Pasión por la Maracuyá: Una fruta exótica y versátil

¡Descubre la maracuyá, también conocida como fruta de la pasión! Esta deliciosa fruta, que pertenece al género Passiflora sp., tiene muchos nombres y esconde una gran variedad de usos y beneficios para la salud.

Un vistazo a la Maracuyá

La maracuyá, también llamada mburucuyá, parcha, parchita, chinola, flor de la pasión, maracuyá común, granadilla, mburucuja, curubo, curuba de Castilla, pasionaria o tacso, es una fruta exótica que está ganando popularidad debido a su sabor y a los beneficios que aporta a nuestra salud.

Además de su consumo fresco o en zumos, la maracuyá es una planta trepadora ornamental muy utilizada en jardinería pública y privada. Sus llamativas flores y su capacidad para cubrir vallas y muros la convierten en una opción ideal para embellecer cualquier espacio.

Fruta de la pasión

Pasiflora sp.: Una familia diversa

La maracuyá pertenece al género Passiflora sp., que agrupa a más de 550 especies. De estas, alrededor de 50 son comestibles y tienen interés comercial. Aunque cada especie tenga nombres específicos para sus frutos, coloquialmente se les llama a todas «frutos de la pasión» o maracuyá.

La mayoría de especies son originarias de América tropical y subtropical, especialmente de Brasil, Colombia, Perú y Ecuador, aunque también se encuentran algunas en el sur de Asia, Australia y Oceanía. Estas especies y sus híbridos presentan diferencias morfológicas significativas en sus tallos, hojas, flores y frutos.

Las especies de Passiflora sp. son plantas trepadoras que se ayudan de zarcillos para crecer. Las variedades ornamentales son ideales para cubrir vallas, muros, cenadores y celosías, mientras que las especies comestibles requieren estructuras de soporte y guía.

Further reading:  Los Diferentes Tipos de Marihuana: Una Guía Completa

Cultivo de la maracuyá

Cuando se cultiva la maracuyá con fines frutales, se requiere una estructura que permita guiarla mediante postes y alambres, formando copas vegetales similares a otros frutales como los kiwis. El cultivo puede realizarse en espalderas verticales o en modo parral, similar al cultivo de la uva de mesa.

La densidad de cultivo y la productividad varían según la especie, la variedad y el sistema de cultivo. Puede haber de 400 a 2.500 plantas por hectárea, con una producción que oscila entre las 15 y 60 toneladas por hectárea y año. Factores como la especie y variedad cultivada, la técnica de cultivo, la climatología y el grado de tecnificación influyen en estas cifras.

La maracuyá se adapta a diversos climas dentro del ámbito cálido, como el tropical de baja altitud, el subtropical de alta altitud y el clima templado. Requiere exposición al sol y suelos fértiles con disponibilidad de agua de riego. La plantación se realiza siguiendo el marco de plantación recomendado y guiando las ramas sobre las estructuras creadas para tal fin.

Fruta de la pasión

Principales especies de maracuyá

Dentro de las más de cincuenta especies de Passiflora sp. cultivadas para su comercialización, algunas destacan por su producción a nivel industrial. A continuación, te presentamos algunas de las más relevantes internacionalmente.

Passiflora edulis Sims

El maracuyá amarillo es la especie más cultivada para la producción de zumos. Aunque es poco conocida en el mercado europeo debido a su adaptación al clima tropical y subtropical de baja altitud, su producción alcanza entre 30 y 50 toneladas por hectárea y año. Sus frutos, de corteza amarilla y pulpa aromática, tienen un sabor ácido y son ricos en nutrientes.

Further reading:  Cineraria Marítima: La Planta Ideal para tu Jardín

El maracuyá morado se cultiva en países como Kenia, Sudáfrica, Colombia, Perú y algunos países de Asia. Es más conocido en el mercado europeo por su buen tamaño y agradable sabor. Sus frutos, de corteza morada y pulpa aromática, son menos ácidos y más dulces que los del maracuyá amarillo. Mejor se adapta al clima subtropical o tropical de altitud.

Passiflora pinnatistipula Cav.

La gulupa se cultiva principalmente en Colombia y Ecuador. Es muy similar al maracuyá morado en hojas, flores y frutos. Sus frutos más pequeños, de corteza púrpura y pulpa aromática, se comercializan con éxito en el mercado europeo como fruta fresca. Su cultivo se realiza en clima subtropical, y su productividad oscila entre las 15 y 25 toneladas por hectárea y año.

Passiflora alata Curtis

El maracuyá dulce es la segunda fruta de la pasión más producida en Brasil, y se consume exclusivamente como fruta fresca. Sus frutos, de corteza amarilla, forma alargada y sabor aromático, pesan entre 200 y 300 gramos. Esta especie se cultiva en clima subtropical o tropical de altitud.

Passiflora ligularis Juss.

La granadilla se cultiva en un clima subtropical de alta altitud, entre 1.100 y 2.600 metros sobre el nivel del mar, en regiones de Ecuador, Colombia, Venezuela y Bolivia. Sus frutos, de piel amarilla y pulpa poco coloreada pero aromática, se consumen frescos tanto en los mercados de origen como en Europa, gracias a las exportaciones.

Passiflora incarnata L.

La maypop es una fruta de la pasión originaria del sureste de Estados Unidos. Aunque se cultiva para obtener materia seca y su comercialización se enfoca en la industria farmacéutica, sus frutos también son comestibles. Esta planta se adapta bien a climas templados.

Further reading:  Por qué me pican los pies y cómo aliviar el picor

Usos y beneficios de la maracuyá

La maracuyá se ha ganado su reputación gracias a los numerosos beneficios que se le atribuyen para la salud. Es rica en nutrientes, minerales y vitaminas, especialmente antioxidantes, flavonoides, vitaminas A y C, riboflavina, niacina, hierro, magnesio, fósforo, cobre, fibra y proteínas.

Además de su consumo fresco, la maracuyá se utiliza en la industria para elaborar zumos, harinas, aceites para cosmética, mermeladas y fármacos vitamínicos. Su versatilidad y su sabor único la hacen destacar en el mercado.

El mercado de la maracuyá

Los principales países productores de maracuyá son Brasil, Indonesia, India, Colombia, Perú y Ecuador. Brasil lidera la producción mundial con alrededor de 850.000 toneladas al año. Sin embargo, Colombia, Ecuador, Perú, Kenia, África del Sur, Vietnam y Tailandia son los mayores exportadores de fruta fresca de maracuyá. En Europa, su consumo como zumo o fruta fresca va en aumento.

El precio de la maracuyá varía según la especie cultivada, la calidad de los frutos, la época del año y el sistema de cultivo. En el sureste español, debido a su clima favorable, el cultivo de la maracuyá se está incluyendo en el programa estratégico de diversificación hortofrutícola.

¡Disfruta de la maracuyá y descubre todos los sabores y beneficios que esta fruta exótica tiene para ofrecer!

Fuente: Una Planta