertisement

En palabras de Javier Feliu, propietario de la floristería Feliu en Valencia, «El 9 de noviembre ya empieza a haber violetas, como en la canción de Cecilia, y su temporada de venta se prolonga hasta pasado el Día de los Enamorados, el 14 de febrero. La letra de Cecilia cuenta una historia de amores secretos y menciona el aroma de las violetas: ‘¿Quién la escribía versos?, dime, ¿quién era? / ¿Quién la mandaba flores por primavera? / ¿Quién cada nueve de noviembre, como siempre, sin tarjeta / La mandaba un ramito de violetas?'». Vicente Beltrán, uno de los últimos productores de esta flor en España, provee a la floristería Feliu.

Un ramito de violetas confeccionado por la floristería Feliu de Valencia con las flores de Vicente Beltrán.
Un ramito de violetas confeccionado por la floristería Feliu de Valencia con las flores de Vicente Beltrán. (Floristería Feliu)

Las violetas también tienen un vínculo centenario con el amor y son uno de los atributos de la diosa griega Afrodita. Por su aroma seductor, se conocen popularmente como «violetas de olor». Además, son comestibles y se utilizan para hacer caramelos y licores. La violeta también está cargada de simbolismo. Se utilizaba en la antigua Roma para decorar tumbas en el «Dies violaris», el día de la violeta en honor a los muertos. Al mismo tiempo, la violeta está íntimamente relacionada con la Virgen María, a quien se llamaba «violeta de humildad».

Further reading:  Letras Perfumadas - El Encanto de las Violetas según Pablo Neruda

La violeta en el arte y la vida

El arte nunca ha sido indiferente ante la belleza modesta de la violeta. En el Museo Nacional del Prado, la violeta es una de las diez flores más representadas en su colección y aparece en innumerables cuadros de todas las épocas. En «La bacanal de los andrios» de Tiziano, las flores de violeta están presentes en dos lugares destacados: adornando la cabeza de un niño que orina en el río de vino que fluye por la isla y en la oreja y el escote de una de las mujeres recostadas en el prado. En el primer caso, se cree que la corona de violetas servía para prevenir la resaca, según la antigua creencia griega. En el segundo caso, es probable que la violeta represente el amor en un cuadro que celebra la vida y los placeres. Sin duda, la violeta pertenece a ese mundo.

En 'La bacanal de los andrios', de Tiziano, las flores de violeta hacen acto de presencia en dos lugares: en la cabeza de un niño y en la oreja y el escote de una de las mujeres recostadas sobre la pradera.
En ‘La bacanal de los andrios’, de Tiziano, las flores de violeta hacen acto de presencia en dos lugares: en la cabeza de un niño y en la oreja y el escote de una de las mujeres recostadas sobre la pradera. (Museo Nacional del Prado)

La violeta persiste como una belleza modesta que desafía al invierno y seduce los sentidos. Su delicado aroma y su historia llena de significado hacen que sea una planta especial en el mundo de la botánica. Siembran memoria en nuestros corazones y añaden una pincelada de color y fragancia a nuestros jardines y vidas. ¡Descubre la magia de la violeta y déjate cautivar por su encanto único!

Para obtener más información sobre la violeta y otras plantas fascinantes, visita Una Planta.

Advertisement