El increíble papel del fósforo en la nutrición de las plantas

El increíble papel del fósforo en la nutrición de las plantas
Advertisement

¡Descubre la importancia del fósforo en la nutrición de las plantas y cómo puede afectar su crecimiento! En este artículo, exploraremos el fascinante mundo de este elemento esencial para el desarrollo saludable de los cultivos. ¡Prepárate para conocer información clave que te sorprenderá!

El fósforo soluble en el suelo: Clave para el éxito

Uno de los aspectos más relevantes sobre la disponibilidad del fósforo en el suelo es su relación con las estaciones frías. En ocasiones, a pesar de que los niveles de fósforo en el suelo sean normales, los cultivos como el tomate, el pimiento o la berenjena pueden presentar carencias de este elemento. En estos casos, el análisis foliar se convierte en una herramienta confiable para obtener resultados más precisos.

Casas y Casas (1999) establecen los niveles normales de fósforo en el extracto saturado entre 2.0 y 3.0 mg L-1, aunque pueden alcanzar un máximo de 5.0 mg L-1. Sin embargo, consideran que niveles superiores a 7.5 mg L-1 son excesivos, al igual que los inferiores a 1.0 mg L-1, que se consideran deficitarios.

Es importante tener en cuenta que, aunque los valores se encuentren dentro de los rangos normales, en suelos con temperaturas bajas, la capacidad de absorción de fósforo por parte del sistema radicular es mínima. Ante cualquier duda, se recomienda realizar un análisis foliar y, de ser necesario, corregir las deficiencias a través de la aplicación foliar.

Further reading:  Cuidado de la Planta de Jade: Todo lo que necesitas saber

Otro aspecto a considerar es la posibilidad de acumulación de fósforo soluble en el suelo. En suelos neutros o ligeramente ácidos, valores superiores a 10 mg L-1 pueden causar carencias inducidas de zinc en cultivos de tomate cuando la temperatura aumenta.

El fósforo en la planta: Analizando su uso y estado nutricional

La absorción y utilización de nutrientes minerales por parte de las plantas se refleja en la concentración de cada uno de ellos en sus tejidos y en la relación entre estas concentraciones. Por lo tanto, el análisis de tejidos seleccionados proporciona valiosa información sobre el estado nutricional de la planta.

Mientras que el análisis del suelo nos permite conocer los niveles de nutrientes minerales asimilables, es el análisis foliar el que revela cómo la planta utiliza estos elementos nutritivos. La hoja es la parte utilizada para este tipo de análisis, ya que su alta actividad metabólica ofrece una guía confiable sobre los cambios en el estado nutricional de la planta.

En el cultivo del tomate, se recomienda tomar muestras de hojas jóvenes completamente formadas, específicamente la cuarta hoja desde la parte superior. En el caso de diagnosticar posibles carencias, solo se deben muestrear las plantas afectadas. Sin embargo, si se desea conocer el estado nutricional general del cultivo, se deben tomar plantas representativas del mismo. En ambos casos, se recomienda tomar alrededor de veinte muestras.

Según Casas (1996), la variedad del cultivo juega un papel fundamental, ya que existen ciertas carencias relacionadas con la posible sensibilidad de las plantas a estas deficiencias. Además, el estado de desarrollo y el número de ramilletes por planta son factores que ayudan a interpretar los resultados del análisis. Los niveles normales de fósforo en hojas de plantas jóvenes y adultas oscilan entre 0.3% y 0.7% sobre materia seca, siendo crucial no superar el 0.75% para evitar carencias de zinc.

Further reading:  Cestas de Plantas: Regalando Naturaleza de una Forma Innovadora
Advertisement

En el caso de valores inferiores a 0.24%, se considera que existen deficiencias de fósforo, lo cual se manifiesta inicialmente en una coloración violácea en el envés de las hojas debido a la generación de antocianinas, asociada normalmente a bajas temperaturas. A medida que avanza esta carencia, aparecen manchas marrones irregulares que se desplazan hacia la parte superior de la planta, la cual suele presentar un menor tamaño y un tono verde oscuro.

Recomendaciones clave sobre la fertilización fosforada

Especialistas como Andrades y Martínez (2022) ofrecen valiosas recomendaciones para la fertilización fosforada, entre las que se destacan:

  • El comportamiento del fósforo en el suelo es complicado debido a su baja movilidad.
  • Se acumula en el suelo y las plantas lo absorben según sus necesidades.
  • Es importante aplicarlo cerca de las raíces debido a su baja movilidad.
  • La presencia de materia orgánica en el suelo favorece su asimilación.
  • La aplicación adecuada y generosa del fósforo garantiza un mayor aprovechamiento en comparación con una aplicación escasa.
  • En suelos alcalinos, puede producirse una fijación lenta e irreversible, formando fosfato tricálcico no recuperable.
  • En suelos ácidos, el bloqueo de una parte del fósforo en forma de fosfatos de hierro y aluminio puede ser resuelto mediante una enmienda caliza.

¡El fósforo desempeña un papel esencial en la nutrición de las plantas! Desde su disponibilidad en el suelo hasta su absorción y utilización en la planta, este elemento es clave para su crecimiento saludable. Así que la próxima vez que disfrutes de tus cultivos, recuerda agradecer al fósforo por su increíble contribución. Si deseas profundizar en este tema y obtener la mejor asesoría para tu cultivo, visita Una Planta, donde encontrarás información valiosa para llevar tus plantas al siguiente nivel.

Further reading:  Enamorados de las Flores y Plantas


Encuentra más información en el siguiente video:

YouTube

Advertisement